Lado B
COP26: uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático
Por Lado B @ladobemx
27 de octubre, 2021
Comparte

Majo Palomeque y Xime Zapata

Sabemos que el cambio climático es un problema universal, que no tiene fronteras y que últimamente ha acaparado la atención de millones de personas en diversas conferencias o foros internacionales, e incluso por experiencia personales.

Martes.png

Las acciones de la sociedad civil son relevantes, pero actualmente esto no es suficiente para realmente crear un cambio. Es importante reconocer que, como en todo movimiento, el camino es individual pero el cambio es colectivo.

Los gobiernos, por su lado, representan una parte sumamente importante y vital en esta lucha, por ello muchos se han comprometido a incrementar sus acciones y esfuerzos para reforzar el compromiso global en pro del medio ambiente. Estas acciones y acuerdos se reiteran usualmente cada año en la COP de las Naciones Unidas. 

La COP (Conferencia de las Partes, por sus siglas en inglés), también conocida como “cumbre del clima», es una conferencia anual  que se lleva a cabo  por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). En dicha convención, en el 2015, se estableció el Acuerdo de París, cuyo objetivo principal fue evitar el aumento de la temperatura global, manteniéndolo a 1.5°C. Este fue adoptado por 197 países y es considerado uno de los acuerdos climáticos más importantes de las últimas décadas.

Este año, en la COP26, se revisará el progreso de dicho acuerdo, sin embargo la importancia de dicha conferencia es mucho más grande y compleja  que simplemente revisar un acuerdo internacional. Usualmente en ella se busca no solo presentar ideas, sino también buscar alianzas globales por la acción climática, por algo el popular lema de dicha conferencia este año es “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”

En la agenda de este año se involucran los siguientes objetivos: 

-Asegurar el cero neto de emisiones para mediados de siglo y mantener el objetivo de 1,5 grados centígrados al alcance. 

-Hacer una adaptación para proteger a las comunidades y a los hábitats naturales.

-Movilizar la financiación climática. 

-Trabajar conjuntamente para lograr los objetivos.

Este último es sumamente importante, ya que hay investigaciones que demuestran que de no alcanzarse los objetivos establecidos en el Acuerdo de París, los daños ambientales que se generarán serán irreversibles y catastróficos. Por lo tanto, la COP26 se ha convertido en un evento crítico y quizás, nuestra última oportunidad para hacerle frente al cambio climático. 

También puedes leer: “Nos quitaron todo, hasta el miedo”: jóvenes y su papel en la justicia climática

Sin embargo, ¿es la COP26 realmente lo único que podemos hacer para garantizar nuestro futuro?

En cierta forma es erróneo decir que solo esta reunión podrá lograr la “salvación de la humanidad”. Es importante tomar en cuenta que para empezar a generar cambios realmente efectivos se necesita más que una serie de acuerdos con la palabra “opcional” , al final, necesitamos acciones no promesas.

Y es que aunque esta cumbre climática parece la solución ideal para nuestros problemas ambientales, no podemos esperar que esta reunión nos garantice un mañana. Es importante que si bien los líderes mundiales acuerden la promoción de los puntos de los establecido en el Acuerdo de París y garantizar la correcta introducción de energías alternativas, también los gobiernos nacionales deben empezar a reconocer como una prioridad realizar acciones que le hagan frente al cambio climático.

Para empezar a generar un cambio notorio frente a la agenda climática es sumamente importante que los gobiernos comiencen a reconocer la interseccionalidad como una pieza clave en las negociaciones climáticas. Esto porque es importante reconocer que todas las voces frente a la crisis climática son sumamente importantes.

Vemos cosas como que el las mujeres constituyen el 80 por ciento de las personas desplazadas a causa del cambio climático o las afectaciones que sufren las comunidades indígenas por desastres naturales, ambos grupos siendo parte de las poblaciones más afectadas por el cambio climático,  sin embargo también son los grupos que menos tienen acceso a establecer su opinión en espacios de toma de decisiones.

Por esto la importancia de escuchar todas las voces y de tomar el concepto de interseccionalidad como base primordial en las negociaciones climáticas.

La activista climática de 20 años, Ana Quezada, nos contará sobre su opinión con respecto a la importancia de voces diversas en la COP26. Ella estará invitada a la conferencia en Glasgow, Escocia en las siguientes semanas como parte de YOUNGO, un Mecanismo de representación juvenil en las Naciones Unidas con respecto al Cambio Climático. Además ella trabaja junto al Noticiero Climático en la COP26, una organización juvenil de Latinoamérica y el Caribe que busca cubrir información de dicha conferencia en español  .

¿Qué acciones pueden empezar a hacer los países para diversificar y darle importancia a todas las voces en el cambio climático?

“Los países deben empezar a capacitar para estas negociaciones climáticas a delegaciones de jóvenes, comunidades indígenas, personas con discapacidades, neurodivergencias, con diversidad sexual y diversidad de género. Debemos traer a la conversación a grupos vulnerables, México hizo muy bien con su iniciativa de “Operación COP”, pero podemos llevar las acciones a otro nivel

México y países aliados deben empezar a hablar de compromiso, acuerdos, ayuda  y seguimientos internacionales, todos vivimos en el mismo planeta al final, las misiones climáticas no terminan en la COP26. Debemos empezar a ver qué podemos aportar todos desde nuestra trinchera, nuestra unión es lo que definirá un cambio“

¿Qué mensaje les darías a los activistas jóvenes que están iniciando?

“Digan que si a todo, necesitamos toda la ayuda posible. No tengan miedo a acercarse a organizaciones, no pierdan su identidad en ningún momento, la interseccionalidad es la clave para el cambio.

Prepárense y estudien, la educación es clave para el cambio, debemos dejar de culpar tanto al consumidor y enfocar los reflectores a los accionarios. Participen, busquen y acepten todas sus oportunidades, los grupos de apoyo como Girl Up o organizaciones ambientales son sumamente importantes en este tipo de movimientos”, concluye.

Imaginarnos un mundo casi “utópico” en donde los océanos son saludables de nuevo y están llenos de vida, en dónde no escasea el agua, en dónde el aire es totalmente limpio y fresco, en donde los suelos vuelven a ser fértiles, en donde la tecnología ha jugado a nuestro favor permitiéndonos tener transportes completamente ecológicos, etcétera, etcétera, pudiera parecer imposible, no obstante, es una realidad a la que aún podemos aspirar. 

Pero para poder cambiar, debemos accionar, debemos exigir y debemos evolucionar.

Debemos tener un mañana garantizado, para nosotros y para todos.

La acción y misión climática no termina en la COP26.

***

BIBLIOGRAFÍA:

Cinco maneras en que el cambio climático amenaza a las mujeres y las. (2021, 24 octubre). Noticias ONU. Recuperado 25 de octubre de 2021, de https://news.un.org/es/story/2021/08/1495972 

 *Foto de portada: catazul | Pixabay

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion