Desde las calles de Berlín, Alice Phoebe Lou
Armada con una guitarra, a veces acústica, otras eléctrica, una voz suave pero potente y canciones construidas con las estructuras del folk
Por Josué Cantorán @josuedcv
17 de abril, 2016
Comparte
Josué Cantorán

@josuedcv

Armada con una guitarra, a veces acústica, otras eléctrica, una voz suave pero potente y canciones construidas con las estructuras del folk pero que rasgan entre las influencias del blues, Alice Phoebe Lou es heredera de una larga tradición de cantautoras anglohablantes a la Joni Mitchell, de hermosas voces y canciones redondas.

Alice Phoebe Lou nació y creció en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, pero un viaje que hizo a Berlín a los dieciséis años la convenció de quedarse ahí, debido a la impresión que dejó en ella el intenso movimiento de música callejera. Aún menor de edad, la cantante comenzó a presentarse en la calle para financiar su viaje y, tras regresar a Sudáfrica sólo para terminar sus estudios, finalmente se estableció en la agitada ciudad alemana.

“Decidí mudarme a Berlín porque disfruté y aún disfruto la atmósfera, además me dio una dirección diferente en la música, de no querer ser una estrella pop o volverme rica y famosa, sino hacer algo real, algo verdadero”, cuenta la cantante a Lado B poco antes de su presentación en el festival Guacamaya, que se llevó a cabo el pasado sábado en San Pedro Cholula.

Alice no tendrá más de veintidós años pero ha forjado un fuerte dominio escénico debido a su escuela de calle. Para Alice, no existe nada más real que tocar así, para todos y para nadie.

“Tocar en la calle, para mí”, cuenta la intérprete, “es la forma más verdadera de tocar música porque tocas para todos, para cualquier persona que pasa por ahí, y los ayudas con tu música. Ahora toco en festivales alrededor del mundo pero sigo tocando en las calles y parques de Berlín, donde hay una increíble comunidad de músicos callejeros, de gente muy talentosa que toca sólo por el placer de tocar”.

Este 22 de abril Alice publicará en su página oficial su primer disco oficial, Orbit, al que describe como “atemporal” y en el que se verán influencias de jazz, hip hop y blues. Antes, la cantante lanzó Momentum, un EP de ocho canciones y Live at Grüner Salon, un álbum en vivo cuyas ventas fueron utilizadas expresamente para financiar la siguiente grabación, que significará su debut oficial.

Después de dicho lanzamiento Alice dedicará más de un mes para realizar una gira por Europa, que incluirá ciudades como París, Ámsterdam y Londres, y espera regresar a América entre septiembre y octubre para tocar en la ciudad de México.

En vivo, la cantante puede tener dos facetas: una en la que se presenta sola con su guitarra y su voz, desnudando sus canciones hasta los huesos, tal como se le vio esta vez en Cholula; o bien, con una banda integrada por músicos de distintas partes de Europa y otros originarios de la escena local donde se presente, para hacer de cada recital una experiencia distinta.

Alice-3

Foto: Marlene Martínez

La propuesta de Alice Phoebe Lou puede ser descrita como una experiencia de melodías serenas, letras íntimas y estructuras clásicas de la canción folk contemporánea.

La cantante llegó al festival cholulteca gracias a que una de las organizadoras la contactó después de escuchar su música en Youtube. “Este es el tipo de festivales que realmente me gustan, algo que organiza la comunidad y hacen sentirte bienvenida”, dice.

Comparte
Josué Cantorán