Poco impactó en la incidencia delictiva municipal la intervención del Estado
La decisión del gobierno del estado de quitar el control de la seguridad pública municipal no ha tenido, hasta el momento, un impacto positivo en el control de la criminalidad; sólo Esperanza reporta una menor incidencia en tres delitos claves
Por Fernando Merino Noriega @FerMerinoN
24 de enero, 2021
Comparte

A petición del gobernador Miguel Barbosa, y por los altos índices delictivos, la  Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tomó el control de la Policía Municipal de Ajalpan, Chalchicomula de Sesma, Esperanza, Tecamachalco, Tlacotepec de Benito Juárez y Venustiano Carranza. 

Mientras que Esperanza ha disminuido sus índices en tres delitos clave: homicidios dolosos, robo de vehículos con violencia y secuestros, en el resto de las demarcaciones no hay un gran cambio; y si lo hay, es en uno o dos rubros. 

Los tres delitos mencionados permiten hacer un análisis del índice de inseguridad debido a su confiabilidad. En el caso del robo de vehículo con violencia, el consultor y analista político, Rodrigo Elizarrarás, considera que la denuncia de este ilícito es más probable porque es requisito para cobrar seguros; además de que puede indicar la presencia de bandas delictivas que, en muchas ocasiones, roban los automóviles para delinquir y después los abandonan.  

Por otro lado, el homicidio y el secuestro son parte de los delitos mejor homologados en los Códigos Penales de los estados, por lo que su medición a nivel nacional es más sencilla, refiere el experto en políticas públicas, Fermin Lugo Barranco. 

Es importante destacar que, durante 2020, el índice de inseguridad en Puebla, a nivel general, descendió un 16.9 por ciento respecto al 2019, pues el año pasado se registraron 63 mil 587 delitos del fuero común, mientras que en 2019 fueron 76 mil 557. 

Aunque las cifras parecen alentadoras, es importante destacar que durante diez meses del 2020 la entidad estuvo en emergencia sanitaria, y que la tendencia en descenso se registró durante los primeros ocho meses de pandemia por COVID-19 (de marzo a octubre), pero en noviembre y diciembre hubo un aumento en los delitos del fuero común

También puedes leer: Aun con pandemia, aumenta incidencia delictiva 6.8% en diciembre  

En noviembre de 2020 fueron 5 mil 563 los delitos que se registraron, es decir, por los que se abrió una carpeta de investigación (CDI); en el mismo periodo de 2019, fueron 5 mil 389, por lo que hubo un aumento del 3.2 por ciento

Asimismo, en diciembre del año pasado, la incidencia delictiva incrementó 6.8 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior, ya que en 2020 fueron 5 mil 653 los delitos registrados, y en 2019 hubo 5 mil 289, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Venustiano Carranza: no disminuye su incidencia delictiva

Foto: Twitter @SSPGobPue

Venustiano Carranza fue el primer municipio, en la administración actual, en donde la SSP asumió el control de la policía local. 

El hecho se dio el 9 de octubre de 2019, tan solo dos meses después de la toma de protesta de Miguel Barbosa. El motivo de la decisión, según informó el mandatario, fue que 48 policías carecían de licencia oficial para portar armas, por lo que no se cumplía con los requerimientos para que dicha corporación fuera confiable. 

También puedes leer: Siete años buscando a Marco Antonio Orgen, desaparecido en Huauchinango 

De los municipios cuya seguridad está controlada por la SSP, Venustiano Carranza tuvo el mayor incremento en delitos del fuero común, ya que, de 2019 a 2020, los homicidios dolosos, robo de vehículos y secuestro aumentaron 42.8 por ciento, 300 y 100 por ciento,  respectivamente.

En el caso de los homicidios dolosos, de noviembre de 2019 a noviembre de 2020 (tiempo en el que el gobierno estatal tuvo el control del municipio), fueron diez las CDI que se abrieron por este delito, mientras que de noviembre de 2018 a noviembre 2019 fueron siete; esto representa un aumento del 42.8 por ciento. 

En cuanto al número de robos de vehículos con violencia, de noviembre de 2018 a noviembre 2019 fueron dos las CDI registradas, y de noviembre de 2019 a noviembre 2020 fueron ocho; el aumento es del 300 por ciento. 

Por último, de noviembre de 2018 a octubre de 2019 no se registró ningún secuestro, pero de noviembre 2019 a octubre de 2020 se registró uno.

Ajalpan: + robo de vehículos, = homicidios dolosos

El gobierno de Miguel Barbosa asumió la seguridad  de este municipio en el contexto de la emergencia sanitaria; pero no es la primera vez –en la historia reciente de aquella demarcación– en que el gobierno toma posesión de su seguridad.

En 2015, durante la administración de Rafael Moreno Valle, el Estado también tomó las riendas de la seguridad ese municipio, tras el linchamiento de dos jóvenes que trabajaban en una empresa encuestadora. 

La situación de este municipio es complicada porque el presidente municipal, Ignacio Salvador Hernández, se encuentra prófugo de la justicia por presuntos nexos con bandas delictivas locales y el director de Seguridad Pública de ese municipio fue detenido tras una serie de cateos en abril de 2020. Aunque el presidente municipal suplente, Leonardo Salvador Tirso, ya asumió el cargo de edil, el Estado continúa al frente de la seguridad. 

