Lado B
"Este proceso electoral hay que llevarlo a la mesa y debatir si es válido o no": Ricardo Paredes
En esa plática, el candidato a rector de la BUAP cuestionó la falta de equidad en la contienda, la falta de transparencia en las políticas universitarias, también respondió a los señalamientos públicos que lo ubican como responsable de actos de represión en contra de estudiantes de la BUAP en el año 2000. 
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
16 de septiembre, 2021
Comparte

Después de ocho años y seis meses la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla enfrenta una renovación en la rectoría. Alfonso Esparza agotó los dos periodos posibles como máxima autoridad en la institución, incluidos ahí los meses que ocupó el cargo como rector interino, tras la renuncia de Enrique Agüera, quién dejó la BUAP para contender como candidato del PRI a la presidencia de la capital poblana.

Pero, como pasó con sus sucesores –Agüera, y los Doger, Enrique y José– busca entregar el poder a una persona afín en una línea de sucesiones sin alternancia política, como ha sucedido desde hace casi 30 años, cuando la corriente dominada por el Partido Comunista de México entró en crisis y entregó la rectoría. 

Y para ello, el grupo en el poder no ha dudado en torcer incluso los estatutos internos de la institución. Así lo han denunciado públicamente los candidatos de oposición, Guadalupe Grajales y Porras y Ricardo Paredes Solorio. 

LADO B platicó hace un par de semanas con Grajales y Porras para conocer su percepción del proceso electoral universitario, ahora toca el turno a Paredes Solorio, ex director de la facultad de Administración (2009-2013) y candidato a la rectoría que en el proceso electoral pasado en 2017. 

Se buscó por varias vías a la candidata oficial, la doctora Lilia Cedillo pero la invitación no fue aceptada.

En esa plática, Paredes Solorio cuestionó la falta de equidad en la contienda, la falta de transparencia en las políticas universitarias, y sobre sus propuestas de campaña. 

También respondió a los señalamientos públicos que lo ubican como responsable de actos de represión en contra de estudiantes de la BUAP en el año 2000. 

Esta es la charla.

***

LADO B: ¿Cómo ve el escenario en general de la Universidad, y en el contexto electoral? 

Ricardo Paredes Solorio: Bueno, primero que nada quiero decirte que yo llevo 8 años denunciando todo lo que pasa en la universidad. Esto no es nuevo. Mis inquietudes surgen porque, pues no hay justicia laboral para todos los compañeros universitarios. Mis inquietudes surgen porque cada vez que hay un proceso está amañado, independientemente del tipo de proceso, sea un electoral o para toma de decisiones institucionales, y que finalmente va afectando la vida de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Lo primero que quiero decirte es que quien se ha expresado como consecuencia va a tener un acoso laboral, va a ser presionado, va a ser marginado, y el ejemplo es como la propia institución la autoridad ocupa a los porros. En mi página de facebook tú puedes ver las evidencias. Como hace cuatro años me trataban a mí cuando era el primer día de ingreso

a la universidad, no había elecciones todavía y una serie de 15 estudiantes y personas ajenas a la institución me pegaron, me quitaron mi celular. Hay una denuncia que también está en el Facebook, para que conozca cómo ocurrieron los hechos. Y se ve además como están pasándose el celular entre ellos, y a mí me tiran de una altura de un metro aproximadamente, recibo golpes, me pegan, me quitan mi celular y no pasa nada. 

Posteriormente vendrá la elección y ahí yo saco evidencia de cómo en la dirección de la Facultad de Administración hay propaganda electoral de Alfonso (Esparza), situación que también llevé hasta las últimas consecuencias a través del abogado electoral Víctor León, quien me apoyó muy fuertemente en este caso, pero por la autonomía de la Universidad no ha procedido está denuncia.

Los temas no son de ahora, y cuando a mí me preguntan que porqué estoy participando si estás viendo todo lo que pasa, yo les digo: porque hay que denunciarlo una y otra vez, porque no puede ocurrir esto. 

Y el nepotismo, en aquella época también denunciaba a la hija, Luz Esparza, como presidenta de Los Lobos, y hoy la sorpresa que tenemos es que Los Lobos no pertenecían al BUAP, eran de un fideicomiso al que la BUAP transfería recursos. Esto está también documentado, y también lo pongo en Facebook, que Los Lobos con una presidenta, con un nepotismo como este y con quién representa también es un problema. Y además un asunto sin resolver, un equipo que a través de un acuerdo y un convenio con un particular también se traslada hasta otro estado, se vende, se transfiere, y que al día de hoy hay una pérdida de 90 millones… de entre 90 y 120 millones de pesos, por la adquisición de este equipo. 

Un dato muy especial, que la candidata Lupita pone sobre la mesa. Yo también voy a denunciar la falta de transparencia, la opacidad en todo lo que hace la institución, no de ahorita de mucho tiempo atrás. ¿Y esa falta de transparencia que ha significado? Tú, si quieres buscar en este momento el instructivo para la elección no está en la página de la Universidad, no se encuentra la Gaceta, no se encuentra tampoco en el área de la Comisión Electoral este documento, no está.

LADO B: ¿Se los entregaron a ustedes?

Ricardo Paredes Solorio: Sí, pero no está al alcance del público o de la comunidad universitaria. Entonces por ahí también hay que denunciar que no puede haber un proceso electoral, que este proceso electoral hay que llevarlo a la mesa y hay que debatir si es válido o no es válido. 

Legal pero no legítimo

LADO B: En ese sentido, sobre todo lo que plantea de que no hay reglas claras, que no hay cancha pareja para todos.. bueno la universidad arrastra un tema de opacidad desde hace algunos años, pero centrándonos en lo electoral, de las quejas de la gente que que que que en algún momento dijo estar interesado en ser candidatos como el doctor Vélez o la doctora Grajales, son válidas unas elecciones como éstas si tenemos por un lado esta falta de de su transparencia al no hacer público ese documento, pero también con un consejo universitario que no ha sido renovado, un uso de voto electrónico con el que parecen no estar de acuerdo muchas personas, ¿cuál es opinión al respecto?

Ricardo Paredes Solorio: Hay dos palabras claves para esto: el tema legal y el tema legítimo. En el tema legal, la autonomía no nos permite actuar, porque la autonomía defiende que la propia universidad se auto gobierne. 

En ese contexto, cuando yo denuncio que hay propaganda electoral de un candidato dentro de las oficinas administrativas, dentro de las oficinas académicas, dentro de la dirección de una facultad, está ocurriendo un tema de ilegalidad, pero dentro de la autonomía de la Universidad si la comunidad no toma una decisión, no hace un dictamen sobre esto, que no lo hizo finalmente, pues tuve que llevar afuera el tema, y que el tribunal diga es que es la autonomía, y de acuerdo a la autonomía se resuelve internamente, pues ya es un tema de legalidad, pero no de legitimidad. 

El tema de legitimidades muy claro, hay muchas cosas que no son legítimas en la universidad, como el hecho de cómo transfieren y cómo toman decisiones con respecto a lo que ocurre dentro de la institución, y finalmente por eso estoy aquí, porque hay que darlo a conocer, porque hay que seguir luchando, porque también hay gente hoy en la cárcel que a lavado dinero, gente hoy que está vinculada con la autoridad y que es una prueba y una evidencia de lo que ha estado ocurriendo, y que cuando deje el cargo el actual rector es muy claro lo que va a suceder: habrá una investigación y se le dará seguimiento con respecto al origen de estos recursos, de este peculado.

Cambios legales

Ricardo Solorio Paredes: Hay que exigirle al Congreso que haya cambios en la Ley, hay dos documentos legales de la Universidad: la ley de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y los estatutos,(ambos) se tienen que reformar. 

Hay que pedirle al Congreso que se revise, porque hoy las elecciones en la universidad son sectoriales, como en Estados Unidos que cada estado vota. En el caso de nosotros cada unidad académica tiene cinco votos: dos votos de profesores, dos votos de alumnos y el voto del director; y hoy los comités de campaña los encabezan los directores, ahí hay inequidad, tiene que haber apertura del voto tanto de alumnos como de profesores, en ese sentido, y que no sea sectorial.

Esos votos sectoriales, de acuerdo el candidato que haya ganado en cada unidad académica, en cada sector, llegan ante el Consejo. Hoy también se viola este tema cuando se dice que los alumnos que hayan egresados de la institución, que ya no sean consejeros porque ya decidieron renunciar, se titularon automáticamente y ya no pertenecen a la institución, hoy todos esos votos quedan en el vacío. Estamos hablando de más de 50 (consejeros) universitarios que dejaron de pertenecer a la institución, eso ha permitido que se reduzca la representación, y que ahora resulta que el director va a llevar ese voto.

