San Martín Texmelucan, el municipio con más robo de gas LP a nivel nacional
Texmelucan registró 409 tomas clandestinas de gas LP en los primeros nueve meses de este año, lo que representa un incremento de 349.45 por ciento respecto al año anterior.
Por Fernando Merino Noriega @FerMerinoN
15 de noviembre, 2020
Comparte

El 1 de julio de 2020, San Martín Texmelucan acaparó las portadas de medios locales y algunos nacionales por un hallazgo: un túnel de 180 metros del que se extraían 3 mil barriles de gas LP, que representaban una pérdida de 1.8 millones de pesos diarios para Pemex. El huachitunel, como se le denominó, fue encontrado por personal de Seguridad Física de la paraestatal en la colonia La Purísima.

boletín

Este suceso dimensionó la gravedad del delito de robo de gas LP en ese municipio  que, de acuerdo con el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), es en el que se registra más tomas clandestinas de gas LP en todo el país México.

De enero a septiembre de 2020, San Martín Texmelucan registró, en promedio, una nueva toma clandestina cada 16 horas, acumulando un total de 409 durante los primeros nueve meses del año.

El incremento de tomas clandestinas en este municipio ha sido del 349 por ciento, respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se identificaron sólo 91. 

De los 40 municipios con más tomas que se incluyen en el informe del Igavim, 19 se encuentran en Puebla; entre los primeros lugares también están: Tepeaca (segundo) con 334, Los Reyes de Juárez (tercero) con 86, y Acajete (cuarto) con 81 tomas. 

Asimismo, el estado de Puebla ocupa el primer lugar en cuanto a número de tomas registradas en el país. La entidad ya duplicó las cifras del año pasado, pues presenta un incremento general de 111 por ciento en el número de tomas clandestinas de gas LP, al registrar mil 175 en el periodo de enero a septiembre de 2020, mientras que en el 2019 el número fue de 556 en el mismo periodo. 

También puedes leer: Robo de gas LP: el nuevo huachicol 

El estado registró, tan sólo en septiembre de este año, 190 tomas clandestinas (de esas mil 175), un récord histórico, según datos del informe “Robo de Gas L.P. en ductos”, publicado por el Igavim con base en solicitudes de información hechas a Pemex.

El inicio del fenómeno

Ductos de Pemex en campos de cultivo de San Martín Texmelucan
Foto: Marlene Martínez

Maria del Rosario Carbajal Rodríguez explica, en su investigación sobre la evolución del robo de hidrocarburos en Puebla en relación con la élite política de Puebla, que fue durante el gobierno de Rafael Moreno Valle que el delito de robo de combustible creció exponencialmente. 

La justificación utilizada por el exgobernador para no atender el problema fue que el robo de combustible era un delito federal y por ende el estado no podía involucrarse, pero Carbajal señala que el exgobernador sí pudo haber atendido otro delitos que propiciaban este, como el robo de vehículos para robar combustible o los homicidios. 

Asimismo, destaca que los ediles que fueron señalados de nexos con el huachicol casualmente administraban los municipios con mayores índices de robo de combustible.

De acuerdo con su investigación, basada en registros periodísticos, durante la administración de Rafael Nuñez Ramírez, expresidente municipal de San Martín Texmelucan (2015-2018), el robo de combustible se incrementó exponencialmente.

Esto se dio, en parte, por los presuntos nexos que la Policía municipal tenía con los huachicoleros, pues 119 elementos del cuerpo policial fueron cesados por supuestos vínculos.

Incluso el edil dejó su cargo por 90 días para no “entorpecer” las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), pero ya no regresó a terminar su periodo.

De acuerdo con la investigadora, el robo de combustible se volvió un problema de seguridad que hasta la fecha no ha podido resolverse, porque las autoridades locales no atacaron el delito y permitieron que se robusteciera la estructura delictiva que se dedicaba al robo de gasolina, el paso casi natural fue el robo de  gas LP.

La posición geográfica de San Martín contribuye a esta crisis de robo de combustible desde hace varios años: su territorio es atravesado por el Oleoducto Teapa-Sula-Salamanca, que transporta petróleo crudo; el Poliducto Minatitlán-México, que transporta distintos combustibles procesados; y los Gasoductos LPG-Guadalajara y Ciudad Pemex-Guadalajara.

El cambio de gobierno a nivel federal, y con ello de política de seguridad, el robo de combustible disminuyó un 80 por ciento en Texmelucan, de enero a septiembre de 2020; aunque el robo de gas LP se ha disparado durante dos años consecutivos, respecto al mismo periodo.

También puedes leer: Huejotzingo: entre el homicidio, el robo de combustible y la desaparición de personas

Así pues, Carbajal Rodríguez también explica que el robo de combustible tiene una relación directa con el aumento de otros crímenes en la entidad, particularmente en San Martín Texmelucan, pues para transportar el material extraído se requieren vehículos, mismos que son obtenidos mediante robos. 

De enero a septiembre de 2019, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se expidieron 722 Carpetas de Investigación (CDI) por robo de vehículo, y aunque durante el mismo periodo de 2020 el número se redujo a 714, la disminución es mínima: tan sólo de 8. 

La investigadora también advierte el incremento del reclutamiento de menores de edad para la extracción ilegal de hidrocarburos. Al respecto, en el informe Diagnóstico sobre la situación de la trata de personas en México 2019 , la CNDH refiere que Puebla ocupa el quinto lugar nacional en el número de personas menores de edad utilizadas para actividades delictivas.

Homicidios por el control de hidrocarburos

El robo de hidrocarburos en general no sólo afecta a las finanzas de Pemex sino también  la vida diaria de las personas que viven en los lugares donde se presenta en mayor medida este delito. 

El periodista Pedro Alonso explica, en entrevista para LADO B, que durante el dominio de Oscar N, alias «El Loco Téllez» (2017-2020), en San Martín Texmelucan se registraron decenas de delitos como secuestros y homicidios, en la lucha por el control del robo de hidrocarburos, principalmente con el grupo de Ángel N., alias El Pelón, lo que bañó de sangre la región.

En el primer trimestre del año, de acuerdo con datos del Igavim, la tasa de homicidios de Texmelucan se ubicaba en 14.5 por cada 100 mil habitantes, y era la más alta del estado en ese entonces.

También puedes leer: Una alerta ante la posibilidad de nuevas cuarentenas: acciones para prevenir la violencia de género

Después de varios enfrentamientos, «El Pelón» fue asesinado el 11 de marzo por la banda del «Loco Téllez», y así se hizo con el control del robo del diesel y otros hidrocarburos en Texmelucan.

A partir de ese momento la tasa de homicidios disminuyó a 8.84 casos por cada 100 mil habitantes en el segundo trimestre de 2019, aunque en ese mismo periodo El Loco Téllez movió sus operaciones a Huauchinango e hizo que ese municipio su tasa repuntara a 11.92 asesinatos, mientras que meses previos a la mudanza su tasa era de 9.17 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Los datos a 3er trimestre del año mantienen esa tendencia al baja en el número de homicidios en Texmelucán pues se reportaron 6.32 homicidios con cada 100 mil habitantes.

Con la detención de el Loco Téllez, el 28 de junio de 2020, por la Fiscalía General del Estado (FGE), el número de delitos empezó a disminuir. Durante los primeros nueve meses del 2020, de acuerdo con datos de la Fiscalía, el municipio registró 38 homicidios dolosos y dos culposos, mientras que en el mismo periodo de 2019 se registraron 46 homicidios dolosos y dos culposos.

No obstante, la tasa de homicidios dolosos de San Martín fue la segunda más alta del estado: 6.29 por cada 100 mil habitantes (similar a la de 2019), tan solo superada por Atlixco, que registró una tasa de 7.20, según el reporte del Igavim “Incidencia de los delitos de alto impacto en el estado de Puebla” (tercer trimestre del 2020).

Pero en cuanto a quién controla el robo de gas LP, Pedro Alonso refiere que en la actualidad no se tiene certeza de quién es él o la responsable. 

Este panorama de delincuencia y violencia, sin embargo, no provoca alarma entre los habitantes de San Martín Texmelucan pues, como relata Pedro Alonso, a pesar de que el municipio es el primer lugar a nivel nacional en robo de gas LP, la ciudadanía ha dejado de enviar reportes de tomas clandestinas.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Fernando Merino Noriega