Presentan la Colección Terracota de poesía
Seis plaquettes con obra de autores de varios puntos del país, en las que pueden encontrarse desde textos muy amigables hasta más complejos
Por Josué Cantorán @josuedcv
22 de febrero, 2016
Comparte
Josué Cantorán

@josuedcv

Seis plaquettes de poesía nueva firmada por autores originarios de varios puntos del país, entre las que puede encontrarse desde lo más amigable para nuevos lectores del género hasta textos más complejos en su comprensión, es la oferta de la nueva Colección Terracota, que produce desde Puebla la editorial Sikore y se presenta esta semana en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, en la ciudad de México.

Todo, material inédito; los poemarios que integran esta colección son también, en algunos casos, las óperas primas de sus autores, como es el caso de Giro el tiempo de Montserrat Morales, Retratos del polvo de Oscar Denicia y Mi versión de los hechos de Ángel Díaz. Para cerrar la colección se suman los libros de los autores Marcos Merino (El oscuro oficio de leerte), Andrés Cisneros de la Cruz (El viejo arte de lo nuevo) y Esaú Corona (Adentrarse al desierto), quienes ya cuentan con publicaciones previas.

Entre esta colección, comentó a Lado B la editora Estephani Granda Lamadrid, responsable del proyecto, se encuentran desde las voces ya muy logradas de poetas jóvenes con trayectoria conocida, como es el caso de Corona, quien ya ha publicado tres volúmenes de poesía, hasta trabajos más experimentales que combinan con el lenguaje poético el proveniente de otras disciplinas, como las matemáticas o la filosofía, en el caso de Merino.

Además de darle riqueza a la colección, la diversidad en las formaciones académicas y las posturas estéticas de los autores incluidos nace del hecho de que ellos no se conocen entre sí, ni forman escuela o movimiento alguno pues, según explicó la editora, la elección de los textos se dio tomando en cuenta su calidad poética.

–Los autores no se conocen entre sí, o no tanto –cuenta Estephani Granda–. No se conocieron en un taller o en la escuela, no son amigos; sin embargo, como yo he participado de aquí para allá en eventos, lecturas, los he escuchado, me ha gustado su propuesta. De ahí nace la invitación de poder unirlos, sobre todo en ese sentido de pluralidad, que sean lo más distintos posibles, lo más alejados.

No obstante, al ser textos recientes escritos todos en un contexto histórico particular, no deja de notarse que comparten algunas características, tanto en su temática, en su léxico o en su propuesta.

–Por separado cada libro tiene su propio contenido, su propio peso, pero juntos sí nos pueden dar un panorama de lo que está pasando en la realidad y de lo que está pasando con la poesía.

Sikore

Aunque Terracota es la primera colección que edita Sikore, la historia de la editorial, que se remonta a 2010, ya cuenta con varias publicaciones de libros “sueltos”. De hecho, esta casa nació ante la necesidad de compilar el material leído durante las jornadas del encuentro Moebius, que hace seis años congregó a más de veinte poetas mexicanos nacidos en los ochenta.

[quote_box_right]Además de la Colección Terracota, Síkore ya está contemplando la producción de una nueva colección que se integraría sólo por escritoras mujeres, para demostrar que en las voces femeninas también se da un amplio rango de aproximaciones a la poesía, aunque no necesariamente las mismas oportunidades para publicar que los poetas hombres.[/quote_box_right]

La idea era editar una antología a manera de memoria del encuentro, y lo más sencillo para Estephani Granda, quien había ya trabajado en otras editoriales, fue iniciar la propia. De ahí surgirían varios libros, entre ellos Amarga y otros retratos, una compilación de su propia obra poética, o Cortina en el espacio, que contiene los cuentos de Hugo López Coronel, hasta ahora el único volumen de narrativa de Sikore.

–Lo que publicamos –explica la editora y poeta– en su mayoría son libros que no tan fácilmente serían publicados en otros lados por distintas circunstancias. Esta es una editorial independiente en el sentido de que tenemos nuestros propios ideales, filosofías para promocionar, difundir o compilar.

Entre esas filosofías, añade, está el que no es necesario tener amplias credenciales en el mundo de la literatura para publicar ahí, sino más bien un trabajo sólido en el que se note oficio. “No nos importa tanto su grupo, su formación, sino más bien el material que están produciendo y su propuesta”, dice.

Otros libros publicados por Sikore son El chisme revolucionario, crítica para todos, de Roberto Absenti, quien “echa muchas pedradas” a personajes del mundo de la poesía, así como compilaciones de obra poética de autores como Sergio Díaz, Andrés Cisneros de la Cruz o Adriana Tafoya.

Además de la Colección Terracota, Síkore ya está contemplando la producción de una nueva colección que se integraría sólo por escritoras mujeres, para demostrar que en las voces femeninas también se da un amplio rango de aproximaciones a la poesía, aunque no necesariamente las mismas oportunidades para publicar que los poetas hombres.

La línea editorial de Sikore, dice su editora, responde en gran medida a sus necesidades como lectora, pues la variedad de propuestas publicadas por la editorial nace de una intención genuina de compartir aquello que vale la pena leer.

–A mí (lo que) me gusta mucho de ir a una lectura o leer una antología –explica– es que haya diversidad, porque de repente leer mucho igual aburre, es muy pesado. A mí me gusta que los autores sean distintos, que puedan hablar desde asuntos existenciales, políticos, sociales, corporales, físicos. Me gusta que sean muy diferentes, es la riqueza que a mí me gusta ver.

*Esta semana, la Colección Terracota será presentada en la Feria del Libro del Palacio de Minería, en la Ciudad de México. En Puebla, se espera que la presentación sea en abril en fecha y lugar por confirmarse.

sikore

Comparte
Josué Cantorán