LADO B: ¿Y algo así puede ser legal, eso que los directores lleven la representación de las y los estudiantes? Me parece que el propio estatuto plantea que el Consejo tiene que renovarse, y no se cumplió, Entonces, no sé si podemos hablar de un proceso legal.

Ricardo Paredes Solorio: Ante la contingencia que se presenta se justifica todo esto. El auto gobierno de la institución permite que a través de toda la comunidad se tome una decisión, y cómo está avalada en base a la ley de la Benemérita que dice que la propia universidad tomará sus decisiones al interior. Eso ha salvado. Aclaro, no estoy defendiendo la legalidad de las decisiones del Consejo. Estoy diciendo que acuden a un tema legaloide, a un vacío en la ley que les permite entonces llevar a cabo esto.

Entonces, hay una ilegalidad en el sentido de que dentro de nuestra sociedad, dentro de las leyes como tal, se ve un enfoque que no corresponde; pero en el tema interno de la institución el auto gobierno, la autogestión, permite a la institución tomar decisiones por la comunidad universitaria, de las cuales no estoy de acuerdo. Ahí es donde vemos claramente que hay ilegitimidad en cómo están llevando a cabo esto. A los consejeros también los manipulan, los presionan también. Y entonces todos prefieren votar en un tema de representación para hacer válido algo que, afuera de la institución no sería válido. 

Acusación de porro

LADO B: Hay acusaciones públicas de que usted participó en una violenta represión a estudiantes en el año 2000 ¿que tiene que decir al respecto? 

Ricardo Paredes Solorio: Yo solicité el derecho de réplica porque la universidad no dejó en el abandono esa investigación. Esa investigación se llevó a cabo de manera, hay video de la Dirección de Comunicación de aquel entonces con respecto a lo que ocurría. Era un evento muy importante porque se estaba desencadenando desde la UNAM una serie de quejas, de lucha por principios universitarios en México, cuestión que llegó también Puebla a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, y en la cual, como lo he comentado, en esta evidencia y en esta situación la Universidad realizó esta investigación, y ahí se ve quiénes son finalmente los culpables.

LADO B: ¿Pero si estaba ahí en el momento de la agresión? 

Ricardo Paredes Solorio: Sí, sí estaba, claro que sí, ahí estaba pero como lo he comentado si se quiere conocer cómo está el caso hay que pedirle a la Dirección de Comunicación Institucional que dé a conocer, y yo estoy de acuerdo en que se dé a conocer ahí quién participó, y en los hechos, quién realmente actuó.

Investigar el pasado

LADO B: Decía hace rato que tendría que haber una investigación sobre lo que ha pasado con la administración actual. Que hay personas detenidas por desvío de recursos, lavado de dinero, por el caso de las empresas fantasma. ¿Tendría que investigarse todas esas administraciones que han pasado, e insisto todas pues hay quienes tienen departamentos en Miami?.

Ricardo Paredes Solorio: Todas, todas. De 30 años para acá, en el modelo neoliberal, del que se aprovecharon las autoridades de todo eso, y eso fue afectando, tanto directa como indirectamente, a la comunidad universitaria. 

Muchos padres de familia se acercan a mí contándome de 4.500 pesos que les piden, 3 mil pesos, 2 mil pesos como cuota de inscripción, una cuota que depende de cada licenciatura, pero al final esta cuota que vemos aquí no debe, no tiene razón de ser, ya que hoy la institución cuenta con 7 mil 500 millones de pesos (de presupuesto anual), de los cuales el 70% de recursos federales el 22-23% recurso estatal y el 8% son los recursos propios. Entonces no, no se justifica esa parte, por eso proponemos la cuota cero, por eso proponemos que finalmente no haya pago alguno, la Universidad puede resolver este tema.

LADO B: La Auditoría Superior del Estado intentó fiscalizar los recursos, pero fueron detenidos con el argumento de la autonomía ¿Tiene que ser la propia universidad con su autogobierno, o piensa que debería cambiar eso, y que otro tipo de autoridades puedan entrar a revisar las finanzas de la universidad? 

Ricardo Paredes Solorio: Yo creo que los tenemos que sujetar a todas las leyes que rodean a la ley de la Benemérita y por lo tanto la autonomía. Yo creo que la autonomía como universitarios debemos de entenderla como este proceso que nos permita tomar decisiones sin que influya el gobierno, partidos políticos, organizaciones externas o individuos externos a nuestra institución, por eso creo que es importante la autonomía, si debatimos la autonomía como tal, pero al interior de la universidad debemos de regirnos también por las demás leyes, como es el tema de la transparencia, la transparencia no puede ser bloqueada por la autonomía, tenemos que ser transparentes. Ese es un principio que debemos de manejar.

Las propuestas de Ricardo Paredes

LADO B: ¿Cuáles son sus propuestas principales de campaña? ¿Qué propone usted? Porque además hablaba del modelo neoliberal que ha venido gobernando de alguna manera la institución por 30 años, ¿entonces plantea cambiar de este modelo? 

Ricardo Paredes Solorio: Yo tengo un eslogan que es: “Por una universidad democrática”. La democratización tiene que ver mucho con esto, cuando el ciudadano participa en la vida de cualquier institución ya estamos cambiando las cosas. En este caso, en nuestra institución eso está congelado, está detenido, está manipulado. La democratización es fundamental en nuestra institución. 

También puedes leer: Presentan candidatos a Rectoría BUAP plan de trabajo ante el Consejo Universitario.

El segundo tema es la pluralidad. No puede ser que nadie se exprese, no puede ser también que todo mundo solo porque va a ser el ganador estén con el ganador, estén con la candidata oficial. Lo dicen los maestros que tienen una corriente con los directores, o porque también los directores pues su jefe directo es el rector y el rector ya ordenó que sea la candidata oficial fulanita, sutanito, etcétera. Tenemos que trabajar muy fuerte en cuanto a temas de pluralidad, de participación. De que una universidad de puertas abiertas. De que se puedan platicar todos los temas y que finalmente la universidad se mueva. La universidad está detenida, la universidad está congelada en ese sentido. E incluyente al interior de nuestra institución y también incluyente con respecto a la sociedad.

Esta es la base, a partir de eso queda muy claro que tenemos que construir una universidad que esté muy cerca de la sociedad, muy cerca de lo que ocurre hoy con la pandemia del SARS-CoV 2. Una universidad que esté haciendo mucho extensionismo, que todos sus alumnos estén en la sociedad apoyando a los adultos mayores, apoyando en los temas de salud en los hospitales. Nuestros alumnos hoy no saben lo que es la participación, y volvemos al tema de aportar lo que les da la institución. Entonces la vinculación es un tema fundamental. 

El otro tema es el modelo educativo. Yo propongo una universidad digital desde hace cuatro años, cuando participé en el anterior proceso electoral. Una universidad concentrada y orientada desde el ejercicio de las nuevas plataformas, desde el ejercicio de la tecnología y desde el ejercicio de la adaptabilidad a lo que pasa en el mundo. Y estamos hablando en lo global, aterrizado a lo nacional y aterrizado a lo local. 

Esta falta de empleo que hay hoy, tantos locales que vemos cerrados, hay que promover el autoempleo y hay que promover nuevos negocios que se adapten a esta nueva realidad.

Pero no solo es una universidad digital, sino también una universidad bilingüe, tenemos que generar que nuestros alumnos tengan 50% de lecturas en inglés y 50% en español. Por lo menos en el idioma inglés, que permita también el fortalecimiento, el enfoque y la abstracción que se da a partir de un idioma, para lograr objetivos como estudiante y como egresado también. 

Tenemos que darle seguimiento a nuestro egresado, tenemos que garantizarle empleo. Se oye muy fácil: “yo te garantizo empleo”, pues sí, esa es mi propuesta garantizar empleo al egresado. Y cómo le garantizo empleo, pues tengo que seguirlo llevando de la mano aún cuando haya egresado: cursos de especialización, diplomados, posgrados, atentos a lo que se encuentra afuera y se debe de resolver. En todo esto que estamos proponiendo también que el alumno regrese a la universidad lo que se le aportó durante estos cuatro o cinco años de estudios, regresando a través de eventos, en donde a los egresados les invitemos a hacer donaciones, donde a los egresados les invitemos a que compartan desde su espacio donde hoy laboran su experiencia con nuestros alumnos. 

Y por último, la parte de investigación, tenemos que hacer núcleos básicos de investigación multidisciplinarios, no pueden estar aisladas las facultades, no pueden estar aislados los institutos, requerimos megaproyectos de investigación donde se integre desde un administrador, un abogado, un ingeniero, un arquitecto en proyectos innovadores en proyectos que aporten a la sociedad.

Comparte
Autor Lado B
Ernesto Aroche Aguilar
Suscripcion