Lado B
Madres buscadoras, heroínas de nuestro tiempo: Celia del Palacio
Durante la presentación de su libro “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, Celia del Palacio compartió la experiencia de construir este material memorístico y documental sobre las historias de dolor, revictimización, injusticia, violencia, pero también de esperanza, valor y dignidad de quienes buscan a sus amores desaparecidos en el estado de Veracruz
Por Zona Docs @
29 de noviembre, 2021
Comparte

Dalia Souza

“Porque la lucha por un hijo no termina y una madre nunca olvida”, es la frase que Araceli Salcedo ha repetido una y otra vez en la búsqueda de su hija Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, desaparecida desde el 7 de septiembre de 2012 en Veracruz. Es esta misma consigna la que ha visto materializada en dos grandes proyectos artísticos y de memoria: la galería “Una madre nunca olvida” del fotógrafo Luis Daniel García Muñoz y el libro “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba de la historiadora y escritora Celia del Palacio.

Jueves.png

Araceli Salcedo, quien fundó el Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba luego de la desaparición de su amada Rubí, relata que en septiembre de 2018 conoció a Celia del Palacio, durante la exposición de esta galería en La Casa del Lago de Jalapa en Veracruz:

Tuvimos la fortuna de que Celia estuviera ahí, de que viera la galería, de que provocara en ella ese impacto y esa sensación de decir “yo quiero ser parte de toda esta lucha” y se empezó a construir este trabajo”, afirmó, recordando cómo comenzó el camino que les llevó a tener este material documental de su lucha y resistencia como familias buscadoras en Veracruz.

También puedes leer: 25 años tejiendo una red de apoyo para adultas mayores

En palabras de la autora, “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba es un libro que nace y se inspira de la galería “Una madre nunca olvida”, pero que busca sumar a la tarea de visibilización y reconocimiento de la experiencia de las y los familiares que se encuentran frente a la ausencia de algún ser querido desaparecido.

photo1638125694-1.jpeg

En palabras de la autora, “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba es un libro que nace y se inspira de la galería “Una madre nunca olvida”, pero que busca sumar a la tarea de visibilización y reconocimiento de la experiencia de las y los familiares que se encuentran frente a la ausencia de algún ser querido desaparecido. / Foto: Dalia Souza

“Cuando vi esta exposición en la Casa del Lago de Jalapa, vi las fotografías y me pareció que era muy importante contar sus historias, porque generalmente, como el mismo Daniel dice, vemos las fichas, estas que nos comparten con los datos de los desaparecidos, pero no sabemos lo que está detrás de ellas” explicó Celia del Palacio.

Por lo tanto, este libro incluye entre sus páginas las fotografías de Luis Daniel García Muñoz.

También puedes leer: Puskat NAKU, tejer un espacio para mujeres artesanas

En este espacio de conversación que se desarrollo durante el primer día de actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Celia y Araceli tuvieron la oportunidad de compartir con las y los asistentes a la presentación el significado que tiene este material para sus propios procesos de vida.

“El Gobierno mexicano le apuesta al olvido, por eso nosotros trabajamos por la memoria. ¡Mi hija y los miles de desaparecidos no merecen ser olvidados!, mi hija tiene una familia que la ama, que la busca incansablemente, una madre que, a pesar de enfrentar enfermedades, no le importa. Y ahí voy a estar exigiendo y buscando no solamente a ella, sino a todos los desaparecidos que podamos localizar” puntualizó Araceli Salcedo.

Por esta razón, el libro es para ella una de las tantas batallas ganadas hasta ahora, primero por ser una apuesta contra la desmemoria y el silencio y, segundo, porque significa que otras personas, desde otras trincheras, se han sumado para “apoyarles a ser la voz de las y los desaparecidos”.

 

Continuar leyendo en Zona Docs

*Foto de portada: Dalia Souza

Comparte
Autor Lado B
Zona Docs
Suscripcion