A pesar de tener un proyecto de vida distinto, Siomara ha tenido que aprender a maternar
Siomara, para quien la maternidad no era un plan, se convirtió en mamá de su sobrina después del feminicidio de su hermana
Por Greta Rico @GretaRico
11 de abril, 2021
Comparte
Esta nota la leyeron primero las personas suscritas a la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Suscríbete y accede a nuestro contenido antes que nadie.

Acá puedes leer Maternar a infancias en orfandad, los otros daños de un feminicidio, el reportaje que acompaña esta serie de fotografías.

Siomara_GretaRico_01-2.jpg

Siomara reconforta a sus sobrinos durante el funeral de su madre, quien fue víctima de feminicidio en noviembre de 2017 en el Estado de México. El feminicidio no termina con el asesinato, tiene impactos psicosociales que provocan trauma en las madres, hermanas, abuelas y tías que se convierten en madres sustitutas / Foto: Greta Rico

Siomara_GretaRico_02-2.jpg

“Adiós mamá”, Nina se despide de Siomara con un beso antes de separarse para el festival navideño en la escuela / Foto: Greta Rico

Siomara

Desde que Siomara se convirtió en mamá ha tenido empleos temporales en donde le pagan menos de lo que ganaba antes, se ha mudado varias veces en zonas de la periferia de la ciudad y aunque ha intentado salir del Estado de México, sus posibilidades económicas no se lo permiten / Foto: Greta Rico

Siomara

Siomara y Nina duermen juntas desde que son madre e hija, ya que a Nina no le gusta dormir sola desde que asesinaron a su madre. / Foto: Greta Rico

Siomara_GretaRico_05-2.jpg

Como a muchas niñas de seis años, a Nina no le gusta bañarse, es un reto convencerla. Siomara tiene que inventar momentos divertidos para que aprenda a disfrutarlo. / Foto: Greta Rico

Siomara_GretaRico_06-2.jpg

A Nina le gusta mucho dibujar e inventar historias. Cuando sale de bañarse le pide a Siomara que la cargue para que pueda pintar con sus dedos en el espejo del baño. / Foto: Greta Rico

Siomara

En la periferia de la Ciudad de México la escasez de agua es un tema recurrente. Siomara lleva varias semanas sin agua y aunque tiene una lavadora en casa, muy frecuentemente tiene que pagar servicio de lavandería para tener ropa y cobijas limpias. / Foto: Greta Rico

Siomara_GretaRico_08-2.jpg

En mis planes nunca estuvo ser mamá, yo no quería tener hijos. A veces siento que no tengo paciencia y me cuesta mucho pensar que ahora tengo que cuidar de alguien más”, dice Siomara / Foto: Greta Rico

 

***

Esta historia es parte de las Cartografías de Cuidado, un proyecto de periodismo feminista donde mapeamos los trabajos invisibles que sostienen la vida: las labores de cuidado que realizan las mujeres.

Acá puedes leer Maternar a infancias en orfandad, los otros daños de un feminicidio, el reportaje que acompaña esta serie de fotografías.

Y acá está la historia gráfica de María Antonia, 17 años de exigir justicia y maternar a sus nietos

Comparte
Autor Lado B
Greta Rico
Greta Rico es fotógrafa documental, periodista y educadora enfocada en temas sobre género y derechos humanos. Su trabajo tiene como eje explorar fronteras sociales y rehistorizar el cuerpo de manera situada. A través de sus imágenes reflexiona sobre la colonialidad, la cultura de género, la violencia, y el trauma.
Suscripcion