Lado B
11 años rompiendo la palabra “puta” en las calles poblanas
El próximo domingo se realizará la edición número 11 de la Marcha de las Putas, una protesta que partirá a mediodía de la Fiscalía de Justicia del Estado para llegar al zócalo de la ciudad
Por Lado B @ladobemx
11 de octubre, 2021
Comparte

Puta es una palabra dura con la que las sociedades patriarcales sancionan a las mujeres que se salen de la norma, especialmente en el terreno sexual, pero también etiqueta a todas aquellas que actúan y/o viven fuera de lo que la sociedad considera “adecuado” y “aceptable”. 

Jueves

Para romper con el estigma y la carga negativa de la palabra, se realiza en Puebla, desde hace diez años, la Marcha de las Putas. Y van por la número 11 a realizarse el próximo domingo 17 de octubre.

A través de esas ya diez movilizaciones, explican en rueda de prensa Gabriela Cortés y Mónica Ponce del Taller AC, asociación que organiza la marcha, “nos hemos apropiado del espacio público para denunciar y visibilizar las diversas formas de violencia que enfrentan las mujeres y disidencias sexuales. Durante todos estos años, la marcha de las putas ha representado un espacio para acuerpar a las sobrevivientes de la violencia machista, a las familias, a las trabajadoras sexuales y a las personas que han sido objeto de violencia sexual”.

Es decir, no es una protesta de trabajadoras sexuales, como se ha llegado a pensar, sino una marcha de todas las personas que han sufrido violencia sexual pero también simbólica y estructural.

Esta protesta no empezó en Puebla, explican las activistas, se inició Toronto, Canadá, en respuesta a un comentario que hizo el policía Michael Sanguinetti ─durante una conferencia, en la Universidad de York, sobre seguridad civil─, pues dijo: “las mujeres deben evitar vestirse como putas para no ser víctimas de la violencia sexual”. 

También puedes leer: Feministas se manifiestan con “Un violador en tu camino”

“Indignadas, las mujeres canadienses salieron a marchar el 3 de abril. Vestidas de tacones, ligueros, escotes y minifaldas tomaron las calles de Toronto. A esta indignación se le unió toda la sociedad: mujeres y hombres marcharon para pedir una disculpa por parte de la policía”. 

“Las exigencias de las canadienses resonaron en nuestra cotidianidad, reconociendo que en México y en particular en el contexto poblano también escuchamos este tipo de expresiones de agentes de procuración de justicia, funcionariado, en instituciones de educación y en general en la sociedad, con la finalidad de justificar las agresiones sexuales”.

Y agregan: “Con esta marcha, nos apropiamos de la palabra puta para rechazar cualquier tipo de violencia ejercida hacia todas las niñas, adolescentes, mujeres y disidencias sexuales, con el pretexto de nuestra apariencia, y manifestamos que ni las trabajadoras sexuales ni ninguna mujer, ninguna persona, debe ser violentada”.

rdp-marcha-de-las-putas.jpeg

Foto: El Taller AC

El movimiento de la Marcha de las Putas busca decirle a la sociedad que ni la vestimenta, ni el lugar, la compañía, la actitud o la orientación sexual, nada justifica la violencia y el acoso sexual, ni la imposición de relaciones sexuales en las calles, el trabajo o la casa y que las personas somos libres para ejercer libremente su personalidad, ideas y principios.

Como dice el performance El violador eres tú, que nació en Chile de la mano de la colectiva LasTesis y que se viralizó y replicó en prácticamente todo el mundo: “Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”.

Tal vez te interese: Feminismo, marchas y prensa

La edición 11 de la Marcha de las Putas en Puebla —una manifestación que confronta pensares y decires no sólo con pancartas, pues tiene mucho de puesta en escena, de performance, de happening social— arrancará a las 12:00 horas frente a la Fiscalía General de Puebla (Boulevard Héroes del 5 de mayo 31 oriente, Ladrillera de Benítez) y caminará por el Boulevard 5 de mayo hasta llegar  al zócalo de la Ciudad de Puebla.

Por último, las activistas invitaron “a que se unan todas las mujeres, personas disidentes de la heteronorma; de cualquier expresión y orientación de género, profesión, nivel educativo, raza, etnia, edad, capacidad, de todos puntos de la ciudad, para hacer una declaración unificada sobre la violencia sexual y el derecho de las sobrevivientes de violencia a ser tratadas con dignidad”.

*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion