Lado B
La visión de la democracia a través de cortometrajes
Alberto Sánchez Jiménez, Hugo Vivar y Johnny Olán cuentan a LADO B su experiencia en la realización de cortometrajes que buscan acercar la democracia desde diferentes perspectivas
Por Lado B @ladobemx
15 de julio, 2021
Comparte

Daniel Cruz Cortés | @DanielCortesMx

Enfocándose en recorrer diversas formas de organización pública y tomando en cuenta la importancia de generar condiciones democráticas, el Instituto Nacional Electoral (INE), el National Endowment for Democracy (NED) y la plataforma de difusión de documentales, DocsMX, concluyeron este 1 de julio la premiación del concurso “Voto x Corto”, lanzado en mayo.

Viernes

El concurso dio cuenta de crónicas y experiencias de la organización civil, más allá del marco electoral, en distintas regiones del país. Así, los proyectos acompañaron perspectivas construidas desde activismos, movimientos sociales y luchas que buscan garantizar el cuidado y respeto de los derechos humanos para todas las personas.

Se otorgaron dos premios por el jurado calificador, además del galardón dado al cortometraje más apoyado por el público. En la primera categoría, las obras cinematográficas ganadoras fueron Cuchilla y Lodo, brote, semilla; en la segunda, el corto Cecilia y la felicidad resultó triunfador.

Para conocer los puntos de aprendizaje y la opinión de las y los directores, una vez terminado el concurso les entrevistamos. Esto fue lo que nos contaron.

unnamed-2.png

Cuchilla

Este cortometraje de Alberto Sánchez Jímenez y Eunice Giselle Bustos, narra las experiencias de Yuliana García y Rogelio Díaz, creadores del fanzine I Love Cuchilla; proyecto que reivindica la integración cultural, social y comercial de las y los habitantes de la colonia Cuchilla del Tesoro, ubicada en la periferia nororiente de la capital, a un costado del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en la alcaldía Gustavo A. Madero.

En entrevista para LADO B, Alberto Sánchez, codirector, editor y encargado de la fotografía del rodaje, nos cuenta que fue la codirectora, productora y editora, Eunice Bustos, quien descubrió el fanzine mediante una comunidad de activistas locales en redes sociales.

Puede interesarte: Quirino:‌ ‌el‌ ‌gobernador‌ ‌de‌ ‌los‌ ‌cielos‌

I Love Cuchilla se enfoca en la promoción de una identidad local que prioriza la difusión de contenido artístico y cultural generado por habitantes del territorio, además de ser plataforma importante para activismos fundados en Cuchilla. Esta identidad también pretende terminar con los estigmas asociados a la demarcación, la cual es regularmente asociada a temas de inseguridad y delincuencia. 

Más allá de lo escrito, regularmente se convoca a sus lectores a participar en talleres de baile, fotografía, danza y proyecciones de cine, principalmente, ocupando algunos espacios públicos como lo son: el mercado municipal y la Casa de la Cultura. 

Al inicio, el fanzine se realizó gracias a recursos individuales; sin embargo, los costos de impresión han podido ser cubiertos debido al reconocimiento generado a raíz de la difusión periódica de contenido cultural, información sobre acontecimientos de la colonia y la incorporación de una agenda construida con opiniones de las y los residentes de Cuchilla. 

Asimismo, el espacio editorial se convirtió también en una opción publicitaria para personas que poseen algún negocio o que venden ciertos productos o servicios a la comunidad. Los tirajes contribuyen también al establecimiento de una cadena que favorece el consumo local.

Esta última parte es importante para la comunidad ya que, de acuerdo con el codirector, al ser las ciudades los principales lugares de integración cultural y artística, hay una distribución inequitativa de contenidos para la población que se encuentra fuera de ellas. Para Alberto Sánchez, la monopolización de ofertas se traduce como una injusticia que limita gravemente a quienes pueden acceder a estos saberes.

Así, observa la inquietud por dejar de monopolizar el arte en las ciudades:

¨Yo creo que una cosa muy importante es que el arte y la cultura están muy centralizados, ¿no? Aquí en la Ciudad de México, los puntos donde suceden las cosas en ese sentido son el Centro Histórico o las colonias del centro (…) Ahí es donde pasan las conferencias, las galerías, los museos, el teatro y demás, es una cosa muy injusta¨.

Y es que, menciona, muchas desigualdades se viven en Cuchilla, una demarcación que contrasta con uno de los centros de mayor intercambio turístico, económico y cultural del país, el AICM.

“Es una ironía total que las personas que están al lado de los aviones no puedan transportarse en ellos, ¿no? Y se ve ese contraste del lado del aeropuerto (…) [que] es una zona arreglada, una zona adecuada para los turistas (…) que te lleva al Circuito Interior, al Viaducto, que están bonitos, y de ahí, pues te saca ¿no? Entonces estas colonias que están alrededor del aeropuerto y que no son vistas por los turistas, están totalmente olvidadas”.

Hoy en día, las y los integrantes de la comunidad se acercan constantemente a Yuliana García y Rogelio Díaz para informarse de la publicación del fanzine, además de las distintas actividades que realiza el colectivo. El director mexicano enfatizó en la importancia de construir y mantener dicho vínculo con la gente, ya que resalta el interés de las personas sobre los temas que difunden, además de acercarles a distintas propuestas artísticas y culturales.

Puedes ver el cortometraje aquí.

Lodo, brote, semilla

Este filme de Yliana Alarcón y Hugo Vivar, aborda el día a día de los cuatro güerolodos, personas que realizan tareas de chinampería en los canales de Xochimilco, en la Ciudad de México. Su nombre surge a través de la resignificación de ellos como entes ajenos al entorno y a las características húmedas del terreno.

A través de la interacción con la naturaleza y diversas especies endémicas del ecosistema local, los güerolodos evocan la importancia del acercamiento y cuidado a las diversas formas de colaboración y convivencia de los organismos vivos que ahí habitan.

unnamed-4.png

Fotograma de Lodo, brote, semilla / Foto: DocsMx

Así, el filme busca colocar la agenda ecológica como prioridad pública y contribuir para que, en atención a sus responsabilidades, el Estado cumpla con la protección de los espacios naturales y la gente que los habita.

Si bien los güerolodos no son oriundos de Xochimilco, han sido bien recibidos por las y los chinamperos que han desarrollado esa actividad por generaciones, justamente porque han visto su genuino interés, participación y respeto por mantener saludables dichos espacios, comenta el co-director.

“La misma comunidad, al principio [fue] un poco renuente [respecto a la presencia de los güerolodos], pero al darse cuenta de (…) que en serio iban a trabajar y lo hacían constantemente, les empezaron a tener cierto respeto. Hoy en día ya tienen una muy buena relación con los demás integrantes de la chinampería, y (…) eso habla muy bien de las comunidades que se forman en esta ciudad”.

Gracias a la interdisciplinariedad e involucramiento de los güerolodos en diversas áreas, se han logrado escalar de forma importante algunas exigencias legales de la comunidad, comenta Vivar. Recientemente, se han ido recopilando firmas para exigir al gobierno capitalino que respete los humedales que se ven amenazados por la construcción de un puente vehicular.

Además, aunada a la sobreexplotación del suelo para fines de movilidad, la gentrificación amaga con modificar y encarecer las propiedades del ecosistema de Xochimilco que propician condiciones óptimas para la chinampería. Esto se debe, principalmente, al turismo descontrolado que genera grandes cantidades de basura y contaminación auditiva y del aire.

Puede interesarte: Entre plagas, incendios, sequía y burocracia, pobladores rescatan a la Malinche

Lodo, brote, semilla comparte la intención de reconfigurar la interrelación colectiva e individual, con el objetivo de establecer una sociedad más empática y responsable con el planeta y todos los seres que aquí vivimos. El cineasta asegura que urge la necesidad de reconocernos como parte de un colectivo que no sólo incluye personas, sino también plantas, animales, insectos, etcétera.

“Hay mucho que podemos aprender de la naturaleza, de la manera en que se dan las cosas en la naturaleza y [de las] que hoy en día, en nuestra sociedad contemporánea, ya estamos muy distanciados, sobre todo en la urbe”, comenta Vivar.

En este sentido, respecto a los diversos espacios de conservación natural que existen en la Ciudad de México y el Estado de México, Hugo Vivar refiere que es indispensable integrar la incuantificable contribución de estos lugares al correcto funcionamiento ambiental de las entidades más pobladas del país.

Si quieres conocer más sobre estos temas, puedes ver el cortometraje dando clic aquí.

Cecilia y la felicidad

Este cortometraje recorre la historia de Cecilia Cales, una mujer con discapacidad, originaria de Nanchital, Veracruz, quien cuenta que los principales obstáculos en su desarrollo individual han sido impuestos por la sociedad y no por su condición motriz que la hace estar en silla de ruedas.

A través de la virtualidad, el director de la producción, Johnny Olán Ochoa, conversó con LADO B sobre su impresión posterior a la premiación y la necesidad de exigir una verdadera democracia incluyente.

pasted-image-0-3-1.png

Fotograma de Cecilia y la felicidad / Foto: DocsMx

Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, asegura, es un lugar pequeño en el que todas las personas se conocen entre sí. Gracias a ello, se pudo establecer comunicación con Cecilia —a quien solo ubicaba por sus pinturas y pertenencia a la comunidad—. Inicialmente, ella no estaba segura de participar en la filmación, pero su familia le aconsejó hacerlo y poder contar su proceso personal, además de su formación artística, académica, entre otros aspectos.

El municipio se encuentra a poco más de 300 kilómetros de Xalapa, la capital de Veracruz, esto limita en gran medida el alcance de los programas sociales y acceso a servicios de salud especializados, que muchas veces se concentran en las ciudades. Además, el activismo llega a observarse por internet, únicamente. Johhny Olán sentencia que el centralismo afecta a todas las personas de la comunidad.

El guionista asevera que el estigma por el que históricamente han atravesado las personas con cualquier discapacidad, infantes y personas adultas, se trata de una responsabilidad compartida entre el Estado y la sociedad.

“[Hay que] ser más empáticos con la gente que tiene una discapacidad, entonces creo que son dos cosas (…) Sí, por supuesto, el gobierno tiene un papel importante por el asunto de políticas públicas, recursos, infraestructura y demás, pero en la manera de pensar nosotros como ciudad, es nuestra responsabilidad enterita”.

Te sugerimos leer: Discriminación política a personas con discapacidad: una constante en AL

Acerca de si nuestra democracia electoral está a la altura de ser incluyente para todas las personas, Johnny Olán asegura que no, que aún queda un largo camino por recorrer. Desde la ubicación e instalación de las casillas, el también editor, opina que debe sensibilizarse más a las instituciones y a la ciudadanía encargada de su aplicación; no existe un solo tipo de discapacidad y deben respetarse la voluntad y derechos humanos de todas las personas.

Por ejemplo, comenta, las casillas en Nanchital, por la forma en que se ubicaron, quedaban muy altas las mamparas, entonces “si tú te paras, te llega más o menos como al estómago, y una persona con discapacidad como la de Cecilia que está en silla de ruedas, ¿cómo chingados se para a votar, de manera que pueda conservar el voto secreto y demás?”.

Johnny Olán espera pronto tener la oportunidad de proyectar la cinta en el municipio y poder darle mayor resonancia al testimonio de Cecilia, para poder contribuir a la concientización y reconfiguración de la sociedad sobre la urgencia de asegurar inclusión y respeto de las garantías de las personas con discapacidad. 

Asimismo, señaló que existen producciones descuidadas que revictimizan y promueven cualidades deshumanizantes y lastimosas, que afectan la percepción y desarrollo humano de las personas. Pero compartió que Cecilia se sintió dignificada y agradecida por los resultados del filme.

Para conocer más acerca de Cecilia, solo tienes que dar clic aquí.

*Foto de portada: Fotograma de Chuchilla | DocsMx

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion