Lado B
De líder huachicolero a agricultor: construir imagen en redes sociales
Antonio Martínez Fuentes se sirvió del huachimarketing para intentar cambiar la opinión pública sobre él y construir la percepción de que es humanitario y próspero empresario del campo que, aprovechando el confinamiento provocado por COVID-19, repartió despensas a familias vulnerables en varios municipios de Puebla
Por Lado B @ladobemx
10 de octubre, 2021
Comparte

Hace un par de semanas, el gobierno del estado detuvo a José Alejandro Martínez, alcalde reelecto de Quecholac, Puebla, cargo de elección popular que obtuvo gracias al apoyo de su familiar Antonio Martínez Fuentes, el “Toñín”, líder huachicolero de la región poblana conocida como el “Triángulo Rojo”.

El texto que hoy publicamos bajo la pluma de Pedro Alonso, reportero y cabeza del portal Proyecto Cinco, revisa el trabajo de promoción que el criminal ha puesto en marcha en redes sociales para cambiar la narrativa que lo ubica en el mundo del crimen y presentarse como próspero empresario agrícola. 

Y forma parte del libro inédito: Violencia criminal y coronavirus. Miradas desde el Periodismo de Investigación, el cual es coeditado por El Colegio de México y el Instituto para la Seguridad y la Democracia AC. Además de que será uno de los cinco trabajos que estará en la edición especial que será traducida al idioma inglés.

Pedro Alonso Benitez

“Buenas tardes, ya nos encontramos en San Ramón. Aquí inicia la fila”, dice la voz en off de una mujer, mientras en el video se observan dos tractocamiones cargados de verduras, y a cientos de personas formadas esperando recibir una despensa.

Miercoles.png

“Por favor apóyenos con su sana distancia, y con su cubrebocas bien puesto”, reitera la mujer, mientras sigue grabando mamás con hijos en brazos, personas de la tercera edad y familias completas. “Ya tenemos una gran fila esperando por su despensa de verdura, que nos hicieron el favor de donar los agricultores de Palmarito, gracias a la convocatoria de Antonio Valente Martínez Fuentes”, presume la mujer.

El video citado fue grabado en San Ramón, una colonia popular en el sur de la capital del estado de Puebla, el 14 de diciembre del 2020, y que fue publicado en la fanpage de Antonio Martínez Fuentes, un hombre que, aprovechando la crisis por la pandemia, entregó cientos de toneladas de verduras, hortalizas y legumbres, presentándose como un campesino próspero y benefactor.

Sin embargo, de acuerdo con el Diagnóstico de Seguridad y Justicia en el Estado de Puebla, del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública Antonio Martínez Fuentes es un objetivo prioritario, por ser un líder huachicolero del Triángulo Rojo que opera al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

El video narrado al inicio de este texto forma parte de lo que se podría denominar una estrategia de marketing, o, para ser precisos, de huachimarketing a través de Facebook, la red social más grande del mundo, que le permitió a “El Toñín” construir una imagen de benefactor y extender su capital social.

La fanpage “Antonio Martínez Fuentes” ha logrado hasta la fecha en que se redactó este texto el “me gusta” de más de 26 mil personas, un poco más de la mitad de la población de Quecholac, el municipio poblano donde radica, y más de 66 mil usuarios siguen sus publicaciones. Actualmente cuenta con 980 videos publicados, de los cuales 890 son sobre el reparto de víveres, que incluyen agradecimientos de las personas beneficiadas y las supuestas donaciones hechas por campesinos del municipio de Quecholac y su región, para que miles de familias de colonias populares de la ciudad de Puebla y otros municipios de los estados de Veracruz y Oaxaca recibieran una despensa, para hacerle frente a las carencias que trajo la COVID-19.

El líder huachicolero

En el estado de Puebla hay registros de que el huachicol (extracción ilegal del hidrocarburo en los ductos de Pemex) se inició al menos desde el año 2000, pero fue en el sexenio del difunto gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, cuando creció de manera exponencial; especialmente en una zona bautizada como el Triángulo Rojo, una franja que atraviesa el centro del estado, conformada por los municipios: Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco, Acatzingo y Tepeaca.

Ahí fue donde nació el famoso Santo Niño Huachicolero: una imagen del Santo Niño de Atocha ataviado con una manguera y una garrafa, utensilios que se usan para la extracción ilegal de los ductos de Pemex. Incluso hay una versión popular según la cual ya tiene su capilla construida por “El Toñin”. De hecho, el 2 de febrero, Día de la Candelaria, mucha gente de la región ya buscaba vestimenta del Santo Niño Huachicolero para su Niño Dios, como si fuera una especie de amuleto que les protegiera de caer en manos de la policía o ser víctimas de sus enemigos.

Quecholac es un municipio donde domina la pobreza. En 2010, el 80.6 por ciento de la población reportaba una situación de pobreza (“personas que presentan al menos una carencia social y su ingreso es insuficiente para adquirir bienes y servicios que requieren para atender sus necesidades alimentarias y no alimentarias”), según el Coneval, cinco años después el porcentaje fue de 80.9 por ciento. La situación económica de sus paisanos le permitió al “Toñín” cooptarles con relativa facilidad.

Según consignó el reportero Alberto Melchor en el portal e-consulta, fue gracias a un compadre conocido como “El Ingeniero”, que Martínez Fuentes, desde el 2010 vio en el robo de combustible un gran negocio, específicamente en el ducto Cactus-Tula-Guadalajara, por lo que empezó a adquirir los terrenos por donde cruzaba para poder extraer el hidrocarburo libremente.

WhatsApp-Image-2021-10-04-at-10.28.28-PM.jpeg

Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

De acuerdo con versiones periodísticas, para no perder el control de la zona “El Toñín” conformó un grupo criminal que se especializó en el robo, trasiego y venta del combustible robado al poliducto de Pemex, actividad que se registró con mayor notoriedad entre los años 2014 y 2015, y al que pronto se sumaron otros delitos de alto impacto como el secuestro, trafico de drogas y trata de personas.

En su tesis de maestría, la investigadora María del Rosario Carbajal Rodríguez, encontró una fuente cercana a “El Toñín” que le refirió que él no era un simple campesino, un jornalero, sino una persona con una posición económica medio-superior. Lo cual se puede confirmar con la existencia, desde los años 70, de la empresa productora de zanahorias Martínez Produce, propiedad de su familia.

Y fue precisamente durante la época dorada del huachicol cuando la empresa que estaba en Palmarito Tochapan fue trasladada al Rancho Santa Cecilia, ubicada sobre la carretera a San Salvador El Seco, cuya existencia se dio a conocer tras un cateo el 15 de mayo del 2017 por parte de las autoridades estatales y federales, por formar parte de las propiedades de “El Toñín”.

Los pobladores de Palmarito Tochapan lo definen como “El Amigo del Pueblo” o “El Padrino”, debido a que realizó donaciones y apoyó a la gente más vulnerable, y hasta lo buscaban para que ayudara en las fiestas patronales.

Estas acciones “altruistas” resultaron fundamentales para que, en muchas ocasiones, los pobladores salieran con piedras y niños en brazos, mujeres por delante, para enfrentar y expulsar al Ejército Mexicano, sabedores de que los militares no podrían actuar en contra de civiles y, por lo tanto, daban tiempo de huir a la gente del “Toñín”.

Práctica que quedó registrada en un video que hicieron llegar al portal ProyectoCINCO, en el cual se observa cómo en noviembre del 2016 pobladores de Palmar de Bravo, perteneciente al Triángulo Rojo, enfrentaron con piedras a los elementos del Ejército Mexicano para evitar un operativo contra los huachicoleros. 

O el hecho ocurrido el 3 de mayo del 2017, cuando pobladores se enfrentaron al Ejército Mexicano, y que dejó como resultado que diez personas perdieran la vida: seis civiles y cuatro militares; además de 26 heridos y 13 detenidos.

