Lado B
La tercera vía para una reforma educativa integral
Los medios de comunicación y las redes sociales han sido espacios de un diálogo de sordos cada vez más intenso y preocupante en el que no se considera la necesidad de atender a lo que la postura contraria pueda tener de razón y en el que se justifica o se clama por la violencia si viene del lado con el que se simpatiza y se condena el más mínimo acto si se produce en el bando contrario.
Por Lado B @ladobemx
03 de septiembre, 2013
Comparte

Martín López Calva*

@M_Lopezcalva

El debate sobre la reforma educativa ha contribuido a volver a exacerbar la polarización política que sufre el país desde hace al menos dos sexenios. Los medios de comunicación y las redes sociales han sido espacios de un diálogo de sordos cada vez más intenso y preocupante en el que no se considera  la necesidad de atender a lo que la postura contraria pueda tener de razón y en el que se justifica o se clama por la violencia si viene del lado con el que se simpatiza y se condena el más mínimo acto si se produce en el bando contrario.

Me permito sintetizar -con el riesgo de reducir- las dos posturas enfrentadas en esta batalla bastante maniquea entre los buenos –los que quieren a la educación y a los niños del país- y los malos –los que defienden solamente intereses e intentan destruir nuestro sistema educativo- dejando que cada lector ubique cuáles son unos y otros según sus propia postura.

1.-Los (buenos) (malos).

La educación del país está en una grave crisis que se demuestra en cada una de las evaluaciones nacionales e internacionales que se aplican a nuestros niños y adolescentes. Es urgente transformar nuestro sistema educativo para revertir este deterioro creciente. Para hacerlo resulta indispensable recuperar para el Estado la rectoría del sistema educativo que se perdió cuando el sistema político corporativo cedió el control de las plazas –contratación, promoción, remoción- al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, lo que generó un proceso de descomposición creciente en el que las plazas se convirtieron en propiedad privada que se renta, se vende o se hereda según lo que convenga a cada docente individual –si está en la gracia de los líderes sindicales en turno- o de la dirigencia del gremio o en una combinación entre ambos.

En esta realidad, los docentes y directores le deben su lealtad al sindicato y tienen que preocuparse más por quedar bien con sus dirigentes que por prepararse y tener un buen desempeño en las aulas y lograr que sus alumnos obtengan una buena preparación.

La recuperación de la rectoría del Estado en materia educativa tiene que reflejarse en un sistema profesional de carrera docente que ponga las condiciones para que las plazas sean nuevamente propiedad de la nación y se asignen de acuerdo a las necesidades reales del sistema educativo y a las capacidades demostradas por los docentes. Del mismo modo, la promoción y los incentivos otorgados a los profesores deben ser producto de su desempeño eficiente y comprometido, de manera que los maestros que reiteradamente sean mal evaluados y después de varias oportunidades de capacitación no mejoren sus prácticas, deberán ser reubicados en labores administrativas para no seguir dañando el aprendizaje de los alumnos y en el caso de los nuevos docentes, incluso removidos de sus plazas.

Se debe establecer un Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE) autónomo, que se encargue de establecer y aplicar un sistema de evaluación que permita conocer sistemática y periódicamente el estado que guarda la educación del país y otorgar a las escuelas una mayor autonomía de gestión para la toma de decisiones sobre procesos de mejora del aprendizaje contando con la participación de los padres de familia.

2.-Los (malos) (buenos).

El gobierno neoliberal y salinista de Peña Nieto está imponiendo una contrarreforma educativa que es lesiva para los maestros del país pues atenta contra sus derechos laborales adquiridos.

Se trata de una reforma meramente laboral que no toca la dimensión académica porque se centra en cambios de carácter punitivo que ponen en riesgo el trabajo de muchos profesores que llevan años de carrera en condiciones laborales y académicas muy desfavorables y pueden con esta reforma ser despedidos si resultan con una mala evaluación.

Los medos de comunicación y los empresarios ha construido una mala imagen de los docentes, subrayando las acciones de protesta legítima y calificándolos de actos vandálicos. Esta campaña ha posicionado en la opinión pública la idea de que los profesores son los únicos o al menos los principales responsables de la mala calidad educativa cuando hay muchos otros factores como la pésima infraestructura, el nulo equipamiento, la mala gestión escolar, la burocracia de la SEP que obstaculiza los procesos de mejora que se proponen, etc.

La reforma tiene un objetivo privatizador porque introduce criterios empresariales neoliberales como la evaluación estandarizada ignorando la enorme diversidad de condiciones y contextos en que trabajan los profesores a lo largo del país y porque plantea que los directores y profesores junto con los padres de familia tendrán que hacerse cargo y financiar las necesidades de mejora escolar.

3.-Lo contrario de una verdad profunda es otra verdad profunda.

Durante la semana pasada circuló en las redes sociales la colaboración semanal en video de Ricardo Raphael en la que acertadamente se pronunciaba en contra de las acciones violentas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en su campaña de protesta pero al mismo tiempo afirmaba también su oposición firme al clima de linchamiento que se ha ido construyendo en torno a esta protesta.

En esta columna Raphael propone lo que llama una “tercera vía” que pueda encontrar una salida dialogada al conflicto que se ha generado.

Me parece que las razones para el planteamiento de la tercera vía son muy válidas y atendibles y espero que aunque este domingo por la noche se aprobó la ley reglamentaria del servicio profesional docente, se pueda aún mejorar ya sea con modificaciones a las tres leyes secundarias ya aprobadas o con elementos que se inserten en los reglamentos particulares que regirán la reforma, lo que se ha planteado en torno a la evaluación docente y a la evaluación educativa en general.

Como afirmaba Niels Bohr, a menudo “lo contrario a una verdad profunda es otra verdad profunda” y en este caso, como afirma Ricardo Raphael, parece que las dos posturas radicales cerradas tienen elementos que son necesarios para construir la reforma educativa urgente para que el país pueda garantizar una mejor educación para sus nuevas generaciones.

Me sumo desde este espacio a la necesidad de construir esta tercera vía, señalando algunos elementos fundamentales que deberían tomarse en cuenta en este momento de construcción de los concretos de la reforma educativa:

  • Me parece que es acertado el sentido general de la reforma en lo relativo a la recuperación de la rectoría del sistema educativo y en el establecimiento de un organismo autónomo para la evaluación de la educación y de un sistema profesional de carrera docente que regule, con base en los méritos de los profesores y no en criterios políticos y sindicales, la contratación, promoción y remoción de los profesores.
  • Creo que la evaluación es un elemento indispensable para mejorar la calidad educativa, siempre y cuando no se considere un fin en sí misma sino una condición necesaria pero no suficiente, que permite obtener información valiosa para la toma de decisiones.
  • Me pronuncio en contra de mezclar la evaluación docente de carácter formativo con la de carácter administrativo y laboral. Creo que los opositores a la reforma tienen razón en que la reforma no debe contemplar la evaluación solamente en términos de toma de decisiones para la promoción o remoción de los docentes sino que tiene que existir un sistema sólido de evaluación formativa con fines exclusivos de mejora.
  • Concuerdo con Raphael en que el INEE debe encargarse exclusivamente de la evaluación formativa del sistema educativo en su conjunto, incluyendo la evaluación a estudiantes, docentes, directivos, sistema en general, pero no de la evaluación de carácter administrativo que debe establecerse como independiente y operarse desde otra instancia claramente definida.
  • Considero que el aspecto de formación inicial y actualización permanente de los docentes debe ser un aspecto central en la reforma. Por lo que sé, es algo que se encuentra enunciado pero me parece que requiere de una reforma específica profunda.
  • Me parece fundamental que no se considere al docente como el único responsable del cambio educativo y que se contemplen explícitamente los aspectos de infraestructura, gestión escolar, gestión y dirección del sistema educativo, equipamiento, material didáctico, etc. como elementos indispensables para concretar la reforma.

Es hora de construir esta tercera vía que no es otra que la vía de la inteligencia y el diálogo que pongan fin al juego estéril de confrontación entre posiciones cerradas y radicales. ¿Seremos capaces?

*Doctor en Educación por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Ha hecho dos estancias postdoctorales como Lonergan Fellow en el Lonergan Institute de Boston College (1997-1998 y 2006-2007) y publicado dieciocho libros, cuarenta artículos y siete capítulos de libros. Actualmente es académico de tiempo completo en el doctorado en Pedagogía de la UPAEP. Fue coordinador del doctorado interinstitucional en Educación en la UIA Puebla (2007-2012) donde trabajó como académico de tiempo completo de 1988 a 2012 y sigue participando como tutor en el doctorado interinstitucional en Educación. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel 1), del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), de la Red Nacional de Investigadores en Educación y Valores que actualmente preside (2011-2014), de la Asociación Latinoamericana de Filosofía de la Educación y de la International Network of Philosophers of Education. Trabaja en las líneas de filosofía humanista y Educación, Ética profesional y “Sujetos y procesos educativos”.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»educacion-personalizante» posts_per_page=»-15″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx