Lado B
La Amazonía de Brasil ahora emite más carbono del que puede capturar
Según un artículo publicado el 14 de julio en la revista Nature, la Amazonía brasileña está emitiendo más carbono del que captura. Este estudio es el primero en utilizar mediciones atmosféricas directas, en una amplia región geográfica y recopiladas durante casi una década
Por Mongabay Latam @
22 de julio, 2021
Comparte

Durante mucho tiempo la Amazonía ha ayudado a equilibrar el ciclo global del carbono, pero nueva evidencia sugiere que las dinámicas climáticas están cambiando en la selva tropical más grande del mundo. Ahora, según un estudio publicado el 14 de julio en la revista Naturela Amazonía está emitiendo más carbono del que captura.

Whats.png

“La Amazonía es una fuente de carbono. Sin duda”, le dijo a Mongabay Luciana Gatti, investigadora del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil y autora principal del estudio. “A estas alturas podemos decir que libera a la atmósfera 300 millones de toneladas de carbono al año. Es un mensaje horrible”.

Durante el periodo de estudio, entre 2010 y 2018, el sureste de esta región, en particular, pasó de ser un sumidero de carbono a una fuente de emisión. Las emisiones fueron altas en 2010 debido a un año seco causado por el fenómeno de El Niño, dice Gatti, quien esperaba que después se volviera a la normalidad. Pero eso nunca sucedió. El motivo: las emisiones resultantes de los incendios.

En la Amazonía, los bosques a menudo se talan durante las temporadas de lluvia y se queman durante la época seca para dar paso a la agroindustria y en particular a las pasturas para el ganado. Según el estudio, las emisiones generadas por los incendios en el sureste del ecosistema son tres veces más altas que el intercambio neto que se genera en el bioma (NBE por sus siglas en inglés), una medida de la absorción de carbono que hace el bosque, sumado a todas las emisiones producto de la descomposición de materia y fuentes humanas como la quema de combustibles fósiles.

También puedes leer: Amazonía brasileña probablemente más seca y propensa a los incendios

Gatti asegura que sin las emisiones provenientes de las quemas, la Amazonía seguiría siendo un sumidero de carbono. “En otras palabras, ahora la Amazonía es una fuente debido a la quema de biomasa”.

Incendios ardiendo en la Amazonía el 17 de agosto de 2020, junto a los límites del Territorio Indígena Kaxarari, en Labrea, estado de Amazonas. Los bosques talados se encienden intencionalmente para despejar tierras para la cría de ganado. / Imagen de Christian Braga / Greenpeace | Mongabay Latam

Incendios ardiendo en la Amazonía el 17 de agosto de 2020, junto a los límites del Territorio Indígena Kaxarari, en Labrea, estado de Amazonas. Los bosques talados se encienden intencionalmente para despejar tierras para la cría de ganado. / Imagen de Christian Braga / Greenpeace | Mongabay Latam

Con un pequeño avión, Gatti y sus colegas midieron el dióxido de carbono (CO2), el monóxido de carbono (CO) y otros gases en cuatro lugares de la Amazonía brasileña. Entre 2010 y 2018 recolectaron muestras de aire desde cerca de las copas de los árboles hasta los 4500 metros sobre el nivel del mar, generando casi 600 perfiles verticales (VP por sus iniciales en inglés) de niveles de CO2.

Su conclusión: la Amazonía oriental está emitiendo más carbono que la Amazonía occidental, y la Amazonía sur es una fuente neta de carbono.

Otros estudios han observado una disminución en la capacidad de absorción de carbono de los bosques, según las mediciones que se han hecho a nivel del suelo. Sin embargo, esta es la primera investigación en utilizar mediciones atmosféricas directas en una amplia región geográfica, recopiladas durante casi una década, al tiempo que tiene en cuenta las concentraciones de los demás gases atmosféricos.

Continuar leyendo en Mongabay Latam

*Foto de portada: Victor Moriyama/Greenpeace

 

Comparte
Autor Lado B
Mongabay Latam
Suscripcion