#10D: una invitación a ejercer nuestros derechos
El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, y es una oportunidad para reafirmar la importancia de construir de nuevo el mundo con solidaridad, interconexión y humanidad
Por Cuauhtémoc Cruz @cuau_cruz
09 de diciembre, 2020
Comparte

El 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, en referencia al día que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos. 

La DUDH, en su Artículo 19, establece que: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”, es decir, proclama los derechos a la libertad de expresión e información.

Recordemos que, hace casi diez años, con la Reforma Constitucional de 2011 en materia de derechos humanos, todo este primer apartado de nuestra constitución que en las clases de Educación Cívica nos enseñaron como “garantías individuales” ahora es reconocido como “derechos humanos”, además de que a la Carta Magna se suman ahora los Tratados Internacionales y su interpretación, robusteciendo nuestro marco normativo.

Así, nuestro artículo 6to Constitucional reconoce el “derecho humano” a la libertad de expresión, pero también el “derecho humano” a la información en diferentes vertientes, como el derecho de acceso a la información pública; el derecho de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación; y el derecho de acceso a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet.

También puede interesarte: 28S: acceso universal a la información en tiempo de COVID

En este año particularmente atípico, Naciones Unidas ha orientado la conmemoración en torno a la pandemia de COVID-19 y “la necesidad de reconstruir para mejorar, asegurándose de que los derechos humanos sean la base para los esfuerzos de recuperación”.

En este espacio hemos abordado la importancia del derecho a la información en torno a la atención de la emergencia sanitaria desde diferentes ángulos. 

Por ejemplo, el impacto de la transparencia y el acceso a la información en cuanto a datos no solo de salud pública sino también en torno a los recursos económicos y humanos destinados a la atención, o la importancia del discurso gubernamental centrado en orientar de mejor manera a la población brindando información veraz y confiable (y no desinformando); el rol de los medios de comunicación como difusores de la situación que vivimos y su capacidad de convocar para bien o para mal a la población; la importancia de seguir garantizando la libertad de expresión y la labor periodística, no solo en la erradicación de la violencia contra la prensa (cerramos el año con cinco periodistas asesinados) sino también de generar condiciones de protección en las coberturas informativas (43 comunicadores han muerto por COVID-19); así como la importancia y urgencia de reducir la brecha digital en las zonas más rezagadas de nuestro país para garantizar que la población acceda a internet y puede desarrollar sus actividades y los pendientes en alfabetización digital. 

El 10 de diciembre, dice Naciones Unidas, “es una oportunidad para reafirmar la importancia de los derechos humanos para construir de nuevo el mundo que queremos, la necesidad de solidaridad mundial y la interconexión y humanidad que compartimos como seres humanos”. 

Y como usualmente se dice: “derecho que no se conoce, derecho que no se ejerce; derecho que no se ejerce, derecho que se atrofia”, así, sea este 10 de diciembre una invitación a seguir socializando los derechos humanos y, particularmente, el derecho a la libertad de expresión y a la información, pero sobre todo a seguir exigiendo mayores garantías para su pleno disfrute.

 

*Foto de portada: Tomada de www.clasesdeperiodismo.com

Comparte
Cuauhtémoc Cruz
Cuauhtémoc Cruz Isidoro, comunicólogo por la IBERO Puebla y maestrante en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Actualmente es responsable de Comunicación del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría y es Secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI Puebla). Se ha especializado en derecho a la información. Chiva y blaugrana de corazón.