Rosario Lucas, ilustradora mexicana de alto impacto
En su trayectoria en medios de circulación nacional, Rosario Lucas se ha especializado en ilustrar notas duras, entre las que destacan casos de violencia de género
Por Sam Nolasco @aguunda
13 de noviembre, 2020
Comparte

Rosario Lucas ilustró de una forma difícil de olvidar un trabajo periodístico que me conmovió profundamente. “Ser mujer en Ecatepec” fue un reportaje crudo que obligaba a ver y enfrentar la realidad que muchas mujeres experimentan en sus entornos y traslados cotidianos.

En los trazos de Rosario reconocí a mi entrevistada: Caro, una sobreviviente que escapó de un intento de rapto mientras se dirigía a la escuela. En el mismo camino que Caro transitaba todas las mañanas también se encontraron mujeres asesinadas. Su ilustración mostraba una realidad, contaba una historia en perfecta armonía visual; pero su ilustración era hermosamente dolorosa.

Ahora, lejos de la redacción del periódico El Universal, nos reencontramos en una videollamada por Zoom, desde su casa en el Estado de México, Rosario Lucas conversó acerca de su trabajo como independiente después de haber sido nombrada “la ilustradora del periódico” más leído en México, donde sus caricaturas y conceptualizaciones se encontraron decenas de veces en la portada.

También puedes leer: Las ilustraciones de Rosario Lucas

Esta forma de contar historias e interpretar los hechos le ha venido como una corriente eléctrica al cuerpo desde que era niña, cuando sus pequeñas manos sostenían libros con ilustraciones que la fascinaron, aunque su verdadera inspiración la encontró de la mano de los moneros mexicanos, sus maestros, eso era a lo que ella se dedicaría.

Estudió Diseño en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco y ha sido ilustradora de hard news desde el año 2015; hace dos años que emprendió como freelance.

Ahora desde sus redes sociales sigue trabajando arduamente en lo que mejor sabe hacer: dibujar, comprender, empatizar y narrar historias a través de su ingenio y su talento. 

La importancia de la ilustración para contar historias

Ilustración: Rosario Lucas

Antes de la fotografía, desde siglos pasados, la ilustración ha sido una herramienta indisoluble a la actividad de la prensa escrita.

También puedes leer: Yo tengo otros datos sobre violencia contra las mujeres

Este trabajo, el de la ilustración, requiere de una sensibilidad especial para poder retratar historias de alto impacto, y ha sido el trabajo de personajes que han trascendido a la historia de las artes gráficas en México, como lo hiciera en su tiempo José Guadalupe Posada.

“Yo ilustraba todas las notas duras: política, estados y temas de violencia, narcotráfico, feminicidio, todo lo que sea difícil ilustrar con fotografías o por la calidad violenta de la nota, eso era lo que me tocaba a mí hacer”, relata Lucas en entrevista con LADO B.

Su primer portafolio para entrar a trabajar al “diario de México” incluyó un cartel sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, las causas políticas son combustible para Rosario Lucas, quien asegura que no es su intención distinguirse por su estilo, y eso le resultó beneficioso en el periódico, pues podía publicar tres ilustraciones al día de diferentes secciones y tener tres estilos diferentes.

Le gusta trabajar de una forma tradicional, es decir a mano, “el trazo de mi mano no va a ser nunca el mismo que cuando es en digital, lo que he hecho es encontrar mañas para seguir haciéndolo de forma tradicional [y publicar digitalmente], y en colores casi nunca usó fondos blancos, siempre lo hago en un color cremita para que sea más amable [para el espectador] y  casi siempre sin darme cuenta trabajo tres colores diferentes entre tonalidades verde, azul y rojo”, destacó.

Este uso de los colores es una tendencia que aprendió en la escuela, influenciada por uno de sus profesores que le enseñó “la Bauhaus”: usar tres colores básicos y con esos hacer todos los colores que salen de su paleta de imaginación, ella sólo repite y repite esta fórmula.

La rabia y el dolor

Ilustración Rosario Lucas

Ilustración: Rosario Lucas

La rabia y el dolor han sido el motor de las historias que Rosario Lucas ha grabado en la consciencia de sus seguidores, por lo que el grueso de su trabajo tiene el cometido de que las personas que denuncian abusos “sepan que no están solas, que sepan que no hemos olvidado que hay gente igual de enojada como ellos están, y quienes siguen actuando y exigiendo justicia, [comunicarles] que no están solos, es lo poco que puedo hacer”, dice sobre los alcances que busca de su trabajo.

Sin embargo, en el  mismo ambiente en el que ha desarrollado su labor padece las mismas deficiencias que todo el sistema, hay una constante desigualdad de género, por lo que algunas de las ilustradoras prefieren enfocarse en temas más “suaves”, como dibujar paisajes. 

“[También] creo que hacen falta muchas mujeres cartonistas, cuando estaba en el periódico era la única mujer, [hace falta que las mujeres] hagan cartón político, sólo hay dos que tienen publicación a nivel nacional”, describió sobre su gremio.

También puedes leer: En cuarentena: la omisión sistemática para erradicar la violencia contra mujeres

En un país en donde impera la violencia contra la mujer, “falta que las mujeres puedan hablar” opinó Rosario Lucas, y puso como ejemplo los premios de ilustración: “se nota en las convocatorias sobre el número de ilustradores hombres [que aplican son más] y de mujeres todavía hay una brecha, además de que los jurados suelen ser masculinos [la mayoría]”.

Ilustración: Rosario Lucas

Ser ilustradora requiere de una gran confianza en lo que estás pensando y diciendo, pero Lucas tiene la teoría de que las mujeres no destacan en el área porque han sido educadas para no decir lo que piensan, lo que sienten, lo que viven: “tiene que ver con la educación aquí en México como que nos han enseñado que no debemos hablar, que no está bien hablar, tener una voz propia. Las voces de las mujeres se quedan eclipsadas”, se lamentó.

Con miles de seguidores en sus redes, Rosario Lucas siguió ilustrando temas de hard news aun después de salir de su trabajo en el periódico. 

“Desde mi cuenta, desde entonces trabajo temas de denuncia social, feminicidios, desapariciones y de violencia, porque yo actualmente vivo en el Estado de México y regresar acá fue como un gran despertar, fue darme cuenta de muchas cosas que estaban mal”, compartió a LADO B.

Lucas también se ha enfocado en su interior, se ha permitido ilustrarse a ella misma y conectar con realidades de otras mujeres; lo que le ha permitido mantenerse activa durante este periodo de confinamiento indagando en sí misma, “trabajo muchas cosas que siento y pienso, miedos, mis luchas con mi salud mental y trato de unirlo con lo que pasa en el entorno”, finalizó.

Ilustración: Rosario Lucas

*Ilustración de portada: Rosario Lucas

Comparte
Sam Nolasco