Hubie Halloween, Adam Sandler y la parodia de Viernes 13
Hubie Halloween debe verse como una suerte de parodia. No solo como una parodia de Adam Sandler a sí mismo -porque a leguas parece que así es- sino también a las películas de terror
Por Héctor Jesús Cristino Lucas @
22 de octubre, 2020
Comparte

Primero lo primero: NO SOY UN DETRACTOR DE ADAM SANDLER… aunque con eso no estoy diciendo que sea un espléndido actor. No obstante, pareciera que hoy en día las dos reglas primordiales para ser un buen crítico de cine es amar lo que de por sí ya es amado y odiar lo que de por sí ya es odiable. 

Es decir, afirmar que Stanley Kubrick es un genio simplemente por ser Stanley Kubrick. Repetir lo que todos dicen sin entender el motivo de su encanto. O, en su defecto, para parecer aún más intelectuales, odiar a toda costa lo que nació para ser odiado. En este caso: abrir un canal de YouTube sobre “cine”, hacer un par de chistes que no causan gracia, y criticar a Adam Sandler por ser malo, aunque YA TODOS SABEMOS QUE ES MALO.  

Como ir corriendo a tu periódico favorito para colocar en la primera plana que la Coca-Cola es una bebida azucarada que puede matarte. Y de ahí, regodearte como falso intelectualoide solo por confirmar lo evidente. Como dijera el Dr. Manhattan: “estoy cansado de este mundo… de su gente.”

Por lo que si estás esperando una crítica de veinte hojas de por qué la reciente película de Adam Sandler es una bazofia insufrible que no debería verse a menos que quieras aplicar un nuevo método de eutanasia, puede que quedes un poco decepcionado. De una vez te lo digo por si no quedó bastante claro: no porque reniegues de Adam Sandler simplemente por ser Adam Sandler -así como criticar a Robert Pattinson solo por ser Edward Cullen- eres un buen crítico de cine.  

¡PEEEEERO! Con esto tampoco estoy diciendo lo contrario. A veces, simplemente debes entender las motivaciones del producto. Saborear su naturaleza y desentrañar su ontología. 

Adam Sandler me parece un tipo que entiende muy bien el público al que dirige sus películas. Y, por ende, entiende a la perfección los productos que protagoniza. Está tan consciente de lo que hace, que simplemente repite la fórmula efectiva. Pero no lo hace para la crítica, sino para la taquilla; esto es aún mucho más evidente cuando te demuestra sin miramientos que también puede hacer grandes actuaciones.

Y he aquí el meollo del asunto, queridos padawans. Porque quizás muchos no comprendan ni tampoco acepten que después de haber protagonizado la magnífica Uncut Gems (2019) de los hermanos Safdie -probablemente uno de los mejores filmes de Netflix de toda la historia y su carrera- Adam Sandler aparezca en una película tan pero tan mala -que también es de Netflix- como Hubie Halloween (2020) tan solo un año después.

También puedes leer: Uncut Gems, el infravalorado thriller de los hermanos Safdie

Es decir, ¿pero qué diablos pasa con este sujeto? ¿Cómo es posible? ¡Pasar del cielo al infierno! ¡De la risa a la tragedia! ¡De El Señor de los Anillos a Harry Potter! ¡No lo entiendo!… PUES YO SÍ.

Adam Sandler, además de volver a las viejas andadas para complacer a su público predilecto, está cumpliendo su palabra. Quizás muchos no lo sepan, o quizás pocos lo leyeron, pero el rey de las comedias norteamericanas, durante una entrevista para el programa de Howard Stern prometió hacer una mala -malísima- película a manera de “venganza” si de casualidad no ganaba el Oscar a Mejor Actor por Uncut Gems (2019). Y aunque tomado a broma en su momento, realmente sí estaba hablando en serio después de todo.

Es 2020, el mundo se va al carajo y según para muchos críticos y expertos, Hubie Halloween está siendo coronada no solo como la peor película del año -algunos más aventurados diciendo que es la peor película de la historia con permiso de Ed Wood- sino también como la peor película de toda su jodida carrera. Lo que me parece desde el vamos, una rotunda estupidez. Pero no precisamente porque me niegue a creer que dichas afirmaciones sean ciertas sino porque es imposible que alguien sea capaz de distinguir cuál es la peor de toda su carrera.

¡De acuerdo! Hubie Halloween es terrible. Una mala película y un exagerado Adam Sandler que parece se esfuerza por conseguir la peor actuación de su vida -ya veo las nominaciones de los Razzies ensañándose con ella- pero tampoco es para tanto. 

Sé que la mayoría -en su intento de críticos intelectualoides- se la pasan comparándola con su otra imperdonable abominación, Jack and Jill (2011) donde compartió cámara con Al Pacino y nuestro querido Eugenio Derbez, ya que hasta este miserable año era considerada por muchos como la peor de sus películas, pero déjenme decirles que Hubie Halloween solo es mala a secas. 

Hubie Halloween

Fotograma de Hubie Halloween (2020) / Foto: Netflix

Esos que te andan promulgando de forma graciosilla que “Adam Sandler da asco”, tengan cuidado porque te están sonsacando.

De hecho, he de admitir que me pareció bastante divertida. Esto es como cuando vas a ver una película de serie B del tipo Attack of the Killer Tomatoes (1978). No estás esperando que una cinta con tomates asesinos en su portada te cambie la vida o si quiera te haga reflexionar de los vacíos existenciales… solo un producto que te divierta voluntaria o involuntariamente. Y Hubie Halloween, con todo y Sandler en la portada, creo hace un importante honor a aquella mítica frase que dice: “es tan mala que es buena”.

El director es nada menos que Steven Brill de aquella inolvidable Little Nicky (2000), así que ya puedes ir imaginando con qué vas a enfrentarte. 


Obvio, podemos pasarnos horas señalando sus flaquezas argumentales, sus malos chistes metidos con calzador y hasta la horrible actuación de Adam Sandler cada que se digna a abrir la boca -o incluso cuando no lo hace-… pero es evidente para el ojo NO MAMADOR que esto está hecho así adrede. Y que tú la hayas escogido esperando una obra maestra digna a ser nominada al Oscar a Mejor Película, entonces me parece que el idiota eres tú.  

Es redundante decir que su actuación a la hora de interpretar a Hubie Dubois -este extraño “monitor amante de la paz con capacidades diferentes” del pueblo de Salem- resulta “sobreactuado” porque además de estúpido sería pecar de Sherlock Holmes. Así que te voy a dar las herramientas necesarias para disfrutar de esta película sin que te cause demasiado cringe ver la cara de Adam Sandler cada que aparece en pantalla. 

Hubie Halloween debe verse como una suerte de parodia. No solo como una parodia de Adam Sandler a sí mismo -porque a leguas parece que así es- sino también a las películas de terror. Algo parecido a lo que haría la franquicia de Scary Movie aunque no exactamente igual. Más bien, similar a las hilarantes películas de Tyler Perry interpretadas por él mismo y su encantador personaje Madea: una mujer afroamericana de cierta edad que vive un sinfín de aventuras -una más hilarante que la anterior- pero en su propio universo de descontrol. A veces yendo de una festividad a otra o instaurando una suerte de comedia de situación. 

Ya sea A Madea Christmas (2013), A Madea Family Funeral (2019) o en este específico caso, la que más parecido encuentro: Boo! A Madea Halloween 1 y 2 (2016 / 2017), sobre cómo esta descomunal mujer debe resolver un misterio aparentemente sobrenatural en noche de brujas, pero que terminará convirtiéndose en una suerte de lección moralista, aunque con mucho humor negro.


De hecho, el personaje de Hubie -con todo y su alocado termo suizo- puede llegar a convertirse en una suerte de Madea con sus propias reglas, ya sea resolviendo casos como “el monitor amante de la paz” que dice que es, o proponiendo diversos escenarios para múltiples comedias de situación. Pero sin olvidar, claro, su respectivo toque de “moraleja” como nos ofrece esta tonta película al igual que las cintas de Tyler Perry.

No obstante, cuando digo que Hubie Halloween debe verse como una parodia a las películas de miedo, no solo me estoy refiriendo a los constantes chistes hacia hombres lobo o asesinos recién escapados del psiquiátrico en busca de niñeras indefensas, sino que literalmente hace una burla narrativa tanto al Halloween (1978) de John Carpenter, pero más específicamente al Friday the 13th (1980) de Sean S. Cunningham.

¡Y AQUÍ VIENE EL SPOILER!  –Aunque pensándolo bien, dudo que a alguien le importe leer un spoiler de una película de Adam Sandler–

Hubie Halloween

Fotograma de Hubie Halloween (2020) / Foto: Netflix

Tan solo piénsatelo un poco. Mira cuán similar termina siendo una de otra: un pobre hombre con, aparentemente, una discapacidad intelectual, al que todo el pueblo humilla por ser “diferente” hasta que los abusivos empiezan a desaparecer uno por uno. ¿El responsable? Nada menos que su propia madre que les ha secuestrado para asesinarles sin misericordia alguna. 

El personaje de Hubie Dubois no es más que una suerte de Jason Voorhees aunque menos peligroso y un poco más estúpido, claro. En Friday the 13th (1980) Jason sufría de constantes abusos por parte de sus compañeros debido a su apariencia física y nula capacidad psicológica, lo que termina “matándolo”. Mientras que, la madre de Hubie -interpretada por la actriz estadounidense June Squibb- sería nada menos que Pamela Voorhees ya que empieza un sangriento reinado de terror para vengar a su propio hijo. De hecho, que la madre sea la asesina y no Jason al principio de la franquicia es un dato curioso poco conocido. 

FIN DEL SPOILER 

Si la vemos de ese modo, la película no es más que un producto a prueba de cinéfilos mamadores que busca la risa baratona en lugar de un análisis exhaustivo para ahondar en lo evidente. En la misma tradición de Little Nicky (2000) o la propia Boo! A Madea Halloween (2016). 

Y si le sumamos el espectacular reparto que le componen míticos actores de categoría, como Ray Liotta (Goodfellas) o Steve Buscemi (Reservoir Dogs) y otros tantos enfocados en la misma comedia norteamericana de siempre como Ben Stiller (Zoolander), Kevin James (Paul Blart: Mall Cop) o hasta Rob Schneidder (The Hot Chick) -con especial mención honorífica de Kenan Thompson de la mítica serie Kenan & Kel– lo que nos queda son tres cosas:

Una horrible película, pero con muy buen presupuesto; un Adam Sandler que se burla de sí mismo tras no quedar nominado; y una parodia de Viernes 13 que lejos de convertirse en una serie B descarnada se inclina a la moraleja inmediata simple pero efectiva. ¡Meh! Ni tan mala para volverse locos, ni tan buena para recomendarla. He visto peores. 

Sinopsis:

Pese a su devoción por el pueblo de Salem, Hubie Dubois (Sandler) reconoce que la noche de Halloween no es precisamente la más atractiva para los jóvenes desde hace unos años. En esta ocasión, no obstante, algo distinto está a punto de suceder, y sólo él podrá salvar esta mágica noche.”

*Foto de portada: Fotograma de Hubie Halloween (2020) / Foto:  Netflix 

Comparte
Héctor Jesús Cristino Lucas
Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com