Dos días después, el 5 de mayo, pobladores de Palmarito se manifestaron frente a Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno. Los quejosos llevaban un ataúd y acusaron a la autoridad estatal de ser, junto con el ejército, responsables de los decesos registrados en el enfrentamiento.

Así da testimonio el huachicorrido difundido unos días después de los hechos, en el que se asegura que la gente de “El Toñín” buscaría venganza, por la muerte de su primo:

Se han escuchado corridos

de puros narcos pesados,

pero nunca han escuchado

y ahorita voy a contarlo.

En Palmarito Tochapan

también hay batos pesados.

 

Hay carros y trocas perronas,

también bastante dinero,

puras organizaciones,

dicen que huachicoleros.

De lo que sí estoy seguro

es que es pura gente de huevos.

 

Dicen que el Triángulo Rojo

va tumbando arremangando,

en algunas balaceras,

ya se ha visto involucrado.

Van en contra del gobierno,

son puros hijos del diablo.

“Quiero mandar un saludazo a todos esos hijos del diablo. ¡Y arriba Palmarito Tochapan!, hijo de su puta madre… A huevo pariente…”

Va tumbando arremangando,

van pasando por ahí,

las puras tropas blindadas

es la gente del Toñín,

preparen mi camioneta,

que no tardo en salir.

El compa Raúl Jimenez,

avisaba por el radio:

Me dijo compa Sabás

Me agarraron los soldados.

Mandame a toda la gente

porque vamos atorarlos.

 

Me bajaron cuatro gentes

y esto no se queda así.

Les maté cuatro soldados

y eso no llega a su fin,

pienso que su diez de mayo

ya no lo verán venir.

Ante lo sucedido, el entonces gobernador Antonio Gali, sucesor e integrante del grupo político de Rafael Moreno Valle, señaló a “El Toñín” como responsable, y agregó que descompuso el tejido social al comprar a los ciudadanos, entre ellos a niños a los que pagaba salarios de 12 mil pesos mensuales por halconear, es decir, vigilar la zona cuando se llevaba a cabo la extracción del combustible, y alertar sobre la presencia de policía estatal o Ejército para que los delincuentes pudieran huir y no ser detenidos.

De acuerdo con el portal Página Negra, en una publicación de mayo del 2017, el líder huachicolero quería ser presidente municipal de Quecholac, para lo cual creó la fundación Fusión y Fuerza, pero al final impulsó la candidatura de su hermano José Alejandro, actual alcalde de Quecholac, quien además acaba de ser reelegido para un nuevo periodo, aunque fue detenido hace unos días y vinculado a proceso.

Ese mismo año, según el periodista Héctor de Mauleón, Martínez Fuentes extendió el control del Cártel Jalisco Nueva Generación hasta la zona metropolitana de Puebla, aprovechando la huida de «El Bukanas», ligado al grupo de Los Zetas. Aunque existe otra versión periodística en la que se afirma que el Bukanas y “El Toñin” eran socios, pero al no cuadrar donde quedaban las ganancias, se separaron, lo que derivó en múltiples enfrentamientos.

La madrugada del 20 de agosto del 2017, en un fraccionamiento de la zona residencial Angelópolis, elementos de La Marina y la Fiscalía General del Estado lograron la detención de “El Toñin”, sin embargo, ante falta de pruebas contundentes, fue puesto en libertad. De hecho, para no volver a ser detenido e ir a la cárcel por el delito de robo de hidrocarburo, a finales del 2018 promovió tres amparos ante juzgados de Distrito (4435/2018, 4777/2018, 5777/2018).

El huachimarketing

Alejandra León Olvera, antropóloga en la Universidad de Murcia en España, quien ha estudiado la presencia de los grupos del crimen organizado en las redes sociales, acuñó el término “narcomarketing”; con esa referencia, pero en el contexto ya descrito podemos hablar del “huachimarketing”.

El “Toñín” comprendió rápidamente el impacto de las redes sociales, por lo que instruía a sus halcones grabar constantemente con su celular cuando se implementaba algún tipo de operativo por parte de las autoridades estatales o federales.

El 10 de mayo del 2017, “Toñín” difundió en redes sociales, y luego compartió con algunos medios de comunicación locales, quienes lo replicaron sin mayor dilación, un video con su versión de un enfrentamiento ocurrido ese día, para señalar que “fueron los militares los culpables” de la muerte de civiles en Palmarito Tochapan.

De hecho ese video fue causa de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, atrajera el caso y posteriormente emitiera una recomendación al Ejército Mexicano, para que no continuara con la violación de derechos humanos en el combate al robo de combustible.

El debut en Facebook

La fanpage en Facebook de “Antonio Martínez Fuentes” fue creada el 13 de agosto del 2018, con la publicación de un video de escasos 18 segundos en lo que se muestra un terreno cultivado de cebollas, seguido por más videos de terrenos de cultivo de la población de Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac.

La página tiene alrededor de 120 fotografías, en la mayoría aparece él, pero sin mostrar el rostro: posa con sus dos perros, con su caballo o en el campo, cosechando o sembrando zanahoria y otros productos del campo. De acuerdo con su perfil personal en Facebook es licenciado en Administración de Empresas, aunque en el Registro Nacional de Profesionistas no hay ningún registro con su nombre.

WhatsApp-Image-2021-10-04-at-10.28.29-PM.jpeg

Foto: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

La creación de la página ocurre al final de los años dorados del huachicol, pues en 2018 se contabilizaron apenas dos tomas clandestinas, mientras que en años previos Pemex llegó a registrar hasta 283 por año tan sólo en Palmar de Bravo, uno de los municipios bajo el control del “Toñín”

En apariencia, la publicación de videos del campo para ganar seguidores en Facebook como una primera estrategia del huachimarketing, para darse a conocer como un campesino y ya no como un líder huachicolero, no prosperó como esperaba pues al poco tiempo dejó de hacer publicaciones.

“El benefactor” ante COVID-19

Fue hasta diciembre del 2020 cuando se retomaron las publicaciones, aprovechando que a nivel mundial la COVID-19 generó afectaciones en la vida diaria y por ende a la economía, debido al aislamiento social.

Así, el 3 de diciembre del 2020 reaparece “El Toñin” en Facebook. En ese momento en el estado de Puebla sumaban 5 mil 393 muertes por COVID-19, así como mil 27 casos activos en 57 municipios y 442 personas hospitalizadas; en materia de empleos formales se habían perdido 31 mil 607, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y habían cerrado 73 mil 46 establecimientos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ese diciembre en la fanpage se publicaron 625 videos que dan muestra de la entrega de hortalizas y verduras, así como el agradecimiento por parte de las personas beneficiadas.

Fue el jueves 3 de diciembre del 2020 cuando Antonio Martínez anunció por ese mismo medio  que estaba enviando dos tráilers con verduras, que llamó “los carros de la esperanza”, a las familias de la ciudad de Puebla, principalmente para la colonia Agua Santa y los familiares de los enfermos que estaban ingresados en los Hospitales Generales (el del Sur y Norte) de la capital poblana.

“Ahoy (sic) yo creo que hay mucha gente que en realidad ha quedado sin empleo y pues tienen muchos gastos, lo que es su luz, sus rentas, su agua potable, muchos gastos personales, los cuales yo creo que es el momento, es la hora de participar y nosotros mismos como agricultores, gracias a Dios vamos a apoyar con lo poco que se pueda, con lo que producimos en el campo”, se escucha una voz masculina en un video que lleva al menos 4 mil 300 reproducciones.

“Y esto no es con ningún fin político, esto es simplemente con todo el corazón, es por humanidad, por ayudar a nuestros hermanos, eso es nada más, pues que Dios me los bendiga amigos”, fueron parte de las palabras de Antonio Martínez, quien se definió como “un agricultor que se dedica a las hortalizas” y “que tiene un corazón muy noble”.

En los mismos videos publicados en la fanpage de Facebook se observa a cientos de personas formar largas filas, y tomar con agradecimientos y porras su costal con verdura con un peso de entre 10 y 15 kilos.

Videos grabados por la gente enviada por “El Toñin” para repartir dichas verduras, que se producen en el campo del Triángulo Rojo, grababan los videos —como lo hacían cuando encaraban a los policías estatales y militares para evitar el decomiso de las unidades cargadas de huachicol—.

“¿Algunas palabras que les quiera usted mandar a los agricultores y al señor Antonio Valente Martínez Fuentes?”, pregunta una mujer.

“Hoy jueves 3 de diciembre del 2020, le damos las gracias al señor Antonio Valente Martinez, por las verduras que nos regaló”, responde una señora en silla de ruedas, con cubrebocas y gafas negras.

“Señor Antonio Valente, muchas gracias y que Dios se lo pague”, expresa otra mujer en otro video de apenas cinco segundos, misma que ya lleva un manojo de cebollines, y mas verdura en una bolsa de color azul.

En otro video por lo menos se aprecian ver unas cincuenta personas que están esperando recibir las despensas, de acuerdo con el video de ocho segundos, lanza una tradicional porra: “Alabio, alabao, a la bim bom ba, Antonio, Antonio, ra ra”. 

El domingo 6 de diciembre continuó regalando legumbres en Cuautlancingo, municipio conurbado. En un video de ese día, una mujer de aproximadamente 70 años de edad y portando su cubrebocas:

“Antonio… Martínez… yo pienso que es usted un gran líder, gracias por todo lo que está usted haciendo, si mucha gente fuéramos así como  usted, de verdad México sería un gran México. Para usted señor, gracias por ayudar a madres solteras, de la tercera edad, a gente que de verdad lo necesita de bajos recursos. ¡Que Dios me lo bendiga a usted, mi buen líder, Dios lo bendiga en toda su vida, que le de mucha fuerza y salud, muchas gracias señor”.

Como consecuencia de estas acciones, la mañana del 9 de diciembre el “Toñin” es entrevistado en el noticiero más escuchado en el estado de Puebla, por su conductor Javier López Díaz, del grupo radiofónico Cinco Radio, donde presumió ser un gran benefactor y aseguró que solamente encabeza a un grupo de productores del campo que quieren apoyar a la gente.

El líder huachicolero

El 9 de diciembre del 2020, en su rueda de prensa diaria, por cierto también transmitida por Facebook y YouTube, el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que Antonio Martinez era el líder huachicolero (a partir del minuto 29) conocido como “El Toñín”.

“Es una cosa, que hay que verlo con objetividad, este señor siempre ha tenido pretensiones de asumir un liderazgo social, tan es así que en Quecholac gobierna el hermano de él, probablemente ha de querer… él quiere participar en algún partido, pero no va jugar con nosotros, así te lo digo, no va a jugar con nosotros… punto”, advirtió, tras la pregunta de un reportero del portal MTP Noticias.

En consecuencia, el 10 de diciembre el “Toñín” suspende la entrega de las despensas a la ciudad de Puebla, “ante los malos comentarios de periódicos amarillistas, los cuales pues la verdad, a hoy (sic) se van a tomar cartas en el asunto para hacer las denuncias que… a como.. correspondientes, dañando y manchando mi imagen”.

“Pero a hoy (sic) vamos a parar, yo no quiero ofender ni al gobernador ni quiero ofender a ningun politico, no quiero ofender a nadie, mi intención no era más que ayudar al que menos tiene, al que hoy con esta pandemia pues ha estado pasando ahora sí que situaciones tan más difíciles”, fueron las palabras que expresó en un video con 4 mil 600 reproducciones.

En un segundo video publicado ese mismo jueves 10 de diciembre, el cual tiene más de 759 comentarios y que se compartió 841 veces, desmiente que sea el líder huachicolero identificado como “El Toñín”, y justifica sus acciones argumentando que el viernes 4 de diciembre el gobernador de Puebla había hecho un llamado a la población a donar a la gente que menos tenía.

“Yo no soy Antonio Martínez Castillo, yo soy Antonio Valente Martínez Fuentes, mi primo Antonio Martinez Castillo, es ‘El Toñín’, y me confunden, pero tampoco voy a hablar cosas, también de ese primo, porque también quiero actuar con responsabilidad, al final de cuentas cada quien hace o quiere ser lo que quiere ser, pero en realidad yo soy un gran agricultor, eh, lo que menos quiero hacer es molestar al señor gobernador Miguel Barbosa”.

Tres días después, Antonio Martínez negó que existiera una orden de aprehensión en su contra por robo de hidrocarburo, y en su fanpage publicó los documentos correspondientes.

Sin embargo, las autoridades estatales implementaron diversos operativos para bloquear la entrega de las despensas de verdura. En un operativo del 3 de febrero, la Policía Estatal localizó una motoneta con reporte de robo arriba del tractocamión propiedad de Antonio Martínez Fuentes.

Falso altruismo

El caso de Martínez Fuentes no es único en el país, en el contexto de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2, Sandra Ley y Guillermo Vázquez, investigadores del CIDE, destacaron que en los estados de Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas varias organizaciones criminales realizaron entregas de despensas a la población.

Asimismo, los académicos Víctor Manuel Sánchez y Sara López identificaron ocho organizaciones criminales que repartieron despensas en al menos 15 entidades federativas, en cinco meses en los que se registraron 85 eventos, ocurridos en 64 municipios.

Por lo que, en palabras de los académicos Alberto López y Mauricio Lascurain, la producción de los videos es con el objetivo de publicitar un altruismo dirigido, lo cual revela el interés de estos grupos por visibilizar la protección brindada, con la idea de proyectar una imagen cercana a la población que les otorgue respaldo social e incluso legitimidad.

Para dichos académicos es una señal de la “escasa capacidad del Estado para vigilar y, en su caso, castigar la comisión de un delito, lo que deriva en una percepción baja del riesgo existente por parte de los integrantes de una organización delictiva”.

Y agregan que si los grupos delictivos invierten en un altruismo, se cobra a la población en formas intangibles, como la de obtener un silencio de las actividades ilegales, así como protección a los integrantes de la organización criminal.

Dicha premisa se comprueba con la emboscada a los militares, el 3 de mayo del 2017, en la comunidad de Palmarito Tochapan, donde pobladores evitaron la detención de “El Toñín” y murieron 10 personas. 

Un segundo hecho fue el registrado el 3 de octubre del 2018, tras la incursión de la Marina y otras autoridades para catear un inmueble y detener a Martínez Fuentes, la gente fue convocada y en ese momento el presidente electo y además hermano del líder huachicolero, Alejandro Martínez Fuentes, tomaron la autopista México-Veracruz por más de cinco horas para impedirlo.

Funcionó el huachimarketing

Los académicos Alberto López y Mauricio Lascurai señalan que con la entrega de apoyos a la población, el líder criminal y sus asociados se proyectan como personas exitosas y, en última instancia, benefactores preocupados por el bienestar de las comunidades donde operan.

De ahí que dicho tema llegó a tocarse en las ya tradicionales ruedas de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador conocidas como La Mañanera, para ser más exactos el 20 de abril de 2020, cuando criticó a los miembros del crimen organizado por la entrega de despensas:

«Aprovecho para decirle a los que están en las organizaciones que se dedican a la delincuencia, que he estado viendo que reparten despensas, eso no ayuda. Ayuda el que dejen sus malandronadas, ayuda el que le tengan amor al prójimo, ayuda el que no le hagan daño a nadie, ayuda que no se sigan enfrentando y sacrificando”.

La estrategia de huachimarketing de “El Toñín”, quien utilizó la entrega de las despensas para promover una imagen de empresario próspero y preocupado por su pueblo, le permitió generar seguidores, lo cual se tradujo en un mayor tráfico y reacciones en su fanpage.

Incluso en las mismas publicaciones empezaron a defenderlo de los “ataques” del gobierno estatal y medios de comunicación: “Miguel Barbosa es injusto q no permita la entrega de verduras q el señor Antonio Martínez Fuentes  da, las despensas q usted manda no son para todos y sin embargo el señor Antonio no hace distinción no sea Egoísta y no nos quite la ayuda q nos brinda el señor Antonio Martínez Fuentes (sic)”; publicado el 25 de diciembre del 2020.

Otra usuaria de Facebook escribió en el muro de la cuenta del gobernador poblano el 27 de diciembre del 2020:

“Señor gobernador por favor deje que siga ayudando el Señor Antonio Martínez Antonio Martínez Fuentes a repartir las despensas no se vale que usted tenga que comer y el pueblo que voto por usted no tengamos que comer ya que usted se olvidó de nosotros deje que otra persona nos ayude ya que muchísima gente se quedó sin cena de Navidad por culpa de usted (sic)”.

A pesar de que ya no reparte despensas, actualmente sus publicaciones tienen más reacciones, reproducciones y se comparten más. Son videos de sus actividades como agricultor, sembrador de zanahorias y otras hortalizas.

Tal es el caso de uno de los últimos videos en el cual transmitió en vivo Antonio Martinez Fuentes, el jueves 15 de julio del 2021:

“Hola amigos, buenas tardes, ¿cómo se encuentran? Espero que nos encontremos bien… no nada más ustedes sino sus sagradas familias, amigos; seguimos en los cortes de tomate, seguimos saludándonos”, en lo que se ven decenas de emoticones de que les está gustando la transmisión.

Video que se compartió 520 veces y tuvo más de 3 mil 700 reacciones y 545 comentarios, por lo que los usuarios que siguen dicha fanpage, le expresaron: “Hola buenas noches don antonio su generosidad sigue dando muchos frutos nuestro padre dios lo siga bendiciendo a usted su fam y todos sus agricultores y sus trabajadores también que tengan un lindo descanso (sic”.

Otra usuaria escribió: “Saludos sr.Antio que papa dios te ayude en tus hortalizas y te toque presio eres un gran agricultor bendiciones para ti te mando un fuerte abrazo saludos inge (sic”.

Demandas por daño moral

Aunque el gobierno estatal ha señalado que ya tienen identificado a Antonio Martínez Fuentes como líder huachicolero del Triángulo Rojo y lo tienen ubicado, no se ha realizado algún operativo para su captura.

Mientras tanto Antonio Martínez ha emprendido denuncias por daño moral o difamación en contra de Denise Maerker, e incluso contra reporteros poblanos el portal MTP Noticias (Metropolitano) y Diario Cambio.

Pues cabe señalar que en el mes de octubre del 2020, la Dirección General de la Secretaría de Gobernación estatal, la Coordinación General de Asuntos Jurídicos del Fiscal  de Investigación Metropolitana de la Fiscalía General del Estado y la delegación de la Fiscalía General del estado, señalan: “Que no es cierto el acto que reclama la parte quejosa”. 

Sin embargo, el mismo gobernador Miguel Barbosa, el miércoles 3 de febrero, destacó que “El Toñín” sigue siendo protegido por los pobladores de Palmarito Tochapan, e incluso por la policía municipal de Quecholac,

“El Toñín, por cierto, el nombre es dulce para un hombre tan siniestro, sabemos dónde está, está protegido por la Policía Municipal y gentes, somos cuidadosos, vamos a detenerlo y a desmantelar a toda su banda”, puntualizó en su rueda de prensa mañanera.

Cabe señalar que esta protección por parte de la policía municipal se va a prolongar tres años más, debido a que su hermano Alejandro, este 6 de junio, ganó las elecciones municipales, por lo cual, se reelige como presidente municipal de Quecholac. 

*Foto de portada: cortesía Andrés Lobato | @andreslobatomx

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion