Lado B
BUAP tendrá grupos de atención a violencia de género y apoyo económico a estudiantes
En entrevista con Lilia Cedillo, la primera rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Doctora compartió que la casa de estudios contará con grupos interdisciplinarios para prevenir y atender el acoso y la violencia de género
Por Lado B @ladobemx
10 de octubre, 2021
Comparte

La Doctora Lilia Cedillo, quien recientemente tomó protesta como la primera mujer rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), dijo en entrevista para LADO B que en la institución ahora habrá un programa de apoyo económico completo para estudiantes, además de facilidades para quienes tengan que dejar temporalmente estudios por cuestiones económicas relacionadas, sobre todo, con pérdidas de madres, padres o tutores por la pandemia de COVID-19. 

Lunes.png

En el tema de acoso y violencia de género dentro de la Universidad, uno de los grandes pendientes que tiene la casa de estudios, la rectora dijo que preparan ya una estrategia integral para que se atiendan todas las denuncias, tanto en lo que compete a la universidad como a las autoridades en caso de ser necesario.

LADO B (LB): Siendo la primera mujer rectora de la BUAP y uno de los temas que ha sido uno de los reclamos los últimos años, sobre todo de las estudiantes, ¿cuáles son o van a ser las estrategias, políticas y programas dentro de la Universidad para prevenir y erradicar el acoso y la violencia de género?

Lilia Cedillo (LC): El tema del género, en mi caso particular, siendo mujer, pues estoy consciente de todos los efectos negativos que han tenido estos casos [de acoso], sobre todo en las jóvenes. Por ello estamos por implementar una serie de comisiones por cada DES (Dirección de Educación Superior), [es decir] por cada unidad que conformamos por área del conocimiento. Voy a poner un ejemplo: la DES de la Salud está conformada por la facultad de Medicina, Estomatología, Enfermería, Cultura física y el Instituto de Fisiología. Entonces, cada una de estas DES va a tener una comisión formada por un médico, un criminólogo, un psicólogo, un abogado y también un estudiante y un profesor de cada escuela o facultad que forma parte de esta DES. 

También puedes leer: Lilia Cedillo: cercanía, docencia y liderazgos

En el caso del ejemplo, del área de Salud, serían cinco estudiantes y cinco docentes que formarían parte de esta DES y se van a encargar de atender todas las denuncias que se den en cuanto a casos de violencia de género, de acoso, y de emitir una recomendación. Y esta recomendación puede tener dos vías: una legal y una laboral; entonces, se iría a la vía que corresponda. Se atendería de manera directa la cuestión laboral, pero también, si existe alguna recomendación de tipo legal, se acompañaría en este caso a la estudiante o el estudiante ante las instancias correspondientes para darle curso.

En cuanto a ciencia, ¿tiene algún plan específico para disminuir la brecha de género? Si bien estamos seguras de que el hecho de tener una rectora seguramente será inspiración para muchas jóvenes, y más por su formación académica, por supuesto, ¿hay algún plan para motivar a más jóvenes hacia la ciencia?

LC: Sí, de hecho lo que tenemos pensado es un programa muy intenso de divulgación científica, porque la manera en la que vamos a interesar a las y los jóvenes, pero sobre todo a las chicas, a inclinarse hacia la ciencia es obviamente conociendo los beneficios de la misma, conociendo lo que estamos haciendo en materia de ciencia en nuestra institución. Y, como siempre hemos dicho, el ejemplo arrasa. 

Entonces cuando una jovencita, cuando una niña, una adolescente ve lo que se está haciendo en diferentes áreas del conocimiento, lo que aporta al desarrollo de la persona, de la comunidad y lo que ha aportado, por ejemplo, en beneficio de la humanidad completa, es cuando ellas se motivan. 

También puedes leer: Superar la pandemia será difícil si no acatamos medidas: Lilia Cedillo

Yo les voy a poner un ejemplo: alguna vez me invitaron a dar una plática sobre los aportes de las mujeres en la ciencia y entonces me puse a investigar, y me di cuenta que muchas cosas de la vida común habían sido inventadas por mujeres y eso es algo que las niñas no saben. Cuando una niña sabe que un lavatrastes lo inventó una mujer; cuando una niña sabe que el limpiaparabrisas de los autos fue inventado por una mujer, dice, yo también puedo, o sea, yo también puedo aportar. Entonces es la manera en que nosotros motivamos a las niñas, a las adolescentes, mostrándoles lo maravilloso que es el mundo de la investigación, y en ese sentido vamos a apostar fuertemente a la divulgación de la ciencia.

Se reunió con el gobernador Miguel Barbosa, ¿a partir de esta reunión habrá una nueva relación entre la Universidad y el Gobierno del Estado?

LC: Seguramente así será, hay voluntades y eso es lo más importante. Hay la voluntad de ambas partes de que en un marco de respeto mutuo podamos establecer proyectos y programas de colaboración que beneficien a nuestra sociedad, a la sociedad poblana. Y el interés en común tiene mucho que ver con el desarrollo de las comunidades, en los lugares, por ejemplo, donde tenemos complejos regionales. La llegada de un complejo regional ha implicado la posibilidad de que muchas familias puedan tener a su hijo o hija en posibilidades de estudiar, de no trasladarse a la zona urbana, con los gastos que esto lleva, y tener posibilidades de desarrollo también en lo económico en esas comunidades. 

Entonces, vamos a trabajar, seguramente, en aras del bienestar de esas comunidades, también en aras de aplicar la investigación que se está haciendo en diferentes áreas del conocimiento para el bien de la sociedad.

Usted llega en un momento en el que la Universidad ya lleva un rato en el asunto de la pandemia, y seguramente han detectado cuáles son los retos que enfrentan para las clases híbridas y las clases en línea. ¿Cómo lo han vivido hasta ahora y qué significa su llegada? ¿Va a haber algún cambio? ¿Cuáles son las áreas de oportunidad? 

LC: Bueno, yo creo que que todo problema nos ofrece una oportunidad, y la pandemia nos orilló a entrar de lleno, sin preámbulo alguno, en la impartición de clases, en el proceso enseñanza-aprendizaje a distancia. Y ahora que ya tenemos más experiencia en el mismo, nos damos cuenta que es importante seguirnos capacitando para dar los siguientes pasos, [que son] trabajar en un modelo híbrido de manera permanente para algunas áreas del conocimiento, y sobre todo fortalecer la educación a distancia. La educación, por ejemplo, para adultos, se hace también bajo este modelo híbrido, y lo podemos implementar también en algunos otros aspectos que no los habíamos explorado.

También puedes leer: Científicas BUAP y los retos al hacer ciencia durante la pandemia

Y, por otro lado, también nos permite que algunos profesores que ya están en edad de jubilarse, no decidan jubilarse porque pueden seguir dando clases a distancia. Una de las causas de la jubilación es que los profesores ya no pueden trasladarse tan fácilmente a las escuelas o facultades, o en algunos otros por problemas de salud graves. Esta modalidad híbrida nos permitirá también seguir gozando con profesores investigadores de gran prestigio con una gran trayectoria, y que podrán seguir formando a estas nuevas generaciones.

En ese sentido y considerando también todas las desigualdades que existen en este país, ¿cómo han enfrentado el asunto de que no todas las personas tienen acceso a una computadora, ni siquiera a internet? Finalmente, pertenecer a una universidad pública, posibilita a personas con menos recursos y menos privilegios acceder a una educación superior de calidad. En este caso, ustedes ¿cómo han visto que se ha comportado el asunto de la deserción, o qué posibilidades han podido ofrecer a sus estudiantes?

LC: Bueno, lo que tenemos en cuanto a estadísticas es que la deserción aumentó un 3 por ciento, con respecto a la pandemia. Aun cuando el porcentaje no es tan grande, lo que sí es que también ha impactado en el número de asignaturas que los jóvenes están cursando, porque muchos de ellos han cargado menos materias, esperando salir de la pandemia y poder hacerlo de forma presencial. Eso nos va a llevar a un problema de rezago y de mayores tiempos de egreso de las y los estudiantes. Entonces estos problemas se tienen que atender de manera inmediata. 

En el caso de la deserción, las causas han sido las cuestiones de tipo económico, o sea, muchos de los estudiantes han desertado porque sus padres o madres han fallecido, o sus tutores, y ellos han tenido que ponerse a trabajar para enfrentar esta situación. 

En ese sentido es que nosotros estamos por lanzar una convocatoria, en la cual [a] todos los y las estudiantes que estén en una situación económica de vulnerabilidad se les va a exentar de todos los pagos y cuotas institucionales desde el inicio; o sea, desde que empiezan a estudiar hasta que se titulan, para que de esta manera puedan terminar sus estudios. También en los casos en los que hayan abandonado sus estudios por cuestiones  económicas o de pérdida de un familiar, [proponemos] darles un lapso de dos años para regresar y continuar sus estudios sin que se les dé de baja y tengan que hacer otra vez el proceso de admisión.

También puedes leer: Analizan en la BUAP genes involucrados en el cáncer de mama

En el aspecto económico también estamos por implementar un programa, en el cual a los jóvenes que no tengan acceso a una computadora se les dará en préstamo un equipo, mientras siga esta modalidad de clases a distancia. Estos programas, si bien no resuelven en su totalidad el problema, sí pueden ayudar de manera importante a mitigarlo.

Y, bueno, respecto a lo que se ha comentado sobre rectores anteriores, señalados de algunos actos de corrupción, involucrados en estas cuestiones, ¿se revisará desde la rectoría a las anteriores administraciones?

LC: Bueno, nuestro papel no es estar revisando cómo actuaron los demás rectores, porque yo creo que nuestra obligación y nuestro compromiso es, como yo lo dije en muchos sentidos, comprometerme con una administración que sea austera, eficaz, eficiente, honesta y muy transparente. Muy transparente en cuanto al manejo de los recursos que nos están dando; cumplir todas las normatividades que nos exigen en materia de adquisición de bienes, de prestación y adquisición de muchos insumos, por ejemplo. 

Y no solamente de eso, sino rendir cuentas en cuanto a la calidad de las y los egresados, la cobertura que tenemos en cuanto a la matrícula. También rendir cuentas de qué tan importante y qué tanto han impactado nuestros egresados en el desarrollo de la sociedad; qué tan importantes han sido nuestras investigaciones para la solución de problemas: todo eso es rendición de cuentas. Y mi compromiso es hacerlo de una manera totalmente abierta y transparente. Lo demás, pues hay órganos que se van a encargar de eso y que se encargan de ello y lo han hecho a lo largo del tiempo, entonces serán ellos quienes lo harán.

¿Usted tiene la posibilidad de elegir al equipo que la acompaña? Y en ese caso, ¿cuál es el perfil que está pensando? ¿Está considerando también la paridad de género? ¿O por la misma manera que tiene la BUAP, que las plazas ya están asignadas, no tiene usted mucho espacio de movimiento?

LC: Hay cargos que son nombrados por el Consejo Universitario y tienen cierta periodicidad en el cargo; por ejemplo, la abogada general, la tesorera, el contralor, el defensor de los derechos universitarios, son nombrados por el Consejo Universitario y el rector o rectora no tiene la atribución de cambiarlos. O sea, ellos están nombrados por un determinado periodo.

Hay otros funcionarios de primer nivel y de segundo nivel que sí es atribución del rector o rectora poder nombrarlos o removerlos. En ese sentido, las personas que di a  conocer de mi equipo son solamente el primer bloque, o sea, falta todavía una buena cantidad de funcionarios que serán —seguramente en la próxima semana y en la que sigue— dados a conocer. 

Porque yo estoy haciendo un análisis muy minucioso de la capacidad que tienen los diferentes funcionarios y que han demostrado a lo largo del tiempo, de los resultados que han mostrado, y también de agilizar algunos procesos que creemos que se pueden mejorar. Y en ese sentido es como yo designo, elijo a mi equipo de trabajo, más allá de cumplir con una cuota de género, que yo creo que en algunos casos no es lo más conveniente. Estoy viendo la capacidad que tienen las personas, los universitarios, para desempeñar sus labores, y esas capacidades también se valoran, se toman en cuenta, así como la vocación de servicio que tienen cada uno de ellos.

Y sí he de decirle que a lo largo del tiempo cuando yo he desempeñado un cargo nunca he llegado y quitado a la gente sin un previo análisis muy concienzudo de lo que están haciendo, de la forma en que lo hacen y de los resultados que están dando. Entonces yo siempre he sido de la idea de que si algo está funcionando, no tenemos por qué cambiarlo. Cuando algo hay que corregir, mejorar y demás, a lo mejor vale la pena implementar esos cambios, darle oportunidad a la gente de que demuestre con su trabajo su capacidad. Esa es mi idea, nunca me he fijado si son de una corriente, de otra corriente, si piensan de una manera, si piensan igual que yo, si piensan distinto.

Para mí eso no es lo importante, tampoco si son hombres o mujeres, porque yo he trabajado con equipos de hombres y mujeres muy comprometidos. He de decirle que en mujeres hay muchas cualidades que solamente las mujeres las tenemos, pero también en los hombres hay muchos hombres muy comprometidos. Entonces creo que en ese sentido debemos de valorar a la persona como tal.

Una última pregunta, ¿qué va a pasar con el Centro de Detección Biomolecular? ¿Quién se va a quedar a cargo? ¿Va a seguir usted ahí también en las investigaciones?

LC: A cargo del Centro de Detección Biomolecular está el Doctor Jorge Antonio Yáñez Santos. Él fue nombrado, en este lapso en el tiempo que yo renuncié, por su jefe inmediato superior, que en este caso es el vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado y quien nombra al director del mismo. El equipo está trabajando, está funcionando bien. Está respondiendo a las necesidades que tenemos derivadas de esta pandemia y, bueno, pues yo estaré también cercana y atenta a mis compañeros, porque además es lo que me gusta hacer. Por cuestiones de tiempo, ya no podré estar tanto tiempo ni tan al pendiente, pero sí, normalmente mantenemos cierto contacto.


*Foto de portada: @LiliaCedillo_ | Twitter

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion