Lado B
Viajes violetas: reflexiones feministas contra la criminalización de psicoactivos
La iniciativa “Viajes violetas”, impulsada por Reverdeser Colectivo y Luchadoras, busca reflexionar y abordar el consumo de sustancias psicoactivas desde el feminismo y contra la criminalización y la violencia
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
23 de septiembre, 2021
Comparte

¿Cuál es la diferencia entre un hombre que quiere fumar cannabis y una mujer? ¿A qué problemas se enfrentan las mujeres que quieren consumir sustancias psicoactivas? ¿Cómo se aproximan las mujeres al consumo, cómo luchan contra el estigma y la criminalización? Estas son algunas de las preguntas que responde “Viajes violetas”, un proyecto conformado por programas —de YouTube— y una campaña en redes, para reflexionar en torno a los feminismos, el consumo de sustancias y la perspectiva de género.

Jueves.png

Viajes violetas es el resultado de la unión de Reverdeser Colectivo y Luchadoras, dos organizaciones feministas que trabajan con el tema de consumo de sustancias, regulación y contra la criminalización y violencia; y con feminismo, seguridad digital y perspectiva de género, respectivamente.

Diana Hurtado, Itzel Plascencia y Monserrat Angulo, integrantes de la iniciativa, contaron a LADO B que el proyecto nació en marzo de este año, pensando en cómo tener una conversación más amplia y continua del feminismo psicoactivo.

También puedes leer: Mujeres y cannabis en México 

Como mujeres consumidoras encontraron que dentro del feminismo no había espacios para hablar de los temas de sustancias, consumo y todo lo que los rodea, así que decidieron tejer sus propios lazos, crear su propio círculo.

Una de las principales reflexiones gira en torno a identificar cómo los sistemas de opresión (el patriarcado, el capitalismo) afectan a las mujeres y las atraviesan en su acercamiento a las sustancias psicoactivas.

Así nació el espacio de diálogo mensual Viajes violetas, cuya primera temporada consta de tres episodios —a modo de videos de YouTube que se encuentran en la página de Reverdeser— donde mujeres conversan sobre temas de género, psicoactivos y la relación entre uno y otro. Este, dijeron Diana, Monse e Itzel a LADO B, “busca detonar la conversaciones con mujeres usuarias porque son quienes se encuentran más vulneradas, porque generalmente son hombres quienes portan y administran [las sustancias]”.

El feminismo psicoactivo

Viajes-violetas-4.jpg

Foto: ReverdeSer Colectivo | Facebook

Todo gira en torno al feminismo psicoactivo, que reflexiona cómo a las mujeres se les violenta dentro de círculos de consumo mixtos, tomando en cuenta las relaciones de poder que, finalmente, dijeron las entrevistadas, “nos hacen vulnerables por ser mujeres”. Por ejemplo, la diferencia con los hombres al tener que buscar espacios donde no se tenga que poner en riesgo la vida y “sin poner en cuestionamiento mi derecho a decidir sobre mi propio cuerpo.”

Otra de las cuestiones que mencionaron es que muchas veces existe autocensura desde las propias mujeres, al tener miedo o vergüenza de asumirse como consumidoras, lo que en ocasiones orilla a buscar rutas de consumo más inseguras donde se pone en riesgo la integridad física y emocional

También puedes leer: Día histórico: SCJN garantiza el uso adulto del cannabis en México

Un ejemplo es el preguntarse cómo llega una mujer a una fiesta, queriendo consumir una sustancia psicoactiva, con el miedo de no saber cuánto, ni cómo, ni con quién, ni con la vulnerabilidad de que algo le pueda pasar. Eso también conlleva a crear alianzas y estrategias, como hacer redes de morras consumidoras para acompañarse y hablar de sus vivencias, o investigar y conocer cómo reaccionan los cuerpos y qué se necesita para no tener una experiencia contraproducente: poner el consumo en un lugar seguro.

Viajes violetas busca dar información accesible sobre cómo dejar a un lado los estigmas y la criminalización, y también invitar a repensar cómo nos relacionamos como mujeres con los psicoactivos.

Hasta ahora, la reacción ha sido muy favorable, pues Luchadoras y Reverdeser han recibido mensajes, dudas, comentarios, y han respondido compartiendo información. La iniciativa es también un espacio de acompañamiento pues todo lo que se comparte busca ser accesible.

Cómo contar

Viajes-violetas-3.jpg

Foto: ReverdeSer Colectivo | Facebook

Toda la preparación y organización ha sido muy horizontal entre ambas organizaciones, haciendo lluvia de ideas y también buscando que encaje en coyunturas (como el 28 de septiembre con la despenalización del aborto). 

Otro punto muy importante es que la información sea amena y accesible, que no tenga tecnicismos ni lenguaje muy rebuscado. “Es un acompañamiento de la mano, desde cero, desde abajo con las compas, es un trabajo muy colectivo, por parte de Luchadoras y Reverdeser y de las mujeres en quienes pensamos”, dijeron.

Para Itzel es pensar en cómo estos temas tan complejos te los contaría una amiga, cómo se darían estos espacios de charlas entre amigas que se quieren.

Y si bien saben que no son las primeras mujeres hablando del tema, las integrantes de Viajes violetas quieren seguir contribuyendo a poner en el centro de la discusión de las políticas de drogas la experiencia que tienen como usuarias.

También puedes leer: Cannabinoides podrían tratar el Alzheimer: investigadores BUAP

“Mujeres consumiendo sustancias ha habido a lo largo de la historia, pero el hecho de que podamos nombrar eso es revolucionario, transgresor”, dijo Diana, y extendió la invitación a sumarse a la iniciativa, a reflexionar con ellas y a “viajar juntas”.

Para ver los programas y conocer más del proyecto da clic aquí.

*Foto de portada: ReverdeSer Colectivo | Facebook

Comparte
Autor Lado B
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”
Suscripcion