Lento proceso de vacunación podría afectar recuperación económica del estado: especialistas
De acuerdo con economistas, la recuperación económica dependerá tanto de que no haya una nueva ola de contagios peor a la de enero de 2021 en Puebla, como un retraso en el programa de vacunación
Por Fernando Merino Noriega @FerMerinoN
21 de marzo, 2021
Comparte

Los daños a la economía de Puebla provocados a un año de pandemia son estrepitosos: 9 mil 687 empresas cerraron en la entidad 一de un total de 73 mil 436 que estaban instaladas, y hubo una pérdida del 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del estado, de acuerdo con la titular de la Secretaría de Economía Estatal, Olivia Salomón Vivaldo.


En ese sentido, el proceso de vacunación es tan importante para la recuperación económica que será hasta que se tenga mínimo el 70 por ciento de la inoculación en el estado —o hasta el 100 por ciento—, que las empresas podrán operar con normalidad y la gente podrá salir al cine, a restaurantes, a vacacionar o a hacer cualquier otra actividad que reactive la economía, dice a LADO B el economista Etienne Ricárdez.

Sin embargo, Juan Carlos Dominguez Vergara, economista y docente de la Ibero Puebla, dice a LADO B que realmente hay dos escenarios posibles: uno poco alentador en el que la pandemia empeore con una tercera ola de contagios, lo que puede afectar el proceso de vacunación y acentuar “todavía más el declive de la economía poblana y del país (…) y el otro sería que la economía se empiece a recuperar aunque sea levemente [y] poco a poco”.

Para Dominguez Vergara, el segundo escenario dependerá del comportamiento de la sociedad 一además de la situación internacional一 pues el desinterés en respetar los decretos estatales es lo que puede llevar a una tercera ola de contagios; muestra de eso es que en noviembre de 2020 hubo en relajamiento en las medidas sanitarias y por ello el estado pasó de semáforo amarillo a naranja, y después de las vacaciones de fin de año Puebla regresó a semaforo rojo, lo que provocó la suspensión de actividades económicas no esenciales, retrasando la recuperación económica todavía más.

De acuerdo con Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se estima que en mayo de 2020 se habrán aplicado 80 millones de vacunas en todos los estados de la República mexicana, y la Política Rectora de Vacunación Contra COVID-19 establece que el total de población a vacunar es de 93.6 millones de personas, y este proceso culminará en marzo de 2022 .

Hasta el 17 de marzo, en Puebla se han aplicado 162 mil 423 dosis, aproximadamente, de vacunas con base en datos que la Secretaría de Salud Estatal ha brindado en las ruedas de prensa diarias. 47 mil 379 vacunas se destinaron al personal de salud que labora en la primera línea de atención de la pandemia; 42 mil 550 a personas adultas mayores de la Mixteca, Sierra Norte y San Andrés Cholula, y 27 mil 300 dosis fueron aplicadas en Tehuacán.

A pesar de que no se ha concluido la vacunación a personas adultas mayores de nueve municipios de la zona conurbada de Puebla, al corte del 17 de marzo, se habían aplicado 45 mil 194 dosis; aunque no es posible hacer una proyección de cuantas vacunas se deben aplicar en Puebla, pues ese dato es manejado desde la Secretaría de Bienestar a nivel federal con mucha secrecía.

Situación económica, complicada incluso antes de la pandemia

Foto: Marlene Martínez

Lo que es un hecho es que el estado se encontraba en una situación económica complicada desde antes de la llegada de la pandemia. Aunque todavía no se tienen las estadísticas del cuarto trimestre de 2020, y por ello no se puede hacer una comparación anual con el año anterior, es cierto que durante todo 2019 también hubo una disminución anual del 0.8 por ciento de la actividad económica, respecto al 2018, en las actividades económicas primarias (extracción de recursos naturales), secundarias (manufactura) y terciarias (servicios), de acuerdo con cifras del Inegi. 

Las actividades secundarias y terciarias son, por otra parte, las que se han visto más afectadas durante la emergencia sanitaria, pues de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (Itaee) del Inegi, correspondiente al tercer trimestre de 2020, de enero a septiembre de 2020, el sector secundario en Puebla registró un descenso del 22.2 por ciento y el terciario del 9.9 por ciento, mientras que en el mismo periodo las actividades primarias registraron un aumento del 4.3 por ciento

También puedes leer: A un año de la pandemia: los estragos del encierro

A su vez, este cierre de empresas y la disminución de la actividad económica se ha traducido en un aumento de los índices de desempleo, pues la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi reveló que durante el mes de enero de 2021 se registró una tasa de desocupación del 3.9 por ciento en Puebla, 0.7 puntos porcentuales más que en el mismo periodo en 2020 cuando la pandemia aún no llegaba al estado; en ese entonces la tasa de desocupación era del 3.2 por ciento.

También puedes leer: Restaurantes agonizan con el segundo confinamiento por COVID-19 en Puebla 

Las cifras anteriores contrastan con las expectativas de recuperación económica en el estado, ya que el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, estima que recuperen la membresía de afiliados que tenían previo a la pandemia en marzo de 2022, es decir, que de las empresas que cerraron se afilie a la cámara una cantidad similar de negocios y empresas. 

Apoyos económicos no serán suficientes

Foto: Marlene Martínez

En la comparecencia de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón dijo que se han entregado los siguientes apoyos: 300 millones de pesos para el otorgamiento de créditos, mil 43 millones de pesos de recurso federal en créditos a la palabra para 41 mil 722 beneficiarios, y otros 35.2 millones de pesos para pequeños negocios.

De acuerdo con Juan Carlos Domínguez, el impacto económico a las empresas por la pandemia es tan importante que “no puede haber estímulos [económicos] que alcancen, [pues la pandemia] ha impactado tan drásticamente que hay mucha gente que se encuentra en una situación problemática; hay recursos limitados”. 

El académico destaca que es importante hacer una revisión de los estímulos y ver cuáles han funcionado y cuáles no, para corregir los errores que puedan tener. Agrega que hay muchos estímulos tanto a nivel estatal y federal,  pero “habría que ver los impactos reales y mejorarlos [en caso de que sea necesario]”. 

Pero algo que también se debe tomar en cuenta es el apoyo al comercio informal, pues esta actividad representa el 32.2 por ciento del empleo en el estado 一según datos del Censo Económico del Inegi publicado en 2019一  y ubica a la entidad en el séptimo lugar con más empleo generado por la informalidad, por lo que los apoyos también se deben otorgar a esta economía

Es precisamente en el sector de la informalidad que se debe poner atención y otorgar apoyos, pues aunque el gobierno del estado ha culpado a esta actividad, en gran medida, por el aumento de contagios durante distintos meses, de acuerdo con el economista de la Ibero, se debería tener en cuenta “el aplicar medidas de aislamiento que realmente sean efectivas y que no dañen mucho la economía informal [de quienes] tienen que salir a la calle a buscar trabajo”, es decir, hacer un balance entre la reducción de contagios y la reactivación económica. 

También puedes leer: “Nunca seremos las mismas después de la pandemia”: enfermeras del área COVID 

Asimismo, Dominguez Vergara advierte que, ante las vacaciones de Semana Santa próximas, “la políticas [de prevención sanitarias] deben seguir enfocándose a que la gente no baje la guardia y a fomentar la conciencia, porque estamos en semáforo amarillo y no [debemos] relajarnos”, pues, recuerda, la segunda ola de contagios llegó después de las fiestas de fin de año.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Fernando Merino Noriega