Lado B
En la Sierra de Guerrero temen no se instalen casillas electorales por la violencia que se vive
En los municipio de Coyuca de Catalán y de San Miguel Totolapan la violencia impide a los habitantes salir de su zona, por lo que temen la falta de garantías de seguridad para que se instalen las casillas para votar el 6 de junio y elegir al próximo gobernador o gobernadora
Por Amapola Periodismo @
18 de mayo, 2021
Comparte

Beatriz García

En el ejido Guajes de Ayala, municipio de Coyuca de Catalán y en el ejido Ciénega de Puerto Alegre, municipio de San Miguel Totolapan, donde la violencia les impide salir de su zona, temen la falta de garantías de seguridad para que se instalen las casillas para votar el 6 de junio y elegir al próximo gobernador o gobernadora.

Extra-01-1.png

La única esperanza que tienen los pobladores de estas zonas para empezar a mitigar los daños que ha dejado la violencia generada por grupos criminales en la zona, es que pasando la contienda electoral el programa federal Sembrando Vida llegue a sus comunidades.

El 3 de abril, el comisario ejidal de Las Conchitas del ejido de Ciénega de Puerto Alegre, Carlos Márquez Oyorzabal fue interceptado por hombres armados. En la comisaria ejidal lo mataron y desmembraron frente a familiares.

En consulta telefónica, con un integrante del Observatorio por la Paz y Desarrollo de las comunidades de la Sierra de Guerrero, que pidió confidencialidad, informó que la familia del comisario tuvo que desplazarse a otra comunidad dentro del ejido, por seguridad.

Tal vez te interese: Niños toman armas en Guerrero, exigen al gobierno detener delincuencia y discriminación

El Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, luego del asesinato del comisario ejidal, quiso desplazar a su familia fuera de Las Conchitas ante las amenazas de muerte que les llegaban vía radio, pero los familiares se negaron a salir. Lo único viable fue salirse y refugiarse en otra localidad. En Las Conchitas solo habitaban cuatro familias, las del comisario, entonces a raíz de su desplazamiento esta comunidad quedó sola, sin habitantes.

Los familiares de Carlos tuvieron que dejar sus casas y animales; no pudieron salirse con ellos.

El integrante del observatorio contó que no han podido salir del ejido para abastecerse de productos de la canasta básica, que hasta ahora la única promesa que tienen es la del gobierno federal, que en las comunidades del ejido se implementará el programa federal Sembrando Vida, después de que pase la contienda electoral.

De acuerdo con lo publicado en la página oficial del gobierno federal, el programa Sembrando Vida se trabaja por “convertir los ejidos y comunidades en un sector estratégico para el desarrollo del campo mexicano, trabajando juntos para incrementar la productividad de zonas rurales, bajo un enfoque de sustentabilidad y desarrollo regional a corto, mediano y largo plazo, que contribuya a reducir la vulnerabilidad en la que viven los campesinos de estas regiones”.

En cuanto a la contienda electoral, el activista del observatorio, expuso que como en todas las contiendas electorales los candidatos no llegan a la zona a hacer proselitismo.

“Muy raro el candidato que suba a la sierra, la Sierra no representa mucho porcentaje de votos, es un área muy dispersa, grande, con poblaciones pequeñas y la instalación de casillas posiblemente ni se establezcan por la situación de violencia que se presenta”, dijo.

 

Continuar leyendo en Amapola Periodismo 

 

*Foto de portada: José Luis de la Cruz | Amapola Periodismo

Comparte
Autor Lado B
Amapola Periodismo
Suscripcion