Sin embargo, el número de homicidios sigue igual. De mayo a diciembre de 2020, meses en los que el gobierno ya tenía el control de la seguridad –pues se anunció y comenzó el 12 de abril–, se registraron dos homicidios dolosos, mientras que en el mismo periodo de 2019 hubo la misma cantidad, por lo que no ha habido una mejoría en ese sentido

En cuanto al número de robos de vehículos con violencia, de mayo a diciembre del 2020, se abrieron cinco CDI por este delito, mientras que en el mismo lapso de 2019 fueron cuatro; esto es un aumento del 25 por ciento. Por otro lado, no hubo ningún caso de secuestro en 2020, y durante 2019 sólo hubo uno. 

Tecamachalco: – homicidios y robo de vehículos con violencia

El gobernador Miguel Barbosa anunció, durante una rueda de prensa el 12 de octubre, que, debido a los altos índices de inseguridad, su administración asumiría el control de la seguridad en Tecamachalco; principalmente por el asesinato, el 11 de octubre, de seis personas que ingerían bebidas alcohólicas afuera de una tienda de conveniencia

También puedes leer: De 2013 a 2019 aumentaron en 460% los intentos de linchamientos en Puebla 

Este municipio registró cuatro homicidios dolosos entre noviembre y diciembre de 2020 –meses en los que el gobierno estatal ya tenía el control de la seguridad–, y en el mismo periodo de 2019 fueron seis, por lo que se observa una disminución del 33.3 por ciento. 

Respecto al robo de vehículos con violencia, durante noviembre y octubre de 2020 fueron 50 las carpetas de investigación abiertas por este delito, pero en 2019 se registraron 52; la disminución fue del cuatro por ciento. En el caso de los secuestros, durante noviembre y diciembre de 2019 y 2020 no hubo ningún registro de este delito, por lo que no hay ninguna variación en el índice. 

Esperanza, el único municipio en el que disminuye incidencia delictiva

El Estado se hizo cargo de la seguridad de Esperanza a partir del 14 de mayo de 2020 por presuntos vínculos de la Policía Municipal con bandas delictivas locales. En este municipio la intervención ha disminuido los índices delictivos; así lo revelan los datos del SNSP.

El robo de vehículos con violencia de junio a diciembre de 2020 registró 39 CDI y  81 durante el mismo periodo de 2019; la disminución fue de 51.8 por ciento. En cuanto a homicidios dolosos, de junio a diciembre de 2020, se abrió una CDI, mientras que en el mismo lapso de 2019 se cometieron dos homicidios culposos; la disminución fue del 50 por ciento.

Por último, de junio a diciembre de 2020 no se denunció ningún secuestro, mientras que en el mismo lapso de 2019 se abrió una CDI por este delito.

Chalchicomula de Sesma, + secuestros, = robo de vehículos

El gobernador declaró en una rueda de prensa realizada el 14 de mayo que Chalchicomula de Sesma era investigado –junto con Ahuazotepec, Ajalpan, Esperanza y San Salvador Huixcolotla–  por la presencia de grupos criminales dedicados al robo de hidrocarburo, asalto y robo al autotransporte de carga y narcomenudeo.

Así pues, el 21 de junio de 2020, el control de la seguridad del municipio –también conocido como Ciudad Serdán– pasó a manos del gobierno del estado. Esta demarcación no tuvo tan buenos resultados como el municipio vecino: Esperanza, pues el secuestro aumentó y el robo de vehículos no presenta avances en su erradicación.

De julio a diciembre de 2020 hubo un secuestro y en el mismo periodo del año anterior no se registró ninguno. En cuanto al robo de vehículos con violencia, durante 2020, en el periodo antes mencionado, fueron 29 los ilícitos que se cometieron, mientras que en 2019 el número fue el mismo; en este rubro no ha existido una disminución o aumento.

En el delito de homicidio doloso si hubo una disminución de denuncias. De julio a diciembre de 2020 se abrió una CDI por homicidio doloso y en el mismo lapso en 2019 fueron tres. 

Tlacotepec de Benito Juárez: + homicidios y – robo de vehículos

Foto: Alejo Reinoso | Unsplash

El 11 de agosto de 2020, el gobierno del estado tomó el control de la seguridad de este municipio, tras el linchamiento de un hombre que trabajaba en una empresa de televisión de paga. Sin embargo, de septiembre a diciembre del año pasado, los homicidios culposos han aumentado un 50 por ciento, pues en 2020 se registraron cuatro y en 2019 dos. 

En el número de robos de vehículos con violencia, de septiembre a diciembre de 2020 fueron 13 las CDI abiertas por este delito, mientras que en 2019 fueron 16 los delitos de esta característica los que se cometieron; la disminución es del 18.7 por ciento. Por otra parte, durante 2019 y 2020 no hubo secuestros.

También puedes leer: San Martín Texmelucan, el municipio con más robo de gas LP a nivel nacional 

El 21 de octubre en rueda de prensa del gobernador, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Raciel López Salazar, destacó la disminución en 17 de 18 delitos en Puebla, lo cuales son utilizados por el SNSP para calcular el índice de seguridad, pero no se pronunció sobre la situación en los municipios en los que la institución que dirige controla la seguridad.  

LABO B contactó a la Secretaría de Gobernación para conocer más detalles sobre las acciones  realizadas en los municipios en los que la SSP tiene el control de la seguridad, pero esta institución redireccionó a Comunicación Social, la cual nunca contestó el enlace telefónico que hizo Gobernación. 

*Foto de portada: Twitter @SSPGobPue

Comparte
Fernando Merino Noriega