Vacunas contra el COVID-19: una historia de «agandalle»
Los resultados de la investigación científica contra la COVID en el mundo están siendo monopolizados por los países más ricos. La OMS ha criticado que 10 naciones acaparan el 95 de las vacunas
Por Pie de Página @
19 de enero, 2021
Comparte
Cynthia Rodríguez

Ha pasado poco más de un mes desde que el binomio Pfizer-BioNtech comenzó a distribuir por primera vez la vacuna contra el COVID y ya la Organización Mundial de la Salud, apenas hace cinco días, criticó que el 95 por ciento de las vacunas estén siendo monopolizadas por sólo 10 países: Estados Unidos y Reino Unido a la cabeza.

Incluso, desde que en Europa inició la campaña de vacunación (el pasado 27 de diciembre de manera simultánea en los 27 estados de la Unión Europea), las desigualdades entre las dosis que adquirieron los países ocasionaron que Italia, uno de los países más golpeados por la pandemia, levantara la voz y protestara ante las autoridades europeas por no cumplir los acuerdos de acceso a las vacunas, pues mientras a este país se habían destinado como primer entrega 9 mil 750 dosis, Alemania ya se había asegurado más de 150 mil.

El reclamo en un principio funcionó, pues la Pfizer comenzó a enviar regularmente 450 mil  vacunas por semana y actualmente Italia es uno de los países de la Unión Europea que más pacientes ha vacunado. Hace tres días ya reportaba más de un millón de dosis suministradas.

Desde el viernes pasado, sin embargo, Pfizer redujo la entrega de la nueva vacuna en aproximadamente 165 mil dosis.

También puedes leer: OMS estudia posibilidad de pasaportes de vacunación contra COVID-19

Así lo anunció la oficina de prensa del comisionado Extraordinario para la emergencia, Domenico Arcuri, quien a través de un comunicado de prensa aseguró que la decisión de la farmacéutica había sido “unilateral, distribuyendo las dosis a entregar en los 293 puntos de administración» del territorio italiano.

Una decisión que, a decir de Arcuri, producirá una asimetría entre las diferentes regiones pues ya se tenían contempladas 562 mil 770 dosis y ahora se esperan sólo 397 mil 800, donde las regiones afectadas son Emilia Romagna, Lombardía y Veneto con menos de 25 mil dosis cada una. Estas regiones son las más afectadas en la primera y segunda ola.

«Es muy imprudente usar un tipo de vacuna COVID para la primera dosis y otra diferente para la segunda”, advirtió Arcuri al anunciar que ya se están preparando acciones legales contra la Pfizer.

Anoche, la oficina de Arcuri volvió a informar sobre otro cambio de programa decidido “unilateralmente” por Pfizer en la entrega de vacunas con destino a Italia: la farmacéutica estadounidense entregó este lunes en Italia unas 103 mil dosis de las 397 mil programadas para esta semana, el corte de 165 mil decidido el viernes.

Hoy solo llegarán 53 mil 820 y hasta el miércoles los 241 mil restantes. La comunicación fue entregada por Pfizer a las 17:00 horas a las oficinas del comisionado explicando que el retraso se debe al nuevo plan de distribución para las próximas semanas.

 

Continuar leyendo en Pie de Página

*Foto de portada: Nicola Zingaretti | Pie de Página

Comparte
Pie de Página