Lado B
Insomnio aumenta por confinamiento; higiene mental para prevenirlo
Debido al confinamiento social que se vive por la pandemia de COVID-19, la ansiedad y estrés, además de angustia en la vida diaria por aspectos económicos, sociales y de salud, han sido factor para que los padecimientos de insomnio hayan aumentado; sin embargo, llevar una higiene mental y emocional podría ayudar a prevenir este padecimiento.
Por Axel Espinosa @axelbeto
07 de junio, 2020
Comparte

Es muy probable que tú, como muchas personas, ante el confinamiento por la pandemia de COVID-19, hayas perdido el sueño total o parcialmente; a este padecimiento derivado de la falta del sueño se le denomina insomnio.

boletin_Mesa-de-trabajo-1-copia-2-2.jpg

Si bien este trastorno no es algo nuevo en la vida de muchos, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado al insomnio como una epidemia de salud que normalmente afecta a casi 40% de población total del mundo, durante la cuarentena ha registrado un aumento de personas que lo padecen.

Al insomnio se le puede catalogar como un trastorno común del sueño; las personas que lo sufren tienen dificultades para iniciar o mantener el sueño, o no tienen uno reparador; además, se acompaña de fatiga diurna, sensación de malestar personal significativo y deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad personal, según la clasificación de enfermedades de la OMS.

El confinamiento agravó los padecimientos de insomnio

Los factores principales que provocan el insomnio están relacionados al ritmo de vida tan acelerado que llevamos, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Hidalgo. Asimismo, esta investigación destaca que a una persona le es difícil conciliar el sueño si presenta preocupaciones laborales, académicas, e incluso alteraciones emocionales o psicológicas.

En este sentido, para Jesús Onofre Corona, psicoanalista privado y coordinador del Programa de Prevención del Tecnológico de Monterrey (Ciudad de México) y quien habló con LADO B, los modelos de producción laboral actual denominados “Less is the new more” (Más es el nuevo menos) y “Work smarter no harder” (Trabaja más inteligente no más duro) son factores que ayudan a desarrollar insomnio en nuestras vidas, ya que estos sistemas están basados en realizar más cosas más en menos tiempo, descartando nuestra salud física y mental.

“Aunque [estos modelos] no son nada nuevos, en realidad, se suman a esta idea de producir cada vez más en menos tiempo y mejor […] Vivimos en una época donde todo urge y por eso mismo a veces no nos damos cuenta de cuánto nos afectan las cosas que nos suceden”, comenta Jesús Onofre.

Estas condiciones se han visto intensificadas frente al confinamiento por la pandemia, ya que varios empleados han dejado sus áreas de trabajo ordinarias para realizar “home office” (trabajo en casa). Dichos ciclos de trabajo y su alteración, han causado que se eleven los casos de insomnio, tal como  cuenta a LADO B la psicóloga Alma Xiomara Sarabia, terapeuta con más de 10 años de experiencia.

“El insomnio es un padecimiento muy común en México, pero con la pandemia se ha agravado muchísimo; especialistas señalan que hay, por lo menos, un 60% del total de la población que ha presentado insomnio en esta cuarentena”.

Asimismo, Alma señala que este aumento está ampliamente relacionado con aspectos psicológicos, como el estrés y la ansiedad, ya que estos padecimientos son el reflejo de nuestro estado mental. Este estado ha sido alterado por distintos temas, así, es común presentar cuadros de ansiedad y estrés por el día, e insomnio durante la noche.

Insomnio-y-covid-2.jpg

Foto: Freepik

También puedes leer: Ansiedad y estrés, principales trastornos de alumnos durante confinamiento

“Los casos al alza de insomnio están muy relacionados con los niveles de estrés y ansiedad que están manifestando las personas durante este confinamiento [….] Las personas actualmente están muy estresadas, angustiadas, llenas de miedo, preocupándose por el aspecto económico, o por que algún familiar se pueda contagiar [de COVID-19]. Están aterradas con las noticias que se informan en medios de comunicación todos los días, por lo que todos estos temas afectan a las personas en sus emociones y aspectos psicológicos. Y, por consiguiente, al  estar pensando en todo eso […] intentar conciliar el sueño les es imposible”, cuenta Sarabia.

