León Flores, ex juez de Cholula, fue protegido por los anteriores presidentes del TSJ: Romero Razo
La corrupción e irregularidades que envuelven el caso del juez que no debió serlo, un juez que ejerció utilizando documentos falsos no pudo ocurrir “sin la protección de David Flores Muñoz y Roberto Flores Toledano”, apunta el actual titular del Juzgado Penal de Cholula.
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
26 de julio, 2020
Comparte

“Hasta el día de hoy, tres personas me han manifestado solicitudes de dinero por parte del antiguo titular de este juzgado (José Refugio Alejandro León Flores, el Juez que no debió serlo), o de otras personas que trabajaban en el mismo. Un servidor les ha pedido que acudan a presentar su denuncia en la Fiscalía (General del Estado). Tengo entendido que dos de ellos ya presentaron las denuncias correspondientes”.

El que habla es Enrique Romero Razo, el actual Juez Penal de Cholula, quien desde mediados de marzo fue enviado a ese juzgado luego de que León Flores fuera destituido por el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, tras comprobarse que ejerció durante casi 30 años sin estar titulado y que falsificó su título y cédula profesional. 

De hecho, dice Romero Razo, en los 20 años que lleva como Juez nunca se había encontrado con las situaciones que ha hallado en el juzgado de Cholula: casos de personas encarceladas con más de una década esperando sentencia, que se hayan perdido documentos, dinero y hasta armas confiscadas, violaciones a los derechos humanos a las personas y mucha corrupción.

“En mis 20 años de juez nunca había encontrado algo similar, pero no es posible que esto haya ocurrido sin la protección de los anteriores presidentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), David Flores Muñoz y Robertos Flores Toledano”, apunta.

Aunque, agrega, el actual presidente del TSJ, Héctor Sánchez Sánchez, está dispuesto a limpiar el juzgado y autorizó que un auditor de la contraloría del Tribunal fuese cambiado a Cholula “para ayudarnos a esclarecer todos los faltantes, las cosas que supuestamente se extraviaron o se robaron en años anteriores. Y ubicar cada caso en concreto para hacerlo de conocimiento a las autoridades”.

Pero la justicia no está asegurada, reconoce, pues aunque los presuntos delitos cometidos por León Flores en el juzgado se han hecho del conocimiento de la Fiscalía General del estado, Romero Razo duda de la voluntad de atenderlos y resolverlos.

También puedes leer: El juez que no debió serlo.

“Desafortunadamente la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene sus propios intereses, ahí sigue gente que trabajó para el morenovallismo, que persiguió a los disidentes del morenovallismo, y hoy ejerce el poder en la fiscalía. 

“(Gilberto) Higuera (titular de la FGE) es solo una figura decorativa, y esta gente, Alejandra Odette Flores Ventura, la que en su momento inició Averiguaciones Previas –hoy Carpetas de Investigación– sigue ahí, y es, de facto, la segunda al mando en la Fiscalía”.

Acá la charla que LADO B sostuvo con Romero Razo sobre el caso.

***

LADO B (LB): Usted llegó al Juzgado Penal de Cholula luego de que José Refugio Alejandro León Flores fuera destituido, ¿qué fue lo que encontró?

Enrique Romero Razo (ERR): Este juzgado es una muestra de lo que acontece cuando hay una ruptura del orden constitucional. En aquella época Moreno Valle era un poder omnímodo, manejaba a su antojo el Legislativo y el Judicial. Y esta situación que se vive actualmente en este juzgado es resultado de ello, de que el poder se concentraba en una sola persona. Tan es así que este juzgado se juzgaron a los disidentes del morenovallismo, de este juzgado salieron las órdenes de aprehensión de los pobladores de Chalchihuapan.

Y, como justicia poética, llega de titular del mismo un perseguido del morenovallismo a tratar de hacer las cosas diferentes. 

Se han encontrado un sinfín de circunstancias que ya se hicieron saber a la superioridad, y violaciones procesales muy graves, muy, muy graves. Desafortunadamente en algunos casos inexplicables. Asuntos que llevan más de una década con las personas privadas de su libertad sin haberse dictado sentencia de primera instancia. Situaciones que implican un récord a nivel nacional.

Esto nos habla de protecciones. El antiguo juez no estaba solo, estaba debidamente tutelado, recordemos que cuando llega Moreno Valle, nombra como presidente del tribunal a David López Muñoz mediante unas componendas con la vieja guardia del Poder Judicial. Dos años se hace cargo del Poder Judicial, dos años negros para la judicatura poblana, en donde el sujeto con toda la maldad que le caracteriza se dedica a servir como instrumento ejecutor del morenovallismo. Después llega su amigo de la infancia, Roberto Flores Toledano, desafortunadamente él era un simple títere en las manos del tirano. Y muchas de las cosas que aquí se hicieron fueron durante la presidencia de Flores Toledano. 

No es posible que haya personas privadas de la libertad con tantos años sin que se haya dictado sentencia. Muchas órdenes de aprehensión sin ejecutar, y otros procedimientos –como los casos de los perseguidos políticos– se les dio una celeridad impresionante. Esa circunstancia apunta a que hay más involucrados en esto. 

Desafortunadamente en este asunto hay muchísimos más involucrados. En su momento hemos encontrado asuntos en los que tenía interés la entonces Procuraduría General de Justicia en tiempos morenovallistas –hoy FGE–, por ejemplo Benjamín Albores, que era titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos, y que fue el que metió a la cárcel a mucha gente, o inició Averiguaciones Previas, inventando delitos, entre ellos a su servidor, coludido con el Juez, también perjudicando terceros.

