Lado B
Crítica la situación hospitalaria en Puebla por COVID: gobierno federal
El gobierno del estado dice que aún no se supera el 70% de ocupación en general, el indicador de crisis
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
12 de agosto, 2021
Comparte

“694 personas hospitalizadas [a causa de la COVID-19] es un número muy alto, muy muy alto, que apunta a una crisis para finales de agosto si es que la curva no se doma”, dijo el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta en su rueda de prensa matutina del martes 10 de agosto.

Jueves.png

Aunque, de acuerdo con los datos de hospitalización que el gobierno federal publica a través del Sistema de Información de la Red IRAG, la atención médica hospitalaria en Puebla se encuentra en una situación crítica desde ese mismo día.

Según los datos federales del 10 de agosto los 28 hospitales públicos que Puebla tiene registrados en la red IRAG reportaron una ocupación promedio del 74.6 por ciento, con seis hospitales públicos del interior del estado al 100 por ciento, y dos de la ciudad de Puebla: la Margarita del IMSS y el general norte arriba del 96 por ciento. 

Aunque para las autoridades locales el escenario es ligeramente distinto, el mismo día que el gobernador planteó la crisis que se avecina, “si no se toman las medidas necesarias de vacunación y sana distancia”, el titular de la Secretaría de Salud en el estado, José Antonio Martínez García, aseguró que la ocupación hospitalaria en la capital de Puebla y la zona conurbada era del 64 por ciento, y en el interior del 67 por ciento (65 por ciento en promedio).

Prácticamente 10 puntos porcentuales menos entre las dos administraciones, aunque el gobierno federal no considera a los hospitales particulares en su red IRAG. 

Y aunque se buscó a la Secretaría de Salud estatal para que explicara la diferencia entre los datos, el área de prensa de la dependencia no respondió a las peticiones de información de esta casa editorial.

Saturados

IMG 0241

Foto: LADO B

“El triage (la zona de clasificación del nivel de atención médica) ya está saturado, igual el hospital emergente en La Margarita”, cuenta a LADO B una enfermera que pide la reserva de su nombre.

Y los datos ya citados del Sistema de Información de la Red IRAG lo confirman, con 99 por ciento de ocupación de camas en general, La Margarita está ya saturado en espacios de atención para personas enfermas de COVID-19.

Aunque, a decir del gobierno estatal, al sistema de salud en la entidad aún le sobran camas. En la rueda de prensa del pasado martes, Martínez García aseguró que Puebla cuenta con mil 587 camas censables, en todo el sector, incluyendo privados y sector público. 

Es decir, más del doble de las que se encuentran ocupadas en este momento —otro dato que no cuadra con la cifra de ocupación reconocida del 65 por ciento en promedio—.

Y agregó: “Pero si nos llegara a sobrepasar esta capacidad tenemos planes de crecimiento en todos los hospitales, ampliaciones por desastres. Ojalá no suceda, pero sí tenemos capacidad de ampliarnos más”.

Por su parte, el gobernador Luis Miguel Barbosa llamó a los hospitales privados “a que estemos preparando para ir ampliando los niveles de capacidad para recibir pacientes dependiendo de cómo se vayan generando las necesidades de salud pública”. 

El problema, sostiene una médica que trabaja en el sector salud consultada por LADO B, no es solo tener camas, sino el personal de salud necesario para atender a las personas afectadas por el virus SARS-CoV-2.

“Cada paciente —dice la urgencióloga que pidió la reserva de su nombre— requiere personal médico, de enfermería, de intendencia, de movilización y traslado en cuatro turnos diferentes. Además de medicamentos, insumos, equipo de monitoreo y, en casos graves, ventilación mecánica con toda la infraestructura que estos equipos requieren y médicos que sepan usarla. Se requiere de un entrenamiento que muy pocos hemos tenido la oportunidad y las ganas de tomar. Y los resultados de estas carencias han sido desastrosos en las olas pasadas”.

Jóvenes y no vacunados

Tres de cada cuatro personas que han necesitado hospitalizaciones en esta tercera ola de la pandemia no cuentan con la protección de la vacuna, esto fue dado a conocer por Martínez García. El 12 por ciento sólo tiene una dosis aplicada del biológico y el 11 por ciento restante no cumplió con los 14 días de resguardo (para activación de anticuerpos) posterior a la segunda dosis que la Secretaría de Salud ha recomendado desde el inicio de las jornadas de vacunación.

También puedes leer: 77% de personas hospitalizadas por COVID-19 no están vacunadas: SSA 

Y son cada vez más jóvenes las personas que presentan problemas de salud provocados por el contagio con el SARS-CoV-2, según cuenta a LADO B una especialista de la fisioterapia que se dedica a atender a pacientes en rehabilitación pulmonar.

“Enero y febrero estaba dando rehabilitación a personas que salieron de la segunda ola, y eran puras personas de 70, de 60, de 90 años. Ahorita te puedo decir que todos mis pacientes tienen entre 25 y 35 años, no tengo a nadie arriba de esas edad”.

Eso, dice, explica que no haya tantos decesos como en la segunda ola pues los pacientes más jóvenes reaccionan mejor a los tratamientos, además de que tienen menos comorbilidades.

 

*Foto de portada: LADO B

Comparte
Autor Lado B
Ernesto Aroche Aguilar
Suscripcion