Lado B
Las innovaciones tecnológicas buscan cambiar el panorama del cacao en Colombia
Dos proyectos —EcoProMIS, liderado por Agricompas, y COLCO, liderado por Satellite Applications Catapult— están desarrollando aplicaciones tecnológicas para explotar el potencial del cacao en Colombia y garantizar transparencia y trazabilidad
Por Mongabay Latam @
28 de febrero, 2021
Comparte
Aurora Solá

Mientras que Colombia busca una manera de avanzar después de medio siglo de guerra, el árbol de cacao (Theobroma cacao) podría desempeñar un papel importante. Apodado “el alimento de los dioses”, este bajo árbol tropical de madera dura alberga expectativas sociales y medioambientales excepcionales en la gran extensión geográfica del país.

Domingo-1.png

Para las personas principiantes, el cacao puede crecer a muchas de las mismas altitudes que la coca, la planta proscrita de la que se extrae la cocaína. El precio del cacao por libra lo convierte en un sustituto ideal en los puntos más alejados de Colombia donde los costos del transporte hacen que la mayoría de los demás cultivos sean inviables.

A diferencia de la coca, que se cosecha del tallo varias veces al año, el cacao es un árbol perenne que se mantiene fijo al suelo.

Asimismo, el cacao es un cultivo de pequeños grupos agricultores por excelencia, cuyo chocolate más exquisito proviene de sistemas de policultivo meticulosamente gestionados en ambientes tropicales.

También puede leer: Dcabra: el hogar de las cabras más felices del mundo está en Chile

Hoy en día, Colombia tiene el ojo puesto en los mercados de calidad suprema que valoran el cuidado y la delicadeza: si bien ocupa el décimo puesto entre los países exportadores de cacao en función del volumen, el 95 % del fruto que exporta se clasifica como de excelente calidad y las variedades recientemente redescubiertas reciben premios internacionales todos los años.

Un potencial sin explotar y recursos clave emergentes

cacao

Vainas de cacao/ Foto: cortesía de Satellite Applications Catapult

Sin embargo, Colombia aún tiene que capitalizar la mayor parte del potencial del cacao. Durante las últimas décadas, las cosechas por hectárea prácticamente no han crecido. Esto se debe, en gran medida, a que suelen ser las y los pequeños agricultores quienes cultivan el cacao en las regiones del interior, donde es difícil acceder a educación y servicios del Estado. Muchos productores de cacao generan apenas 200 o 300 kilogramos por hectárea, mientras que su potencial es de 2 a 4 toneladas métricas por hectárea.

Especialistas estiman que el 60 % de la producción se pierde a causa de plagas y enfermedades ocasionadas por la falta de información a nivel del agricultor, lo cual representa un costo total de unos 1000 millones de dólares anuales. La exportación de Colombia llega a menos de un tercio de la de Ecuador, país vecino cuya extensión territorial es considerablemente más reducida. Sin embargo, allá fuera, en los montes de Colombia, un grupo de empresas tecnológicas tiene la convicción de que puede revertir esas cifras aprovechando los datos satelitales, las aplicaciones de la Internet de las cosas (internet of things, IoT) y las aplicaciones a medida.

Una de ellas es Agricompas, una compañía que brinda asistencia para la toma de decisiones agrícolas y cuya plataforma, EcoProMIS, se desarrolló para supervisar la sostenibilidad y asistir la toma de decisiones de las y los agricultores colombianos que cultivan palma aceitera y arroz.

“Ahora estamos digitalizando el cacao, creando una plataforma de análisis de datos que genere una base de conocimiento gratuita para los y las agricultoras”, le dijo Roelof Kramer, director ejecutivo de Agricompas, a Mongabay desde la sede de la empresa en Oxford, Reino Unido.

El modelo comercial se basa en la venta de datos anónimos a terceras personas, como personas que se dedican al comercio y aseguradoras para la predicción y trazabilidad. “Las y los agricultores cuentan con medios tan limitados que deben invertir el poco fertilizante que tienen en el momento justo. Contar con información significa puede hacer que optimices los medios de los que dispones”, dijo Kramer.

El liderazgo de las y los pequeños agricultores y el futuro del cacao

cacao

Alexandra Aviles recolecta vainas de cacao en su jardín ubicado en la comunidad de Llanchama, Ecuador/ Foto: Kimberley Brown | Mongabay Latam

El estudio de campo realizado por Agricompas, en colaboración con la Federación Nacional de Cacaoteros de Colombia (Fedecacao) y financiada por el Prosperity Fund del Reino Unido, indica que las mujeres desempeñen un papel especial en el futuro del cacao en Colombia.

Por un lado, en una muestra inicial de 48 cacaoteros de dos regiones distintas, se encontró que las mujeres tienen mejor acceso a teléfonos inteligentes que los hombres.

Asimismo, las mujeres están más involucradas en las etapas de cosecha, poscosecha y comercialización, que es donde se determina aproximadamente el 70 % del valor del cacao. EcoProMIS seguirá recopilando datos clasificados por género para representar los cambios respecto a la posición de la mujer en el sector del cacao a medida que la tecnología y la calidad adquieran relevancia. “En Agricompas, buscamos aumentar la participación y la visibilidad de la mujer en la cadena de valor del cacao”, escribió Deborah Foy, consultora de Agricompas, en el blog de la empresa.

 

Continuar leyendo en Mongabay Latam

*Foto de portada: Vainas de cacao que crecen en árboles de Madagascar/ Foto: Rhett A. Butler | Mongabay Latam

 

Comparte
Autor Lado B
Mongabay Latam
Suscripcion