Lado B
Poderes locales vencen a Barbosa en el Triángulo rojo
En la zona centro de la entidad, en la región conocida como ‘Triángulo rojo’, las elecciones mostraron que el poder no quedó en manos del Ejecutivo Estatal, sino que prevalecieron los poderes locales
Por Lado B @ladobemx
09 de agosto, 2021
Comparte

Las pasadas elecciones movieron el tablero político en el estado y la zona conocida como el Triángulo Rojo; esa franja que cruza la entidad y ha sido el epicentro del robo de combustible en la entidad, no fue la excepción. 

Lunes.png

 

Ahí, pequeños cacicazgos en ciernes como el se configura alrededor del actual líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, se fortalecieron; pero también lo hicieron políticos relacionados familiarmente con grupos de la delincuencia organizada, como pasó en el caso del actual presidente municipal de Quecholac, quién logró la reelección.

Al contrario de lo que sucedió con varias de las candidaturas que eran respaldadas por el gobernador Luis Miguel Barbosa, que no lograron repetir.

De hecho, la operación política para definir a candidatos y candidatas por el partido Morena provocaron primero los señalamientos de imposición, y que varios aspirantes que inicialmente buscaban ser abanderados por ese partido terminaran compitiendo por el PVEM. 

Los Mier de Tecamachalco

El municipio de Tecamachalco es uno de los principales centros urbanos y laborales de la zona; es, también, lugar de origen de Ignacio Mier Velazco. Aunque fue en la ciudad de Puebla y bajo las siglas del PRI que hizo carrera política desde los años 90, llegando incluso a ser nombrado candidato al senado por ese partido político en 2006.

La alternancia partidista que significó el arribo a la gubernatura de Moreno Valle no le significó un problema, pues Mier Velazco logró colar a su hijo, Ignacio Mier Bañuelos, como candidato de la alianza partidista que Moreno Valle construyó como respaldo político.

Así Mier Bañuelos fue abanderado por la alianza PAN-PRD y logró la diputación por el distrito de Tecamachalco en la LIX legislatura, la legislatura que acompañó la segunda mitad del gobierno de Moreno Valle y se extendió durante todo el periodo que duró el gobierno de su sucesor, Antonio Gali Fayad.

El cambio de figuras políticas que significó el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia del país, supuso también un cambio partidista. La familia Mier se subió al barco de la 4T desde un año antes de la elección, en 2017, cuando el padre Ignacio Mier Velazco fue nombrado delegado de Morena en Durango, y después consiguió una diputación federal por la vía plurinominal.

Ya en la Cámara de Diputados, Mier Velasco fue nombrado líder de la bancada de Morena, tras la salida de Mario Delgado Carrillo quien dejó la cámara para asumir la presidencia del partido.

Mier Velasco operó para lograr que su hijo Mier Bañuelos fuera nombrado candidato a la presidencia municipal de Tecamachalco dejando en el camino a la que se veía como la candidata del gobernador Barbosa, la aún presidenta municipal, Marisol Cruz García.

También puedes leer: Cacicazgos poblanos: familias controlan algunos municipios desde hace más de 10 años

Las posiciones de poder en lo local de los Mier no se quedan sólo en la presidencia municipal, pues Ruth Zárate Domínguez, la ex panalista que llegará al congreso local como diputada de Morena, les debe la candidatura. 

A eso se suma la diputación local que por la vía plurinominal obtuvo Daniela Mier Bañuelo, otra de las integrantes de la familia Mier, lo que consolidará el poder de los Mier en la región.

Los Martínez Fuentes

Jose-Alejandro-Martinez-FB.jpg

Foto: Facebook José Alejandro Martínez

En Quecholac se reeligió el actual presidente José Alejandro Martínez Fuentes, abanderado por el partido estatal Pacto Social de Integración (PSI), quien de nueva cuenta ganó con un buen margen. 

Martínez Fuentes además de ser uno de los pocos políticos con poder que aún le quedan a PSI, uno de los partidos estatales que el morenovallismo se inventó en su estrategia para fragmentar el voto, es también hermano de Antonio Valente Martínez Fuentes, mejor conocido como “Toñín”, a quien las fuerzas de seguridad ubican como líder de un grupo dedicado al robo de combustible o huachicoleo.

De hecho, la semana pasada fuerzas de seguridad del estado catearon la casa de la familia Martínez Fuentes en Palmarito Tochapan, y buscaban al Toñín, como reconoció el gobernador Barbosa en su rueda de prensa matutina, situación que provocó la reacción de vecinos de la comunidad que protestaron contra la acción policial.

La familia Martínez Fuentes mantiene un fuerte control en Palmarito Tochapan, que sin ser la cabecera del municipio es, por mucho, la localidad más poblada. Ganar esta localidad en una elección es ganar todo el municipio, y eso fue lo que pasó en la pasada jornada electoral, lo que permitió la reelección de José Alejandro Martínez Fuentes. 

Su principal contrincante, Benito Camarillo, tío de Néstor Camarillo, actual dirigente del PRI en el estado, quedó lejos en la votación. Sobra decir que ni Camarillo ni Martínez Fuentes mantienen buena relación o son afines al grupo de Miguel Barbosa.

Nada para Barbosa

Adan-Silva-FB.jpg

Foto: Facebook Adán Silva

En Palmar de Bravo, colindante con Quecholac, el ganador fue Adán Silva Valeriano, abanderado por el PVEM, contratista que pasa casi todo su tiempo fuera del municipio. Pese a la tensión electoral donde se ventilaron escándalos de robo de urnas, compra de votos y urnas embarazadas, así como las amenazas de la dirigencia estatal del PAN de impugnar la elección, el triunfo se lo llevó Silva Valeriano. El edil electo no está relacionado públicamente con ningún grupo político.

José Huerta Espinoza, quien ya había sido candidato a diputado local por el PAN en 2017, fue uno de los abanderados de Morena que sí ganó en la elección, al quedar como presidente municipal de Tepeaca.

Y en Yehualtepec, que ha figurado en medios por la presencia de supuestos grupos de autodefensas, resultó ganador Marcos Mauricio Pérez Moya, candidato independiente que hizo alianzas con los principales grupos del PAN tradicional (afines a personajes como Ana Teresa Aranda).

También puedes leer: Un triángulo (rojo) de desapariciones y ausencias

En el municipio de San Salvador El Seco, que está en la misma zona pero al norte de la autopista México-Puebla, más cerca del complejo industrial de Audi, se registraron conflictos electorales, desde señalamientos de compra de votos hasta ataques armados durante la jornada. Finalmente resultó ganador Manuel Orato Vélez por el PRI.

En cuanto a diputaciones, la federal la ganó Nelly Maceda, con el respaldo de Ignacio Mier, superando al priista Alberto Jiménez Merino. Cabe destacar que el Distrito XIV federal de Acatlán de Osorio es el más grande de todo Puebla, abarcando 49 municipios, y aún así Maceda ganó con más de 30 mil votos de diferencia. 

La campaña más fuerte se hizo en Tecamachalco, que es donde está la lista nominal más grande. Finalmente la zona se afianzó como un bastión de los Mier, pues se ha mencionado que la familia tiene aspiraciones para las elecciones de 2024. 

Con los resultados electorales los personajes de los grupos más tradicionales de Morena fueron desplazados, incluyendo a la gente afín al gobernador Miguel Barbosa.

*Foto de portada: Facebook Nacho Mier

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion