Lado B
Un muro por las personas desaparecidas en el zócalo de Puebla
Desde finales de marzo familiares de personas desaparecidas ocuparon el muro que rodea al zócalo de Puebla, resignificando el espacio para visibilizar el fenómeno de las desapariciones en la entidad
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
20 de abril, 2021
Comparte

Ausencia

La imagen de un niño desparecido, el busto de una madre sosteniendo la fotografía de su hijo y el rostro de una mujer con un cubrebocas que dice “dónde están”, cubren más de 20 metros de la barda blanca que serpentea sobre la Avenida Reforma, en el centro de Puebla. 

Lunes-1.png

Se trata de un mural realizado el domingo 18 de abril en una jornada cultural y de difusión convocada por el colectivo “Voz de los desaparecidos”, que nace para hacer que las paredes y muros griten a la gente quiénes han desaparecido.

María Luisa Núñez, fundadora del colectivo, quien busca a su hijo Juan de Dios Núñez Barojas desde el 28 de agosto de 2018, cuenta que desde hace cerca de dos años buscaban ya bardas o muros para hacer intervenciones en el Centro Histórico, pero que por tratarse de patrimonio cultural de la humanidad no fue posible conseguir los permisos. 

Pero hace semanas el zócalo de Puebla amaneció rodeado por un muro blanco de madera, que resguarda el espacio como parte de un proyecto de remodelación. Era un gigantesco lienzo vacío, que fue tomado por el colectivo “Voz de los desaparecidos” por primera vez el domingo 28 de marzo, antes de Semana Santa.

También puedes leer: Desaparecer en Puebla

María Luisa dice que, para quienes integran el colectivo, el mural es una oportunidad de traer a sus familiares, que han sido desplazados de este espacio, a quienes no ven ni escuchan, de quienes no saben si las ven y las escuchan, en el aquí y ahora. Ocupar la barda es una forma de que los desaparecidos estén en el presente.

Pintas-Desaparecidxs-1-3.jpg

Foto: Marlene Martínez

Al mismo tiempo que familiares y personas solidarias pintaban “Ley de desaparición ya”, pegaban fichas de búsqueda y ponían aerosol de colores para fijar los rostros hechos con esténciles, otros se acercaban a los transeúntes invitándolos a dar su firma para impulsar la aprobación de la ley local en materia de desaparición, que se ha quedado en la congeladora. El colectivo está recabando firmas para aprobar la ley local en materia de desaparición (proyecto que se hizo de manera conjunta entre las familias, la diputada Estefanía Rodríguez e integrantes del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE) de la Ibero Puebla), tanto presencialmente como en línea, teniendo como fecha límite el 10 de mayo.

Desde las siete de la mañana personas iban y venían; las integrantes del colectivo se reconocían por llevar cubrebocas con la leyenda “Dónde están” y el nombre de “Voz de los desaparecidos”, además de vestir playeras con fotografías de hombres, mujeres, niñas y niños, seres queridos que no han regresado a casa. 

Las personas y familiares iban acompañados por el colectivo Tlacuache Pintor, integrado en su mayoría por artistas de Tlaxcala. Desde el mediodía, el colectivo de muralistas empezó a pintar, mientras llegaban familiares y voluntarios que siguieron recolectando firmas. 

En la esquina de Reforma y la 2 sur quedó el mural del colectivo Tlacuauche Pintor, a un lado de esténciles con los rostros de mujeres desaparecidas, seguido de la pinta de la ley de desaparición y después la exposición fotográfica “Nos queda de ti”, de la fotoperiodista Daniela Portillo. La serie de imágenes retrata la ausencia que viven las madres tanto de víctimas de feminicidio como de mujeres desaparecidas en Puebla.

Poco antes de que empezara a meterse el sol se proyectó el documental Volverte a ver en un pequeño espacio vacío que quedó en el muro que está frente al Palacio Municipal, el cual está prácticamente intervenido en su totalidad con el tema de desapariciones.

Solidaridad

personas desaparecidas en puebla

Foto: Marlene Martínez

Las jornadas dominicales se han convertido en un espacio de solidaridad. El colectivo Voz de los desaparecidos reúne ya por sí mismo a personas muy diferentes, de varios lugares del estado, ocupaciones y edades, que se han unido por una sola causa: encontrar a sus seres queridos. Porque en un país cuyas cifras oficiales dan cuenta de al menos 85 mil personas que siguen sin ser localizadas, es la unión lo que ha hecho que las autoridades respondan siquiera un poco y que la sociedad se sume a combatir la impunidad, hasta encontrarles. 

También puedes leer: Familiares de personas desaparecidas exigen justicia frente a una Fiscalía rodeada de vallas

En palabras de María Luisa, lo más significativo de estas jornadas ha sido el sumar la voluntad y cariño de personas solidarias. “Ya no solo somos los familiares quienes levantamos la voz por ellos, estamos logrando contagiar esta causa a más personas que afortunadamente no tienen que vivir lo mismo que nosotros”.

Y no solo se trata de hacer visibles las desapariciones, sino el saber y confirmar que en la búsqueda de sus seres queridos, no están solos.

El colectivo “Voz de los desaparecidos” fue quien dio el primer paso para que otras agrupaciones y causas dieran el salto para tomar también el enorme lienzo que flanquea todo el zócalo. 

Este domingo, además de la colecta de firmas para la Ley de desapariciones, hubo un mural para salvar el bosque, y estuvieron presentes quienes luchan por la interrupción legal del embarazo y la visibilidad de la comunidad trans. Del otro lado de la barda, sobre la avenida 2 sur, durante las semanas anteriores se hicieron dos murales para hacer sonar el aborto legal y a las personas trans. Al final las luchas compartieron el mismo lugar, no sólo en el muro del epicentro de Puebla, sino en la colectividad de la sociedad.

Para Concepción Aguayo, Cony, tía de Galilea Cruz Aguayo, desaparecida en abril de 2019, lo más gratificante es que con la iniciativa de tomar el muro, “hayamos jalado a más colectivos a una lucha solidaria sin caer en el caos [con] ese lienzo que pudimos tomar como la única opción que teníamos; el cometido se logró”.  

También puedes leer: Exige sociedad civil la inmediata aprobación de la Ley en Materia de Desaparición de Personas

El muro es un reflector para llamar la atención no sólo de medios locales y de las autoridades, también de la gente que normalmente no conoce estas noticias, dice Cony.

“Hoy nos damos cuenta que valió la pena levantarnos temprano, estar en el sol. Vemos que ha funcionado, que [el mural] (…) ha sido portavoz de otros colectivos que se han sumado a hacer un llamado a las autoridades, [mismas] que han mostrado apatía en cualquiera de las causas que cada colectivo trae”.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Autor Lado B
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”
Suscripcion