Tres decesos cada hora registró Puebla en promedio durante el 2020 por la pandemia
26 mil 498 fallecimientos fue el exceso de mortalidad que registró el estado en el primer año de la COVID-19; sólo uno de cada cinco se reconocieron como decesos COVID por parte de la autoridad federal
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
15 de febrero, 2021
Comparte

Al cierre del 2020, en Puebla, 65 mil 29 personas perdieron la vida por todas las causas posibles, incluida la COVID-19. De ese total, 38 mil 351 fueron decesos que, de acuerdo con el promedio de años previos, podrían esperarse durante todo el año pasado. El resto, 26 mil 498, es el exceso de mortalidad que registró el estado durante la pandemia, pongámoslo así: se registraron, en promedio, 3 decesos por hora.

El gobierno federal sólo reconoció como decesos provocados por el virus del coronavirus 5 mil 587 casos, las demás (20 mil 911) pudieron ser o no muertes COVID pero sin duda están vinculadas a las condiciones médicas y de salud que provocó la pandemia en el estado y en el país.

El boletín epidemiológico que emite mensualmente el Grupo de Trabajo Interinstitucional para el Análisis del Exceso de Mortalidad dice: “el exceso estimado deber ser interpretado como defunciones tanto directamente asociadas a la COVID-19, como por otras causas que de manera indirecta se pueden asociar a la situación general de la emergencia sanitaria”.

También puedes leer: Se rompe tendencia a la baja de contagios y fallecimientos por COVID-19

Se trata de información que se genera “a través del registro de las actas de defunción, como uno de los enfoques propuestos para contribuir a la evaluación de la magnitud de la carga de la epidemia por la COVID-19”.

La crítica semana 29

En Puebla la semana más crítica de todo el 2020 fue la número 29, que corrió del 12 al 18 de julio. 
En ese período fallecieron 2 mil 14 personas, pongámoslo así: se registró un deceso en el estado cada cinco minutos, cuando lo que se esperaba eran 694 en total. Esa semana el exceso de mortalidad casi triplicó la cifra esperada. Ese fue el pico. 

La curva comenzó a crecer de manera sostenida a partir de la semana 22 (del 24 al 30 de mayo), para ese momento ya había cifras que duplicaban el número de decesos esperados y bajó en la semana 35, fueron 16 semanas de altísimo exceso de mortalidad.

Habrá que esperar los datos de enero y febrero de este año para conocer de manera más exacta el impacto del repunte de contagios y decesos que se registró en Puebla y el país en ese periodo, que fue el de la segunda ola de la pandemia en nuestro país, superior incluso que la primera ola en contagios y decesos.

A nivel país el exceso de mortalidad registrado por el grupo interinstitucional es de 326 mil 609 decesos, de los cuales sólo 126 mil 850 fueron registrados como decesos COVID.

Un exceso de mortalidad masculino, principalmente 

Dice el reporte más reciente del grupo de trabajo interinstitucional: “El exceso de mortalidad en el período a nivel país fue mayor en los hombres (46.4 por ciento) que en las mujeres (32.6 por ciento), esto equivale a 1.3 defunciones en hombres por cada defunción registrada en mujeres a nivel país. 

Y ambos casos presentaron “su máximo en la semana 29: 123.0 por ciento para hombres y 93.8 por ciento para las mujeres”.

Mientras que en grupo de edad el más afectada fue el de 45 a 64 años, “con un exceso de mortalidad de 66.3 por ciento; seguido del grupo de 65 años y más con 37.6 por ciento y del grupo de 20 a 44 años con 19.3 por ciento”. 

“El exceso de mortalidad en el grupo de menores 20 a 44 años fue de 2.1 por ciento, muy cerca de los niveles de mortalidad de este grupo de edad” en un escenario sin pandemia.

 

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Marlene Martínez

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar