Puebla reporta 18 mil 85 decesos como exceso de mortalidad en 2020
Sólo el 27 por ciento de esos decesos (4 mil 947 de acuerdo con los datos del gobierno federal) se reconocieron como muertes provocada por la COVID-19
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
18 de enero, 2021
Comparte

Los datos del gobierno federal dan cuenta de la magnitud de la pandemia, hasta el 12 de diciembre del año pasado perdieron la vida 54 mil 473 personas en Puebla. De ese total, 36 mil 388 era el número esperado de decesos en un contexto no pandémico, pero ya sabemos que el 2020 fue cualquier cosa, menos un año típico.

El resto, 18 mil 85, es el número de personas cuya muerte no estaba considerada en las estimaciones oficiales, personas que perdieron la vida en el contexto COVID-19. De ellas, sólo 27 por ciento, es decir, 4 mil 947, están reconocidas oficialmente como decesos por SARS-CoV-2.

Las demás, si bien no son plenamente reconocidas como decesos COVID, se produjeron en un contexto en el que la pandemia acaparó interés y recursos públicos y privados.

También puedes leer: “Estamos a nada de que la gente se muera en la calle”.

En septiembre pasado, el epidemiólogo Víctor Ortiz explicó a LADO B que cuando hay epidemias muchas defunciones son consecuencia de las enfermedades base de las personas (comorbilidades); la cifra crece porque muchas personas no acuden a atención médica por miedo a contagiarse, y los recursos para los distintos padecimientos se reducen para poder atender la pandemia.

El boletín estadístico sobre el exceso de mortalidad que emite mensualmente el gobierno federal especifica que las cifras incluyen decesos “que de manera indirecta se pueden asociar a la situación general de la emergencia sanitaria”. 

Es decir, son decesos que parten de padecimientos no atendidos o poco atendidos porque la pandemia concentró los recursos médicos y hospitalarios.

Una cifra conservadora

Foto: Marlene Martínez

Las cifras oficiales reconocen un exceso de mortalidad de 19 mil 311 casos para el 2020, pero es un número que podría crecer. Primero, porque faltan por considerar las últimas dos semanas del año, pero además porque el registro marca cero casos desde cinco semanas antes. 

Esta falta de información se debe a que, de acuerdo con el boletín estadístico de noviembre pasado, Puebla forma parte del grupo de entidades que tiene al menos seis semanas de retrasos en sus registros.

Por lo pronto, con los números oficiales, a nivel nacional el exceso de mortalidad registrada es de 274 mil 486 casos, de los cuales el 40 por ciento (108 mil 873) son decesos reconocidos por COVID, cifra superior a los datos estatales.

También puedes leer: Muertes y hospitalizaciones por COVID-19 alcanzan picos de la primera ola de contagios

La información fue generada por un grupo de trabajo que incluye a la Secretaría de Salud federal, Gobernación y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y considera datos de todas las actas de defunción y todas las causas de decesos reportadas durante la emergencia por COVID-19.

La tercera causa de decesos en Puebla

El pasado 5 de enero el subsecretario de Salud en el estado, José Antonio Martínez García, dijo que el COVID-19 “se mantiene como la tercera causa de mortalidad en la entidad”, sólo superada por las enfermedades del corazón y diabetes.

En rueda de prensa el funcionario especificó que en primer lugar se ubican las defunciones relacionadas con enfermedades del corazón, y en segundo lugar aquellas provocadas por complicaciones de diabetes mellitus. 

Mientras que en cuarto están las causadas por tumores malignos, seguidas de los padecimientos del hígado; en sexto lugar están las enfermedades cerebrovasculares y los decesos provocados por accidentes.

 

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar