Lado B
¿Qué implica para los humanos la pérdida de especies polinizadoras?
El bienestar de millones de personas depende de los servicios ecosistémicos animales. La destrucción de hábitats y el uso de pesticidas suponen un grave problema a nivel ambiental, económico y social. Un equipo internacional ha creado el primer índice de riesgo global relacionado con su declive
Por Agencia SINC @
19 de agosto, 2021
Comparte

La destrucción de hábitats y el uso de pesticidas están provocando la pérdida de especies polinizadoras en todo el mundo. Esto puede tener enormes repercusiones para la humanidad, ya que amenaza los servicios ecosistémicos que proporcionan alimentos y bienestar a muchas personas, así como miles de millones de dólares para mejorar la productividad de los cultivos.

Martes.png

Así lo afirma un grupo internacional de expertos, liderado por la Universidad de Cambridge (Reino Unido), que ha creado el primer índice de riesgo global de las causas y efectos de la drástica disminución de los polinizadores en seis regiones del mundo.

La investigación, que se ha llevado a cabo con la ayuda de representantes indígenas, se ha publicado en la revista Nature Ecology & Evolution.

Abejas, mariposas, avispas, escarabajos, murciélagos, moscas y colibríes distribuyen el polen, lo que permite la reproducción de más del 75 % de los cultivos alimenticios y las plantas con flor —incluidos el café, la colza y la mayoría de las frutas—.

abejas

Foto: christels | Pixnio

“Estas pequeñas criaturas desempeñan un papel fundamental en los ecosistemas del mundo, incluidos muchos de los que los humanos y otros animales dependen para alimentarse. Si desaparecen, tendremos graves problemas”, afirma Lynn Dicks, investigadora de la Universidad de Cambridge.

También puedes leer: Día mundial de las abejas: científicos destacan la urgencia de transitar hacia la agroecología

Los investigadores advierten de que no se sabe lo suficiente sobre el estado de las poblaciones de polinizadores que habitan en distintas zonas del planeta, ya que las evidencias del declive provienen principalmente de regiones enriquecidas como Europa (donde al menos el 37 % de las especies de abejas y el 31 % de las mariposas están disminuyendo).

El déficit de polinización y la pérdida de biodiversidad son los mayores riesgos para los europeos, lo que podría afectar a una gran cantidad de cultivos, como la fresa o la colza.

Por eso, “se necesita más investigación a escala mundial para entender realmente los problemas a los que nos enfrentamos y cómo podríamos abordarlos”, concluye el experto.

Continuar leyendo en Agencia SINC

 

*Foto de portada: John Duncan | Unsplash

Comparte
Autor Lado B
Agencia SINC
Suscripcion