Ciberfeminismo, la red de apoyo contra la violencia de género online
Las organizaciones feministas en el ciberespacio han contribuido a la visibilización de la violencia digital; sin embargo, destacan que se necesitan crear políticas públicas de atención y prevención frente a los niveles de impunidad en este tipo de delitos.
Por Gustavo Escalante @fumandoplanetas
16 de diciembre, 2020
Comparte

El ciberespacio se ha convertido en un lugar para expresarse libremente y visibilizar los problemas públicos que considerábamos exclusivos de la esfera de lo offline. Para Lulú Barrera, directora de la colectiva ciberfeminista Luchadoras, movimientos en redes sociales como #MeToo y #MiPrimerAcoso son ejemplos de cómo los espacios virtuales visibilizan la violencia hacia las mujeres y, al mismo tiempo, crean redes de apoyo.

Durante el conversatorio organizado por LADO B, «Ciberfeminismo y acoso digital», Lulú Barrera y Dafne García, criminóloga y autora del reportaje La trata digital: explotación sexual en línea, mantuvieron una conversación sobre el ciberespacio como lugar de expresión del movimiento feminista, así como la violencia digital que sufren las mujeres.

En este sentido, Barrera explicó que internet también ha sido la plataforma para democratizar el feminismo. La integrante de Luchadoras dijo que antes de tener el alcance actual, el feminismo se quedaba generalmente en la teoría académica, disponible para quienes tenían acceso a los estudios de género. 

El avance del feminismo en el ciberespacio ha reunido la participación de colectivos feministas, asociaciones civiles e investigaciones periodísticas que dan cuenta de los logros que ha alcanzado el ciberfeminismo.  

Te sugerimos leer: Acciones feministas por un mundo libre de violencias de género

Sin embargo, al tiempo que el feminismo avanza, las formas de violencia también lo hacen, dijo Dafne García, refiriéndose a la violencia digital —aquella que vulnera la integridad de las mujeres a través de la difusión de imágenes íntimas por medios digitales, por ejemplo—. 


La criminóloga e investigadora mencionó que los modos y mecanismos para llevarla a cabo se renuevan constantemente y afectan principalmente a las mujeres. De acuerdo con un informe de Luchadoras, el 84 por ciento de las víctimas del delito de difusión de imágenes íntimas a través de internet son mujeres. 

Para Barrera, la violencia digital no necesariamente se desarrolla de forma progresiva, sino a través de la existencia simultánea de distintos agravios. Dichas violencias pueden consultarse en la tipología de la violencia digital, elaborada por Luchadoras.

Las formas de violencia digital son una extensión de la violencia que se gesta en entornos físicos, como en las relaciones de pareja, la calle y el hogar, dijo Barrera. Por su parte, García añadió a la delincuencia organizada como un factor que también incide, e hizo mención de la existencia de grupos delincuenciales dedicados al robo de fotografías íntimas y cuentas de redes sociales con el fin de extorsionar y/o extender el delito de la trata de mujeres al entorno digital.

García indicó que los grupos delincuenciales que se dedican a cometer estos actos utilizan técnicas que van desde el engaño y suplantación de identidad, hasta el fraude informático a través del pishing, una técnica que utiliza la simulación de páginas web para robar las contraseñas de cuentas de redes sociales. La autora del reportaje La trata digital: Explotación sexual en línea expuso que las brechas de seguridad y el desconocimiento de las medidas de protección en redes sociales vuelve vulnerables a las usuarias.

También puede interesarte: Las cinco colectivas feministas que debes conocer para enfrentar la violencia digital

Adoptar medidas de protección como la utilización de un software libre, aplicaciones y extensiones de seguridad como Expand URL y Pishcheck, y el uso de navegadores seguros como Tor, son algunas de las recomendaciones que Dafne García expuso durante el conversatorio. Además, aconsejó a las víctimas de violencia digital, denunciar con la policía cibernética los actos de violencia, así como buscar asesoramiento y acompañamiento.

La Ley Olimpia necesita de políticas públicas de atención y prevención

Foto: Julia Khalimova | Pexels

A pesar de la aprobación de la Ley Olimpia en algunos estados del país, el contexto de los delitos de violencia digital es de impunidad. De acuerdo con el informe «Justicia en trámite«, elaborado por Luchadoras, el 83 por ciento de las carpetas de investigación sobre casos de violencia digital permanecen inconclusas.

El informe también demuestra que las denuncias de violencia en línea son cada vez más —en los tres últimos años se contabilizaron 2 mil 143 carpetas de investigación—, pero el porcentaje de investigaciones resueltas no aumenta. Del 17 por ciento de las investigaciones concluidas sólo el 2.8 por ciento (24 casos) inició causas penales.

Te recomendamos leer: Denunciar la violencia digital no se traduce en acceso a la justicia: activistas

El motivo de que las investigaciones queden inconclusas es que los procesos muestran una debilidad para gestionar jurídicamente la intervención de comunicaciones. Para Dafne García, esta parte del proceso es el momento en que la investigación se trunca. Por lo anterior, comentó que las fiscalías deberían utilizar técnicas de investigación más accesibles como la recopilación de información pública y el seguimiento de indagaciones hechas por las organizaciones civiles.

Para Lulú Barrera, lo que ha logrado sobre todo la Ley Olimpia es poner en la arena pública la problemática y consecuencias de la violencia digital. Sin embargo, dijo que para combatir la impunidad es necesaria la creación de políticas públicas adecuadas en las que participen los tres poderes de gobierno.

Las ponentes también consideran que es necesario que se consolide una cultura de ciberseguridad que proteja y prevenga la violencia digital hacia las mujeres, basada en el diálogo público sobre la ciberviolencia, la educación crítica sobre el uso de las tecnologías y la creación de redes de apoyo entre mujeres.

***

Puedes encontrar el sitio web de Luchadoras en este enlace. Algunas apps y herramientas para acceder de manera segura al ciberespacio son: Tor (Navegador web);  Expand URL y Pishchek (Extensión de navegador).

*Foto de portada: Freepik

Comparte
Gustavo Escalante