LB: ¿Le toca a usted dar vista a la Fiscalía en las cosas que se encontraron o le reporta al Consejo de la Judicatura y el Consejo de la Judicatura le da a vistas a la Fiscalía, o cómo es el proceso?

ERR: En los casos evidentemente graves, en donde se habla de violaciones a los derechos humanos de una forma flagrante, un servidor ha dado vista a la Fiscalía directamente, y de la misma manera al Consejo. De todo lo demás, irregularidades, inconsistencias, retraso en las causas, etcétera, se está elaborando un informe pormenorizado que se entregará al Consejo, desafortunadamente estamos en este momento con términos suspendidos. 

Aun cuando ha habido hasta el día de hoy tres personas que han llegado conmigo y que me han manifestado solicitudes de dinero por parte del antiguo titular de este juzgado, o de otras personas que trabajaban en el mismo. Un servidor les ha pedido que acudan a presentar su denuncia en la Fiscalía. Tengo entendido que dos de ellos ya presentaron las denuncias correspondientes.

LB: ¿En cuántas ocasiones, o sobre cuántos casos ha dado usted vista a la Fiscalía sobre el actuar de su predecesor, José Refugio Alejandro León Flores?

ERR: En este momento solo en una ocasión. Cuestiones verdaderamente graves que involucran violaciones graves a los derechos humanos. Y de la misma manera se están preparando otras denuncias a la Fiscalía, en casos de objetos perdidos, dineros no encontrados, armas de fuego que desaparecen, cosas de esa naturaleza. 

Como son cuestiones administrativas, primero debe conocer también el Consejo, y ya ellos determinarán, pero también su servidor ha hecho lo propio respecto a la Fiscalía. 

Imagínese el juez tenía acá a su pareja sentimental trabajando. Ya se le cambió de adscripción, a los secretarios que estaban involucrados en este teje y maneje también ya se les cambió. Otros optaron por presentar su renuncia voluntaria. 

LB: Usted ha pasado por varios juzgados, ha estado en varios espacios de impartición de justicia, ¿es el caso más complejo que ha encontrado en término de corrupción, de cosas que se pierden, de lo que ha encontrado acá?

ERR: Definitivamente. En mis 20 años de juez nunca había encontrado algo similar, pero no es posible que esto haya ocurrido sin la protección de los presidentes del tribunal, David Flores Muñoz y Robertos Flores Toledano.

A Flores Muñoz lo jubilaron de una manera vergonzosa, y Flores Toledano ahí sigue en el Consejo de la Judicatura. Con la llegada de Héctor Sánchez Sánchez se pudo por fin sacar a esta persona de este juzgado y se mandó a alguien con el interés de arreglar las cosas.

LB: ¿Sabe si el Consejo ya presentó las denuncias correspondientes?

ERR: Estamos en contingencia sanitaria, yo creo que están valorando la información que les he proporcionado. He tenido reuniones con el presidente (del Poder Judicial) para informarle personalmente, cosas de las que no tenía conocimiento. Desde que se le destituyó a esta persona se le dio vista al Ministerio Público por los delitos que se pudieron haber cometido, por lo que hace al uso de documentos falsos. Eso ya existe desde marzo de este año. Incluso sabemos que este personaje ha estado promoviendo amparos en contra de órdenes de aprehensión libradas en su contra. Está sabedor de que en cualquier momento lo puede alcanzar el brazo de la justicia.

También puedes leer: Blindaron al juez. Apuntes contra la opacidad

Pero no es sólo él, hay que ver a la red de personas que lo protegió en su momento y que estuvieron también coludidos, por que no es posible que el pleno lleno de morenovallistas, de gente sin experiencia ni carrera judicial no haya tenido conocimiento de lo que ocurría acá.

LB: ¿Hay casos de personas que fueron encarceladas por este juez, León Flores, más allá de los casos políticos que se les cayeron, que hayan presentado algún tipo de recurso para invalidar sus sentencias?

ERR: Tengo entendido de que ha habido casos, denuncias también en ese sentido, incluso en el juzgado hemos tenido incidentes en cuanto a que pretenden anular las actuaciones por la carencia de título, pero ningún hecho delictivo quedará impune. Ya encontramos sustento legal para que las cosas sigan su causa.

LB: ¿Se puede anular la sentencia?

ERR: Eso pretendían algunas personas, sin embargo la propia Corte ya ha emitido jurisprudencia en estos casos, entonces nos estamos alineando a lo dicho y resolviendo en consecuencia. La cosa es no darle la salida a personas a las que se les imputa delitos, delitos graves. En este juzgado hay más de 100 personas privadas de la libertad o puestas a disposición, en el Cereso de Puebla, el de Ciudad Serdán, en el de Tepexi y en el de Cholula. Osea, en cuatro diferentes Ceresos hay personas que están a disposición de este juzgado.
Y ha habido situaciones absurdas de traslados de Cholula a Tepexi de Tepexi a Ceferesos de Veracruz.

***

Aunque no lo nombra, el juez se refiere al caso de Fernando N. un persona a la que se le acusó del delito de extorsión y quien, de acuerdo con el portal e-consulta “pasó más de tres años sin sentencia en primera instancia, pero como se negó a entregar al juez los 460 mil pesos que le pidió para dictar un fallo a su favor, en represalia fue trasladado del Cereso de Cholula al penal de Tepexi y de éste al Cefereso de Villa Aldama, Veracruz, donde se encuentran reos de alta peligrosidad”.

Esa misma nota sostiene que León Flores “acumuló hasta 900 procesos penales con órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar”.

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar