Lado B
Estelí Meza y Amanda Mijangos, dos ilustradoras del Gran Salón México
Un vistazo al mundo de la ilustración desde los ojos de Amanda Mijangos y Estelí Meza, artistas que participaron este año en la feria de ilustración contemporánea Gran Salón México-París
Por Gene Cruz @
28 de septiembre, 2021
Comparte

Un buen boceto es mejor que un largo discurso

 Napoleón Bonaparte

“Ilustrar es tener una voz”, dice la argentina Marisol Misenta; pero es una voz que se hace escuchar acorde a las oportunidades que se tengan, de acuerdo con Estelí Meza y Amanda Mijangos, dos ilustradoras mexicanas cuyo trabajo fue seleccionado para participar en la más reciente edición del Gran Salón México (GSM), desarrollado por primera vez en París (en el Instituto Cultural de México).

Viernes.png

En entrevista para LADO B cuentan que, para ellas, cuando la carrera personal está consolidada es más viable ser selectiva con los proyectos que se asumen, lo cual se halla íntimamente ligado a la naturaleza del trabajo que se hace y a los tipos de público con los que el o la ilustradora puede relacionarse con mayor efectividad. 

Por ello, GSM es muy estimado por Mijangos y Meza —para quien esta edición es su debut— pues ambas detallan que más allá de convocarlas y establecer fechas de entrega, esta feria de ilustración contemporánea no coarta sus intereses temáticos, ni restringe su curiosidad por explorar técnicas o materiales.

GSM nació en la Ciudad de México en 2014, gracias a que su directora, Maru Aguzzi, identificó tanto el impacto cultural, como la falta de espacios expositivos que esta manifestación artística, y a la vez servicio gráfico, estaba experimentando.

Así, esta feria busca exponer a artistas y vincularles con diferentes proyectos, al promover la venta de su obra y gestionar (a través del Gran Salón Agencia) su trabajo. En esta ocasión, llevaron a más de una treintena (procedentes de México) a la capital parisina. 

Puede interesarte: Las ilustraciones de Violeta Hernández

Con Mundo interior, una de las piezas de Meza exponiéndose en París, la ilustradora y también escritora de cuentos infantiles, amalgamó el empleo de lápices de colores, con el de acrílicos y recortes de papel; mientras que Mijangos, con La caimana, encontró una vía para dibujar animales pues, hasta ese trabajo, sus últimos proyectos no le habían permitido satisfacer esa inquietud. 

amanda_GSM-PARIS7.jpg

Ilustración: Amanda Mijangos

Ambas egresadas de la UNAM, Mijangos de Arquitectura y Meza de Artes y Diseño, han transitado por sus respectivas carreras hasta llegar al campo de la ilustración.

Por un lado, Amanda se percató de que le gustaba más dibujar casas que construirlas, motivo que la orientó a especializarse en el área de su interés. Por otro lado, Estelí ha ilustrado páginas de editoriales como Pearson y Castillo-Macmillan.

Eventualmente, su campo profesional las reuniría, pero ahora en Gran Salón México.

Las influencias y sus estilos

Entre-ronroneos-Esteli-Meza.jpg

Entre ronroneos de Estelí Meza./ Foto: app.gran.salon

Por el mayor tiempo que tú describas, 

más confinarás la mente del lector, 

y más lo alejarás del conocimiento de la cosa descrita. 

Entonces es necesario dibujar y describir.

Leonardo Da Vinci

La creatividad es un elemento básico que se inspira y manifiesta de forma distinta, tanto en Meza como en Mijangos. Mientras los trazos de la mexicana Claudia de Teresa y del yucateco Carlos Dzib Urbizu ilustraron la infancia de Estelí; los de colegas y amigos como Santiago Solís, Armando Fonseca y la misma Amanda, junto a “una lista infinita [que] no se acaba”, la influyen en la actualidad. 

Por su parte, aunque a Mijangos le fascinan las piezas de Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Joan Miró y Salvador Dalí; de igual modo, para ella, Solís, Fonseca, Natalia Gurovich, Jesús Cisneros y Juan Palomino (entre otros) son referentes en su quehacer profesional, dado que “es medio inevitable que [teniendo el mismo círculo de amistades] esos referentes (…) se contaminen un poco y migren de un amigo ilustrador a otro”. 

Sin embargo, destaca cuán impresionante y curioso es que, a pesar de compartir influencias Estelí y ella, sus resultados gráficos sean muy diferentes.

Al platicar sobre sus respectivos estilos y temas predilectos, Estelí dijo: “desde siempre he sido así, súper animalera”, ya que no sólo tiene especial predilección por dibujar animales en distintas posiciones y vestirlos, sino que –al ser tan lúdico–, considera, representan “una buena forma de conectar (…) con los niños y también con los adultos”.

En un sentido práctico, la ilustradora suele aprovechar los software de diseño como Adobe Photoshop e Illustrator, haciéndolos interactuar con los recursos tradicionales que ocupa: plumones, lápices de colores o acrílicos, con el fin de producir sus figuras, buscando rescatar lo mejor de ambos mundos, así como las texturas que los materiales ofrecen naturalmente.

Al respecto, Mijangos prioriza “la sinceridad del material o de la herramienta (…) Si quieres que parezca una acuarela (…) agarras unas acuarelas”, lo que, en el caso de Photoshop e Illustrator, significa que su uso, independientemente de agilizar procesos, brinda utensilios digitales particulares, que vale la pena explotar pero estando conscientes de sus limitaciones.

En consecuencia, Amanda revela: “lo que ha de ser mi estilo [es] intentar (…) encontrar de qué manera el material me sirve para comunicar lo que quiero comunicar”, sin importar que ello implique intercambiar técnicas y transitar, sin enfado, del lápiz a la tinta, los pasteles o la acuarela; aunque el presupuesto, quiérase o no, siempre sea un factor que no pueda pasar desapercibido y que impacte, pero no determine, la calidad de un proyecto.

Ahora bien, sus proyectos preferidos son aquellos en los que debe ilustrar poesía, porque, sintetizó, “es como resolver un acertijo”, teniendo en cuenta no sólo que este género literario contiene una abrumadora cantidad de imágenes implícitas en los versos, sino que plantea un reto conseguir darles la vuelta desde lo visual.

Sin embargo, Mijangos agregó que la ilustración, si bien se está abriendo paso en la literatura para públicos adultos, tiene más posibilidades en las publicaciones infantiles y juveniles, ya que en ellas se puede “dialogar a través de la imagen” con personas que no están predeterminadas culturalmente.

Estelí, por su parte, comentó que la ilustración, como herramienta, es capaz de abrir caminos para acceder a diversos niveles de lectura en los textos. 

68 voces y vísperas

Gran-Salon-Mexico-Paris-3.jpg

Foto: Gran Salón México | Facebook

En GSM también se exhibe una iniciativa denominada 68 voces, la cual anima un conjunto de cuentos en “cada una de las 68 lenguas indígenas” que, por encima del latente peligro de que desaparezcan, aún existen en México. Este proyecto (que se desarrolla desde 2013), abrevia Meza, asigna una historia por ilustrador o ilustradora, y de esta manera se aprecia en el producto final cómo cada quien asimila la trama mediante su paleta de colores y lenguaje plástico.

En 2017, Estelí ilustró el cuento popular El Rey Kong Oy de la cultura mixe de Oaxaca, el cual relata el origen del árbol del Tule, mientras que Amanda proporcionó ilustraciones para el cuento tepehua (Veracruz) Las manchas del Ocelote, que narra cómo un incidente alteró el aspecto de dicho animal.

Para ambas, 68 voces es un bello proyecto no sólo por dotar de movimiento a las imágenes que ellas acostumbran ver estáticas, sino por visibilizar las lenguas autóctonas de nuestro país.

De alguna manera, ese es uno de los triunfos de la ilustración: atraer la atención sobre ciertos tópicos y llegar a la gente para motivarla a que persiga sus propias aspiraciones, fortaleciendo su voz en el proceso.

Con esta premisa interiorizada, Meza tiene en puertas la publicación con la editorial Barefoot Books (Estados Unidos) de unos libros sobre yoga para niños, así como continuar produciendo otras obras como escritora e ilustradora. Al mismo tiempo, Mijangos espera emocionada la organización de la siguiente edición del Gran Salón México y la consumación tanto de un proyecto conjunto con Fonseca, como de un libro de la mano de la casa editora colombiana Cataplum

***

La tercera edición internacional de Gran Salón México estará disponible del 10 de septiembre hasta finales de octubre del presente año. Puedes ver las piezas de la exposición aquí

También puedes conocer más sobre las artistas y sus piezas en Instagram: @estelimeza y @amandamijangos.

*Foto de portada: Gran Salón México | Facebook

Comparte
Autor Lado B
Gene Cruz
Suscripcion