Lado B
Activistas temen retroceso en DDHH con la llegada de Rivera Pérez
Temen que puertas del Ayuntamiento de Puebla se cierren a las personas de la diversidad sexual
Por Lado B @ladobemx
15 de septiembre, 2021
Comparte

Sofía Ruiz | @SofíaaaaaRuiz

Las expectativas de organizaciones civiles y personas que luchan por garantizar los derechos humanos frente a la llegada de Eduardo Rivera Pérez al Ayuntamiento de Puebla el próximo 15 de octubre son, en general, negativas para el avance en la materia.

Jueves.png

“Bajita la mano, la administración que entra viene con un discurso de corregir el rumbo de Puebla», menciona Alba Méndez, co-coordinadora de la Comunidad Espiritual Cuir de Puebla. Pese a que durante la gestión de Rivera Vivanco se dieron reformas y cambios importantes a favor de los derechos humanos de todas las personas, ahora «sin que sea un ataque directo, corregir el rumbo significa que Puebla va por mal camino [en cuanto a DDHH]», agrega.

Alba Méndez también explicó que, aún cuando los discursos parecen inofensivos, si se acompañan con la omisión de los gobiernos para atender las exigencias de grupos de la sociedad civil, podrían permitirse agresiones y violencias “bajo la lógica de estamos corrigiendo el rumbo”.

Para la Comunidad Espiritual Cuir de Puebla, el escenario más probable para la administración de Rivera Pérez es uno en el que la presidencia municipal cierra sus puertas al diálogo con la sociedad civil, generándose un estancamiento en las iniciativas que buscan garantizar los derechos de todas y todos.

También puedes leer: Dictamen de la SCJN sobre ley antiaborto en Sinaloa sienta un precedente para Puebla

Mientras que el mejor de los escenarios que la colectiva El Taller AC tiene previsto es que el presidente municipal electo se quede al margen de los temas que no le son agradables, respetando los derechos ya ganados por la sociedad civil y sin utilizar su posición como líder para sumar a la división social.

“Desgraciadamente”, dice Gabriela Cortés, integrante y coordinadora de El Taller AC, las diversidades sexuales y los derechos reproductivos no son asuntos que el PAN adoptaría, esto fue notorio en los discursos pronunciados desde el Congreso durante los debates sobre el matrimonio igualitario o el aborto; además de que Eduardo Rivera dejó una muestra de su línea de acción durante su primer mandato en el periodo de 2011-2014.

El estancamiento también es retroceso

Es necesario mencionar que ni los avances en materia de derechos humanos, ni las acciones para promover que se garanticen a todas las personas ocurrieron por iniciativa de la alcaldesa de Puebla, quien se sumó a la agenda impulsada desde hace varios años por las organizaciones civiles como El Taller AC. Aún así, el que Claudia Rivera haya fijado su postura abiertamente a favor de las diversidades, se haya nombrado feminista y activista, ganó el reconocimiento de quienes han pugnado el tema por años.

Por su lado Eduardo Rivera no se ha manifestado a favor de la diversidad sexual en ninguna ocasión y continúa ignorando el tema. Incluso señaló que Claudia Rivera “le estaba dejando una ciudad devastada”, sin reconocer los logros en materia de derechos humanos.

De acuerdo con Alba Méndez, “el escenario ideal sería que sí pudiera haber algunos avances, pero el escenario más probable, o el menos peor, podría ser [que haya] un estancamiento, sobre todo en los derechos de personas de la diversidad sexual, de las mujeres; el peor escenario es en el que pudiera haber un retroceso”.

44FC70AB-D44C-4E98-9276-F7428A56EC7C.jpeg

Foto: Marlene Martínez

Sin embargo, advierte también que el hecho de que temas que involucran la concientización sobre las diversidades sexuales dejen de tener presencia social aumenta el riesgo de que la búsqueda constante de derechos parezca innecesaria para el resto de la población, incrementando la división ya existente en Puebla.

“Cuando hay un estancamiento lo que sucede es que se puede generar en la sociedad una ilusión de que ya alcanzamos absolutamente todos los derechos, y también puede generar discursos en la sociedad que devengan en más persecución; en más señalamientos, o incluso en agresiones hacia las personas LGBT”, explicó Alba Méndez en entrevista.

Otro de los elementos que hacen a las y los colectivos dudar de la seguridad para conservar los derechos alcanzados es que el alcalde electo de Puebla mantendrá en su gabinete y cabildo a una mayoría de personas que forma parte de su grupo político, por lo que tendría la capacidad de incidir en distintas áreas del Ayuntamiento.

Imposible retroceder en materia de derechos 

Por otra parte, la diputada de la LXI Legislatura, Rocío García Olmedo, consideró que Eduardo Rivera es sabedor de los momentos actuales de la sociedad, por lo que deberá implementar políticas públicas incluyentes en su municipio.

“Tiene que haber [políticas públicas a favor de todas y todos], no puede haber retrocesos en esta medida porque ya hay normas que tienen que cumplir y las tienen que cumplir todos los municipios sean de la afiliación ideológica que sean”, expresó la legisladora.

En entrevista para LADO B, García Olmedo, promotora de iniciativas a favor de la despenalización del aborto en el estado, hizo hincapié en las diferencias entre las acciones asistenciales y la implementación de políticas públicas, pues las primeras no reciben la misma atención ni generan los mismo cambios a largo plazo que las últimas.

Tal vez te interese: Celebran primera boda colectiva LGBTTTI+ en Puebla

La diputada también señaló que las acciones asistenciales, generalmente, no están asociadas con la figura presidencial, por lo que no se percibiría como parte de las causas impulsadas por Rivera Pérez: “Es muy distinto pensar en acciones asistenciales que serán llevadas, seguramente por [Liliana Ortiz], la esposa del señor presidente municipal, desde el DIF, a llevar a cabo políticas públicas de atención a las mujeres y a todos los grupos de la diversidad sexual en términos del manejo que se lleve desde su gobierno”, agregó.

Hacer comunidad para visibilizar discursos 

García Olmedo también coincide con las organizaciones y activistas en que no se permitirá, de ninguna manera, que la nueva administración de la capital poblana elimine derechos ya ganados por las mujeres y personas de la diversidad sexual.

“Si esta administración se mantiene omisa, o callada, o apática hacia estos temas, lo que a nosotres nos correspondería es mantenernos visibles y compartiendo lo que queremos decir para seguir luchando por garantizar nuestros derechos”, dijo la co-coordinadora de la Comunidad Espiritual Cuir de Puebla.

Frente al escenario previsto, Gabriela Cortés consideró que sólo queda que hacer alianzas desde las colectivas para seguir con las exigencias para que se reconozcan los derechos de todas y todos.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion