Lado B
Lo que debes saber antes de comprar un concentrador o tanque de oxígeno medicinal
La búsqueda de un cilindro o concentrador de oxígeno medicinal supone un reto para las y los consumidores, ya que desconocen sus características, funcionamiento y utilización; además, la falta de regulación en la venta y distribución se refleja en precios elevados
Por Gustavo Escalante @fumandoplanetas
09 de febrero, 2021
Comparte

El aumento de contagios por COVID-19 ha generado un incremento en la demanda de cilindros y concentradores de oxígeno medicinal, pues en casos graves, en que hay complicaciones para respirar (hipoxemia), las personas deben acudir, con prescripción médica, a la oxigenoterapia para estabilizar su nivel de saturación de oxígeno en la sangre. 

Martes-1.png

Además, quienes requieren comprar estos productos se enfrentan a problemas durante el proceso de adquisición y uso, debido al desconocimiento de las características y la utilización de tales insumos. Por ello, en LADO B ponemos a tu disposición una guía de datos que debes saber antes de adquirir un tanque de oxígeno medicinal.

De acuerdo con un reporte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) —incluido en la edición de febrero de la Revista del consumidor— antes de obtener un tanque de oxígeno debe verificarse que el cilindro sea útil y su contenido sea de uso medicinal. A continuación mencionamos algunas recomendaciones de la Profeco para reconocer esto:

Los tanques de oxígeno medicinal se identifican por ser de color verde en el hombro del cilindro, además deben contar con etiquetas de identificación que especifiquen las características del contenido, y presentar una cruz en color rojo que indica que son de uso medicinal.

Además, en el hombro deben tener grabada —con letras de golpe— su fecha de fabricación, su número de serie, y la fecha de su última prueba hidráulica.

También puedes leer: Estos son los lugares donde puedes conseguir oxígeno en Puebla

Sobre esto último, la Profeco indica que es importante verificar la fecha de la prueba hidráulica, pues a través de esta se determina que el cilindro no tenga fugas o defectos que impidan su funcionamiento. Estas pruebas tienen una vigencia de cinco años, por lo que si la fecha de realización de la prueba es mayor a dicho periodo se desaconseja la adquisición y el uso del cilindro.

Asimismo, se debe verificar que la válvula que tienen los cilindros sea la adecuada; este dato puede constatarse revisándola y cerciorándose de que sea una válvula CGA 540 (el nombre se encuentra grabado en cada una de las válvulas).

Ya tengo un tanque, ¿qué sigue?

Tanques-de-oxigeno-2.jpg

Foto: Eric Dupuis | Flickr

Antes de hacer uso del tanque de oxígeno, debe revisarse, desde su adquisición, que venga acompañado de: un regulador de flujo, un vaso humidificador y una cánula nasal.

Este debe utilizarse siguiendo puntualmente las indicaciones del médico, así como las instrucciones de cada proveedor. 

Por su parte, la Profeco indica que la instalación del cilindro debe hacerse con las manos limpias y asegurándose de que las conexiones del tanque y la válvula se encuentren libres de residuos o suciedad; se debe asegurar que no estén dañadas. También señala que deben utilizarse las herramientas indicadas por el proveedor para la instalación.

Posteriormente, debe conectarse el regulador de flujo de oxígeno al tanque, para ello se debe llenar con agua desmineralizada el vaso humidificador del regulador hasta el nivel indicado. 

Después de esto, se debe calibrar la dosificación de oxígeno de acuerdo con las indicaciones dadas en la prescripción médica.

Concentradores de oxígeno: diferencias y recomendaciones

Los concentradores de oxígeno también son buscados por personas que requieren oxígeno medicinal. Estos son dispositivos eléctricos que separan el oxígeno de otros gases presentes en el aire, lo almacenan, lo concentran y lo filtran para que pueda ser utilizado como oxígeno medicinal. 

Una diferencia sustancial entre los tanques y concentradores es que estos tienen un límite en la cantidad de oxígeno que pueden suministrar (litros por minuto), mientras que la cantidad de oxígeno que proveen los cilindros puede nivelarse a través de la válvula de flujo, pero la duración del oxígeno está limitada por la cantidad de gas disponible.

Asimismo, los concentradores de oxígeno, no necesitan ser rellenados, ya que cuentan con la capacidad de generar oxígeno de manera ilimitada; sin embargo, al igual que con los tanques, el uso de un concentrador debe ser indicado mediante prescripción médica.