No obstante, para la psicóloga, los aspectos sociales también pueden influir para padecer un cuadro de insomnio, ya que llega un momento en que, por nuestra interacción social constante con otras personas (de manera presencial o virtual), es posible compartir el cuadro de insomnio que alguien más presenta, gracias a una posible actividad cerebral compartida, como sucede en casos de neurosis y miedo colectivo.

“El insomnio se puede abordar desde varios aspectos y aristas pero también hay una parte muy interesante y recurrente que es abordar el tema desde el área social. El insomnio también se está dando por una situación o especie de contagio colectivo, es decir, si pueden existir cuadros de neurosis colectiva o miedo colectivo, también se puede desarrollar el insomnio colectivo […] Esto se puede dar bajo un tipo contagio cerebral en donde si algún vecino o familiar presenta insomnio, otra persona cercana a ella está propensa a presentar este padecimiento, y esto se da gracias a la actividad cerebral que presentamos en forma colectiva”.

Higiene mental y emocional ayuda para prevenir insomnio

Para prevenir o incluso curar el insomnio debemos tener una higiene mental y emocional, así lo destaca la psicóloga Alma Sabina, ya que una vez que practiquemos lo que ella señala como “el cuidado de los pensamientos” o generemos pensamientos positivos, vendrán mejoras en los temas de salud y de bienestar emocional; esto, por consecuencia, aumentará los estados de felicidad. El tener una mente “limpia y positiva” a la hora de conciliar el sueño logrará que durmamos con éxito.

“Deberíamos de aprender una higiene mental. Yo por lo general recomiendo a mis pacientes alejarse de los pensamientos malos o negativos de su vida diaria y empezar sus actividades con pensamientos positivos y de gratitud, para que así, realizando esto, estemos abonando un aspecto positivo en nuestra mente durante todo el transcurso del día, y cuando llegue la noche estemos alejados de una contaminación mental que nos pueda atormentar e impedir que conciliemos el sueño”.

Así, es importante mantener una mente positiva, generando pensamientos agradables y que nos motiven en nuestro día, frente a la familia y las personas que nos rodean, para que estos sobrepasen los posibles pensamientos negativos que podamos tener. Esto hará que, a su vez, vivamos en un estado mental tranquilo.

Aunado a esto, el psicoanalista Jesus Onofre, señala que también, ante cuadros de insomnio, existen conductas que favorecen la consolidación del sueño. Estas ayudarán a conciliarlo y a que durmamos durante las ocho horas que recomienda la OMS para tener una mejor salud. Las conductas que él recomienda son:

  • Evitar el uso del celular una vez que estemos en cama.
  • Evitar ingerir alimentos o sustancias estimulantes como alcohol, café y tabaco. También ciertos tipos de medicamentos como antidepresivos, antiinflamatorios y anticonceptivos podrían causar insomnio. 
  • Procurar tener una cena ligera, de preferencia una hora como mínimo antes de ir a la cama.
  • Realizar ejercicio físico.
  • Mantener un ambiente adecuado para el sueño, como la habitación limpia, templada y ventilada.
  • Se recomienda consumir poca cantidad de carbohidratos antes de acostarse, y se deben evitar los azúcares y fluidos excesivos.
  • Utilizar la habitación únicamente para dormir, es decir, omitir realizar tareas que exijan una actividad mental, como leer un libro, ver la tv o usar la laptop.
  • Mantener horarios, rutinas o patrones del sueño regulares a la hora de dormir y levantarse.
  • Procurar apagar la luz y dormir posteriormente, de lo contrario buscar una actividad de distracción y regresar al sentir somnolencia.

Ahora que ya sabes cómo evitar el insomnio y tratarlo, en caso de que lo padezcas, anímate a seguir estas recomendaciones y a pasar la voz. Si somos capaces de crear neurosis o provocar el insomnio colectivo, también podemos ayudar a otros y crear un impacto positivo en sus vidas.

Suscríbase al boletín COVID-19 de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

*Foto de portada: Jcomp | Freepik

Comparte
Autor Lado B
Axel Espinosa
Suscripcion