Lado B
Narrar historias en movimiento: La Cuentera Movediza
Lourdes Roth, también conocida como La CuEnterA MoVediZa, es una artista que utiliza la danza en escena para interpretar y narrar historias a niñas, niños, adolescentes y personas adultas
Por Ray Ricardez @RayRicardez
11 de marzo, 2021
Comparte

Antes de iniciar la función puedes verla a lo lejos, moviéndose entre los jardines, yendo y viniendo al que será su escenario, mientras niñas, niños, jóvenes y personas adultas, esperan sentadas con curiosidad. Y así, con un par de brincos, mímica y sonido al fondo, aparece para hacernos conectar con nuestro niño o niña interior. Ella es Lourdes Roth, quien interpreta al personaje La CuEnterA MoVediZa, mismo que ella construyó para narrar historias en movimiento a todas las personas. 

Viernes-01-2.png

También conocida como “Lula” Roth, la artista con licenciatura en Danza Contemporánea Interdisciplinaria y Maestra en Estética y Arte, interpreta a un personaje que encuentra sus orígenes combinando el teatro y la danza con una ligera influencia de los circos, la maternidad, el desarrollo humano, la colectividad, la empatía y el sentido social.

“[La cuentera es] una interfaz entre las narrativas —o un cuento— y la vida de las personas y su movimiento”, dice Roth. Esta se encarga, en escena, de romper la pared con el público, abriendo su obra a las sensaciones de todas las personas involucradas, con la finalidad de que, en sus palabras:puedan vivir una experiencia escénica de una forma mucho más vital y concreta”. 

Así, echa mano de cantos, música, diálogos y acrobacias, para que niñas, niños, jóvenes y personas adultas sientan y bailen desde una conexión colectiva. La obra, a través de estos recursos, crea un vínculo entre el libro (la narración) y la vida de las personas, cuenta Roth. La cuentera se mueve y habla haciendo que la otra persona “sienta las palabras físicamente” y, a través de su voz, sienta su cuerpo.

Las temáticas que aborda son variadas y dependen del relato que elija para cada función; desde la narrativa infantil (que es muy diversa y extensa) ella logra tomar diferentes sentimientos como el miedo o el amor, para plasmarlos en sus danzas.

Ser un espejo: los fundamentos para narrar en movimiento y sus técnicas

cuentera-gallo-baja.jpg

Foto: Cortesía

Las neuronas espejo (encargadas de hacernos imitar acciones que llaman nuestra atención de manera inconsciente) y la empatía, son factores fundamentales en las presentaciones de la cuentera, explica Roth; estos, de acuerdo con ella, tratan de unir las historias que cuenta con la sensación física y sentido de vida de cada persona, haciendo que cada una se encuentre consigo misma.

La cuentera, además, es un instrumento de reconocimiento que tiene que ser versátil en todos los aspectos artísticos posibles para que pueda abarcar el mayor rango o espectro de movimiento, emociones, sensaciones y conocimientos, para ser así un espejo de las personas cuando la escuchan, cuenta la bailarina. 

En cuanto a las técnicas que utiliza, Roth cuenta que la cuentera usa metodologías de la danza contemporánea y el ballet cubano, adecuándolas al teatro, al clown terapéutico, a la estética y a la teoría del arte. A su vez, cuenta, ha ido incorporando estrategias artísticas de comunicación inclusiva; es decir, promueve el respeto y tolerancia a toda persona, viendo a la humanidad y naturaleza desde el cuidado hacia el otro u otra. 

Convertirse en La CuEnterA MoVediZa

Cuenterabausch.jpg

Foto: Cortesía

Roth fue madre de un niño desde joven, y fue en esta etapa de su vida cuando se percató que podía hacer obra infantil. Siendo bailarina profesional, al momento de sus ensayos, creaba productos artísticos que, considera, fueron valiosos en términos prácticos para su maternidad (haciendo que su hijo prestara atención a lo que hacía) y que, eventualmente, pudo presentar a más niñas y niños. Ella asegura que, en ese entonces, no encontraba productos culturales de calidad para su hijo; de ahí que incursiona en la danza dirigida a las infancias.

En 2016 fue cuando empezó a contar cuentos danzando. Ella narra que se puso el reto personal de unir la acrobacia, la danza y la literatura en un solo espacio. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que no era una bailarina únicamente, sino una artista que buscaba un espectro muy amplio.

Te podría interesar: Santorini: la poesía y el tiempo como catalizadores de los vínculos humanos

De ahí, explica, La CuEnterA MoVediZa se convierte en un catalizador de todos sus intereses personales y de las inversiones de trabajo que ha dado a su cuerpo. Es, en suma, un producto artístico para su hijo que, eventualmente, se introdujo a la vida de más niñas y niños, con tal de fomentar el interés de las infancias en las artes escénicas, viéndolas como algo divertido y accesible, en donde también pudieran moverse e involucrarse con mamás, papás y demás personas.

Hablarle a nuestro niño y niña interior

LA2A8921.jpg

Foto: Cortesía

La artista apela a que nos quitemos los estereotipos entre la niñez y la adultez. Roth cree que toda obra que hace una disociación entre las niñas y niños con las personas adultas, está menospreciando la capacidad humana en la infancia. Ella advierte que la niñez está muy estereotipada, así como los conocimientos que tiene. A su vez, considera que la adultez misma está encerrada en lo que debe hacer, conocer, sentir, etcétera.

“Lo que hace la cuentera es que apela al corazón infantil de todos, pero también apela a la inteligencia y capacidad creativa de todos, y esa es infinita y enorme”, dice Roth. Su personaje, asegura, reconoce el desarrollo cognitivo de las niñas y niños. Es por esto que la cuentera hace una función en donde haya elementos múltiples que puedan conectar con todas las etapas de la vida: desde los tres años, hasta las personas más adultas. “Cuido mucho que todos estemos en territorio común”, agrega.

Simplemente, apela a su “yo” infantil, para hablarle sí a las infancias, pero también al niño o niña interior de las personas adultas y así integrarlas, comenta Roth. 

Además, otra función de su personaje, explica, es que busca que mamás y papás puedan crear un vínculo con sus hijas e hijos desde el amor, el cariño, el afecto y la aceptación, mostrándose también vulnerables y divertidos.

Las presentaciones

Hay pocas cuenteras o cuenteros y poca oferta escénica en Puebla, advierte Roth. Y el público, con esto, descuida este arte, dejando de ver las carteleras culturales y desvinculándose de estos eventos. Es por esto que, desde su personaje, busca que la gente tenga el interés de regresar a ver artes escénicas e integrarlas a su vida cotidiana. Que tengan una buena experiencia con la cuentera, explica, hace que quieran darle un espacio al arte escénica en Puebla. 

Por ahora, La CuEnterA MoVediZa se presenta todos los domingos al mediodía en el Jardín Etnobotánico de Cholula. También da sesiones por Zoom y asiste a eventos privados.  Además, hace cápsulas de video danza y trabajo social a comunidades vulnerables, dando sesiones a mitad de precio. 

“Es más potente enfrentarte a cualquier cosa de la vida feliz, abierto, disponible, e incluso creativamente expuesto, que preocupado, enojado, con angustia y ansiedad; la cuentera no es inocente, es más bien un personaje que potencia las cualidades y virtudes de la belleza, la felicidad, la compasión, la aceptación, y eso la hace fuerte; tenemos pocos espacios que nos recuerdan que esas son nuestras herramientas más potentes”. Y es ahí donde, dice Roth, trata de inyectarle a la persona el gusto y apertura hacia la vida.

***

Para conocer más de su trabajo puedes seguir su página de Facebook y su cuenta de Instagram, así como su sitio oficial

*Foto de portada: Cortesía

Comparte
Autor Lado B
Ray Ricardez
Licenciado en Relaciones Internacionales por la UDLAP con Maestría en Medios, Comunicación y Cultura por la Universidad Autónoma de Barcelona. Investigador, periodista en proceso y músico de corazón. Coordinador de la revista digital Libertad de Réplica. Interesado en la movilización, el periodismo y el cambio social. Soñando con hacer un mundo mejor ayudado por las palabras.
Suscripcion