Lado B
Los nuevos curadores
Los tradicionales, son quienes se encargan de gestionar exposiciones y muestras artísticas; personajes cuyo gusto exquisito les permite seleccionar obras de arte y definir guiones museísticos; especialistas capaces de interpretar las corrientes históricas del arte para llevarlas a diferentes públicos.
Por Lado B @ladobemx
13 de febrero, 2012
Comparte

B-HUGO-LEÓN_blog-400x74.png

Hugo León Zenteno*

Los tradicionales, son quienes se encargan de gestionar exposiciones y muestras artísticas; personajes cuyo gusto exquisito les permite seleccionar obras de arte y definir guiones museísticos; especialistas capaces de interpretar las corrientes históricas del arte para llevarlas a diferentes públicos. También llamados en nuestro idioma comisarios, aunque esta denominación tiende a vincularse con otros ámbitos de nuestra cotidianidad.

La evolución de la sociedad de la información y el conocimiento – o de la sociedad red, que así también la llamamos- nos ha llevado a que se complique, precisamente, el ecosistema informacional con el cual interactuamos diariamente. La multiplicación de datos, noticias, mensajes, textos, anuncios, fotografías, videos, audios y demás unidades culturales, ha sido exponencial en los últimos años, lo cual ha ocasionado que nuestro entendimiento y nuestra capacidad de percibir sean insuficientes ante este sinnúmero de estímulos de información.

Es así que surgen los nuevos curadores, cibernautas (o móvilnautas) dados a la labor de elegir contenidos y ponerlos a la consideración de sus particulares audiencias; personajes que buscan compartir sus gustos particulares con otros congéneres en la medida que éstos coinciden parcialmente con dichos intereses; individuos o nativos digitales, cuyo campo de acción (personal, social y laboral) se torna cada vez más virtual, pero también más diverso y por ende, con un mayor potencial de riqueza cultural.

Los nuevos curadores, pues, saben que la viralidad implica difusión, aunque no pueda ser controlada o completamente planeada; intentan ser creativos en sus breves textos o presentaciones a fin de generar mayor aceptación y compartición (like y share); tienden, a refinar y focalizar sus intereses a fin de que puedan causar mayor impacto con los elementos que curan. Las redes sociales y los blogs, por supuesto, son el escenario donde esta nueva forma de curaduría está floreciendo. La madurez que hemos adquirido como usuarios es también un factor clave a considerar, ya que hemos ido dejando atrás, paulatinamente, las conductas banales o compulsivas (baste recordar el Farmville de Facebook) para acercarnos a formas de organización ciudadana y a mecanismos de concientización sobre temas importantes en la agenda pública.

Atrás quedó la simpleza kitsch de hi5 y el espacio pionero que fue MySpace; al imperio de Facebook y Twitter (herramientas hoy día de sobra conocidas) podemos agregar a StumbleUpon como el mayordomo digital (soñado por Nicholas Negroponte en su célebre obra Ser digital) en tanto a partir de nuestros gustos nos genera de manera automática recomendaciones de sitios. Más recientemente surge Pinterest, red que posibilita la curaduría de contenidos preponderantemente visuales, también con la ventaja que da la categorización por el uso de las famosas etiquetas (tags).

En suma, los nuevos curadores somos, o podemos ser nosotros, internautas comunes con el único interés agregado de querer ser escuchados, lo cual nos puede transformar en líderes de opinión en nuestro entorno particular. La curaduría de contenidos nos exige depurar nuestros procesos selectivos y también pensar en nuestra audiencia y en los momentos más oportunos para distribuir nuestra elección; sin embargo, lo mejor, es que esta nueva función nos prepara para convertirnos en generadores de contenido.

*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia.

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion