Algoritmos para estudiar el lenguaje ayudan a predecir mutaciones del coronavirus
Investigadores del MIT han aplicado herramientas de aprendizaje automático para identificar zonas proteicas que pueden ayudar al coronavirus y otros patógenos a escapar de los anticuerpos y de las vacunas
Por Agencia SINC @
19 de enero, 2021
Comparte
Adeline Marcos

En 1950 Alan Turing, uno de los padres de la computación, predijo que las máquinas llegarían a competir con los hombres en “campos intelectuales» y planteó que incluso podrían aprender a entender y hablar inglés. Es un objetivo muy ambicioso, porque aunque las reglas gramaticales facilitan la construcción de oraciones, es muy difícil que logren inferir los significados.

En el lenguaje natural humano hay muchas formas de expresar la misma idea y a menudo las palabras usadas en un mismo contexto tienen significados parecidos. Sin embargo, pequeñas variaciones de letras pueden cambiar totalmente el sentido de una frase.

Para enfrentarse a estos retos y entrenar a las computadoras, las y los científicos han desarrollado herramientas de procesamiento del lenguaje natural basadas en el aprendizaje automático, y ahora, especialistas en ingeniería del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en EE UU) se han inspirado en ellas para aplicarlas en un campo totalmente diferente: aprender cómo escapan los virus a las defensas de nuestro organismo.

Tal vez te interese: La memoria inmunitaria en pacientes con COVID-19 es sólida y duradera a los 8 meses

Basándose en cómo utilizamos las palabras, las y los investigadores presentan esta semana en la revista Science un nuevo método para identificar y predecir mutaciones (variaciones en la secuencia de aminoácidos de las proteínas) que permiten a los virus escapar de la inmunidad humana y las vacunas. De esta forma se podrían evitar o reducir las costosas técnicas experimentales que se usan actualmente con el mismo objetivo.

Consecuencias de cambiar una letra

Uno de los autores, Bryan Bryson, pone a SINC un ejemplo linguístico: “Consideremos la frase en inglés The boy pats the dog (el chico da palmaditas al perro). Con un único cambio en una letra podemos seguir preservando la gramática y la semántica: The boy pets the dog (el chico acaricia al perro), pero también perder la corrección gramatical: The boy patthe dog (patx no existe)”.

“Pero si, cambiando también solo un carácter, queremos que siga el conjunto de reglas del idioma inglés alterando sustancialmente el significado, podemos decir: The boy eats the dog (el chico se come al perro)». Nada que ver con las frases anteriores.

 

Continuar leyendo en Agencia SINC

*Foto de portada: Imágenes de proteínas de virus de la gripe, VIH y SARS-CoV-2 con zonas coloreadas según su potencial para mutar y ‘escapar’ de la respuesta inmunitaria/ Foto: <b> B. Hie et al.-MIT | Science 

 

Comparte
Agencia SINC