Lado B
“Nos quieren amedrentar, nos quieren desgastar y no existe ningún diálogo
Ingresan policías al Congreso en el séptimo día de la toma pacífica, Biestro y Escamilla se hacen bolas tratando de justificarlo; feministas logran nueva reunión, ahora con la Junta de Coordinación Política
Por Mely Arellano @melyarel
01 de diciembre, 2020
Comparte

El séptimo día de la toma del Congreso del estado empezó con el ingreso de alrededor de 30 mujeres policías por la entrada trasera, sobre la 3 poniente. Eran cerca de las 10 de la mañana. Durante las siguientes tres horas no hubo ninguna información oficial que explicara las razones. 

Jueves-01-2.png

Ante la incertidumbre, las feministas lanzaron una alerta por redes sociales, la gente comenzó a cuestionar al presidente del Congreso, Gabriel Biestro, pero no hubo respuesta. Alrededor de 11:30am, hicieron una transmisión en vivo para denunciar lo que calificaron como “las mismas prácticas priístas y panistas de los viejos años”. 

“Nos quieren amedrentar, nos quieren desgastar y no existe ningún diálogo -dijeron las jóvenes mientras sostenían una manta y detrás de ellas se alzaba el árbol de navidad colocado apenas el domingo en el patio del Congreso-, fingen que se sientan a una mesa donde solamente escuchan para ignorar, es lo que hacen”.

También te puede interesar: Así fue la inédita toma del Congreso de Puebla por grupos feministas

Se quejaron por la falta de voluntad que ha habido para cumplir los acuerdos: “quedaron de hacer un exhorto público con las autoridades, mismo que no se ha hecho, quedaron de entregarnos una propuesta que hasta ahora no se ha hecho, quedaron de llamarnos para una mesa de trabajo para la ILE (Interrupción Legal del Embarazo) y no se ha hecho, ¿a qué estamos jugando?”.

Más o menos la misma hora, Miguel Ángel Arroyo, encargado de prensa del Congreso, aseguró a esta reportera que no había comunicación oficial sobre la presencia policiaca, que se trataba de “protocolos de seguridad que se hacen acá”, que “los elementos de seguridad están en el patio”, y que desconocía quién había autorizado su ingreso.

Congreso

Foto: Marlene Martínez

Alrededor de la 1pm, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, la diputada Nora Escamilla (PES) afirmó que no se había solicitado la fuerza pública para desalojar a las feministas, sino para “darle seguridad a quienes están manifestando en el Congreso, pero también a quienes planean manifestarse”.

Escamilla aseguró que personas “con una corriente ideológica diferente a las que se están manifestando han ido a hacer protesta, han ido a buscar un diálogo al Congreso del estado, lo único que hicimos fue darles certeza y seguridad”, sin embargo hoy no hubo ninguna manifestación en contra de la ILE.  

Y es que según la Ley Orgánica del Congreso sólo quien preside la Mesa Directiva tiene la facultad de autorizar el acceso de la fuerza pública, aunque sin portación de armas. 

Un par de horas después Biestro dijo que se solicitó el ingreso de la fuerza pública porque un día antes un grupo de manifestantes intentaron “tirar la puerta” trasera, lo cual es falso, LADO B estuvo ahí: eran 7 mujeres las que tocaron esa puerta para solicitar el ingreso, aunque nunca se los concedieron. En ningún momento hubo un intento de tirarla.

Congreso

Foto: Olga Valeria Hernández

Otra versión para justificar el ingreso de policías fue que era para evitar “encontronazos”, aunque ni siquiera el domingo, cuando sí hubo marchas a favor y en contra de la despenalización del aborto, hubo incidentes, pues no transcurrieron en la misma zona, ni fueron a la misma hora. 

También dijeron que era para salvaguardar el patrimonio, sin embargo las jóvenes feministas no han roto ni un vidrio, ni dañado nada, ni agredido a nadie. Se les prohíbe salir y volver a entrar, y no lo intentan, no permiten la entrada a la prensa y tampoco lo discuten. Han acatado las reglas de Biestro. Están secuestradas en su propia toma. 

Más tarde pasó por el Congreso la panista Mónica Rodríguez, quien insistió en la conveniencia de un parlamento abierto “para escuchar todas las voces”, omitiendo que se trata de un ejercicio que ya se realizó el año pasado. 

La táctica

“Hemos recibido violaciones a nuestros derechos humanos, aplazamientos sobre nuestras demandas, nulo diálogo, desinterés en cumplir los acuerdos de la primera reunión y tácticas de desgaste”, denunciaron en rueda de prensa las feministas. 

Recordaron que no ha habido diálogo real para resolver sus demandas sobre la interrupción legal del embarazo, la instalación de una mesa interinstitucional sobre la ILE y la aprobación de la identidad de género o Ley Agnes. 

“Nosotras hemos respondido con el fortalecimiento de la toma, el día de ayer hemos ingresado a más compañeras”, y en respuesta ingresaron 30 policías, “quienes han dicho a susurros que están esperando que rompamos algo para desalojarnos, estas son tácticas al viejo estilo, que solo buscan criminalizarnos y amedrentarnos”.

Sin embargo dijeron que “no tenemos miedo, nos hemos mantenido en la toma de manera pacífica, organizada y fortaleciendo nuestra articulación y así seguirá, esto es resistencia civil pacífica”. 

Hasta las 11:30pm de este lunes hubo una respuesta de Biestro para ellas, una que les prometió la diputada Vianey García: el anuncio de una mesa de trabajo virtual con la Junta de Coordinación Política y “diversos colectivos feministas”, el miércoles a las 9am.

 

*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

Comparte
Autor Lado B
Mely Arellano
Suscripcion