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) —a través de un comunicado publicado en enero— indicó que los únicos concentradores de oxígeno medicinal seguros y eficaces son aquellos que cuentan con registro sanitario ante la misma institución, e hizo una serie de recomendaciones para tomar en cuenta a la hora de adquirir concentradores. Te mencionamos algunas de estas:

Al igual que con los tanques, se deben seguir correctamente las indicaciones de la prescripción médica para el uso de oxígeno medicinal, así como las instrucciones del fabricante, así como verificar que los concentradores de oxígeno cuenten con un registro sanitario otorgado por la Cofepris. 

A la hora de usarlos, hay que asegurarse de que las tomas de corriente a las que estén conectados los concentradores estén en buenas condiciones. Además, se deben conocer todas las precauciones detalladas en el manual de usuario; por ejemplo, a la hora de limpiarlos no deben estar conectados. 

Asimismo, se debe monitorear la saturación de oxígeno en sangre para lo cual se debe adquirir un oxímetro de pulso portátil —dispositivo que se coloca en el dedo índice o medio de la mano para medir este parámetro— registrado en la Cofepris, y, en todo caso, notificarles acerca de cualquier problema de calidad o incidente adverso, por el uso de concentradores de oxígeno y oxímetros de pulso.

La distribución y venta de oxígeno no se encuentra regulada

Oxigeno-7.jpg

Foto: @PCSnAndresCH | Twitter

El equipo de LADO B intentó comunicarse vía telefónica y a través de redes sociales con la Procuraduría Federal del Consumidor para consultar la existencia de una regulación u homologación en los precios de venta de tanques de oxígeno y gases medicinales; sin embargo, al cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta alguna por parte de la Profeco.

Esta falta de regulación afecta principalmente a las y los compradores, quienes no tienen la certeza de que estén pagando un precio justo por el oxígeno. Una de las personas que compartió con LADO B su testimonio sobre su búsqueda de oxígeno, expresó que los domicilios particulares dedicados a la venta de oxígeno incrementan injustificadamente sus precios: cuando se intenta conseguir oxígeno medicinal en la noche o madrugada, los vendedores duplican el precio del rellenado de un tanque, vendiendo el gas hasta en 2 mil pesos, cuando por lo regular cuesta de 900 a mil 200 pesos.

Esta incertidumbre también pone en duda la calidad del oxígeno, pues quienes lo compran destacan que no tienen certeza ni garantía alguna de estar recibiendo oxígeno medicinal, por lo tanto se enfrentan al miedo de recibir, por ejemplo, oxígeno industrial. Los testimonios recopilados para esta nota compartieron que en varios casos desconocían el origen de los tanques y oxígeno que compraban.

Empresas para conseguir oxígeno y sus costos

Para evitar que adquieras oxígeno de dudosa procedencia, a continuación te presentamos una lista de empresas verificadas por Profeco en las que se puede conseguir oxígeno medicinal a través de cilindros o concentradores.

Criogras. Tiene presencia en Guanajuato, Hidalgo, Veracruz y Yucatán; ofrece tanques de oxígeno con capacidades desde 4 mil litros hasta 9 mil 500 litros, con costo por recarga desde 200 a 570 pesos. Su teléfono es 800 400 2746.

Infra. Tiene presencia en todo el país y ofrece tanques con capacidad de 415 litros hasta 10 mil litros, sus costos de recarga van desde los 125 pesos hasta 885. También ofrece venta y renta de concentradores de oxígeno. Su teléfono es 800 771 0000; sus teléfonos en Puebla son 222 282 8290 y 222 282 7310.

Medigas. Ofrece servicio en toda la república mexicana y cuenta con venta y renta de concentradores de oxígeno y cilindros con precio por recargas desde 421 pesos hasta 918 pesos. Su teléfono de contacto es 800 500 2222.

En Puebla se puede conseguir oxígeno medicinal en:

Respirando. Ubicada en 7 sur 702, centro, Puebla, Puebla. Su teléfono es 222 298 4643 y cuenta con una línea de emergencia: 222 199 5701.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: @PCSnAndresCH | Twitter

Comparte
Autor Lado B
Gustavo Escalante
Entusiasta del periodismo, buscador de nuevas historias.
Suscripcion