Lado B
Gatas Viajeras: en busca de un espacio propio a través del arte
La fotografía, el grabado y la gráfica han sido el punto de encuentro de tres artistas de Puebla y Toluca que han formado una colectiva que busca hacer una caravana para seguir creando
Por Fernando Merino Noriega @FerMerinoN
15 de enero, 2021
Comparte

Un espacio propio y una cantidad de dinero suficiente son las herramientas que Virginia Woolf consideraba necesarias para que una mujer pudiera crear. Y aunque la autora escribió esto en el siglo pasado, los requerimientos para las mujeres artistas siguen siendo los mismos, considera la colectiva Gatas Viajeras, pues desde su formación se han dado cuenta de que ser artista no es sencillo.

banner1.jpg

Bajo este panorama, la colectiva emprendió la venta de Utopías Salvajes 2021, un calendario lunar elaborado en serigrafía que reúne el trabajo de artistas de distintos estados del país: Jimena Meza, Polilla, Narval, Mitzi Jan, Stayku, Liria Garduño, Gavriela González, Irais Fernández, Aurora SErvín, y las poblanas Niña Diablo y Victoria González —estas tres últimas son quienes integran la colectiva—. 

Las obras contenidas en el calendario abordan diferentes momentos que las artistas viven como mujeres, así como el entorno que las rodea. Algunos trabajos están relacionados con fechas que se celebran en el mes que ilustran: en el caso de febrero —mes en el que se celebra el Día del amor y la amistad― la leyenda que acompaña la serigrafía es: “Aprendamos juntxs a vivir en libertad”, que hace referencia a la necesidad de dejar a un lado el amor romántico, para dar paso a vínculos emocionales que justo permitan la libertad, cuenta Victoria.

También puedes leer: Rosario Lucas, ilustradora mexicana de alto impacto 

En mayo, por ejemplo, se ilustra la maternidad; aunque no todas las mujeres viven esta etapa, la intención de Utopías Salvajes 2021 es también compartir parte de los procesos que ha vivido cada una de las artistas: “Los diseños son muy personales (…) pero al final se puede dar una lectura subjetiva”, comentan las artistas.

El propósito de este proyecto es recaudar dinero para hacer una caravana gráfica y recorrer el país durante este año, reunir a más mujeres artistas y generar diferentes espacios de creación en los que se puedan compartir experiencias; nutrir de manera comunitaria el trabajo artístico, tanto de Gatas Viajeras como de las artistas de los estados que van a visitar. 

Buscan, justamente, crear esos espacios propios de los que habla Virginia Woolf; pues las condiciones que viven ahora las escritoras, pintoras y demás artistas son similares a las del siglo XX, comenta Niña Diablo a LADO B. La situación que viven las y los creadores es precaria, pues es necesario contar con recursos que muchas veces no son proporcionados por las instituciones dedicadas a la cultura y el arte, agrega. En su caso, muchas de las intervenciones artísticas que ha hecho han sido financiadas con su propio dinero, situación que comparten sus compañeras.

Asimismo, el deseo de Gatas Viajeras por crear dichos espacios tiene que ver con la poca visibilidad de mujeres en el grabado, serigrafía, gráfica y fotografía, aunque esta presencia es cada vez mayor

El inicio de un largo camino

Gatas Viajeras

Ilustración: Victoria González

La colectiva Gatas Viajeras inició después un viaje a Lagos de Moreno, Jalisco, en el que Niña Diablo y Victoria Gonzalez se reunieron con otras artistas de la República; todas fueron convocadas por el Consejo General del Pueblo San Juan de la Laguna —comunidad que se encuentra en resistencia contra un gasoducto— para intervenir el espacio público en demanda de sus derechos. En algunas paredes aún se ven los murales con frases como: “Sin mujeres no habrá revolución”.

Ahí conocieron a Aurora Servín, artista de Toluca, quien pronto se unió a la colectiva, pues al trabajar con ellas encontró un lugar en el que se sentía cómoda y libre, además de un espacio seguro para expresar sus inquietudes como artista, luego de trabajar con grupos integrados en su mayoría por hombres, en donde el mansplaining era una constante.

También puedes leer: #VivasNosQueremos campaña gráfica callejera contra la violencia de género

Desde el momento en que se formó la colectiva, en octubre del año pasado, las tres integrantes tenían algo claro: para poder crear necesitaban reunir recursos. Por ello decidieron empezar la historia de su colectiva con la venta de Utopías Salvajes 2021

Asimismo, la caravana gráfica que planean hacer tiene la intención de reclamar el derecho a la movilidad segura del país, pues muchas mujeres no se animan a viajar sólo entre amigas por los riesgos que esto muchas veces implica.

La caravana gráfica es el primer objetivo que tienen a corto plazo pues, más allá de ver al viaje como un paseo, es una forma de acercarse a su meta a largo plazo: desarrollar estrategias para reunir a más mujeres y llevar la gráfica, el grabado y la fotografía de gran formato a las calles de las ciudades y comunidades, pues es ahí donde se puede detonar una reflexión en las personas que diariamente las transitan

Tal y como inició el proyecto, pintando las calles del pueblo San Juan de la Laguna, Niña Diablo, Victoria González y Aurora Servín esperan repetir las escenas que se vivieron en ese primer encuentro: mujeres pintando las calles ante la mirada curiosa de las personas que siempre habían visto a hombres intervenir las calles.

Esta iniciativa busca inspirar a las niñas y jóvenes que no se animan a seguir el camino del arte por la creencia de que eso no da para vivir, pues hay otras formas de obtener dinero y espacios para crear; formas que llenan los vacíos que dejan las políticas públicas culturales y que también son denunciadas a través del arte.

***

El calendario se puede adquirir a través de un mensaje a Niña Diablo o Santa Victoria a través de Facebook. El producto consta de 13 hojas tamaño couche en serigrafía a dos tintas, y tiene un costo de $250 pesos.

 

*Ilustración de portada: Jimena Meza

Comparte
Autor Lado B
Fernando Merino Noriega
Suscripcion