Lado B
Infancia en Puebla, entre la desconfianza y la violencia 
Los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2015 que realizó el Instituto Nacional Electoral (INE) ubican a Puebla en el séptimo lugar en cuanto su percepción sobre la seguridad que ofrece la policía
Por Lado B @ladobemx
28 de octubre, 2015
Comparte
Amira George

Una falta de confianza en las figuras de autoridad tal como la policía, el ejército, los gobernantes e incluso los partidos políticos es una constante en la visión de los menores de edad en el estado de Puebla; en el caso de los más pequeños, los uniformados son las figuras que menos seguridad les inspiran, mientras que según avanzan en edad son las instancias de gobierno quienes pierden credibilidad.

policia_nino

Tomada de magis.iteso.mx

Es de destacar que es el 21.6 por ciento de los niños entre 6 y 9 años que manifestaron su desconfianza en la policía, lo que pone a Puebla en el séptimo lugar en cuanto a este indicador; los estados donde los más pequeños mostraron mayor desconfianza fueron Tabasco, Guerrero, Veracruz, Michoacán, Morelos y Estado de México, todos en los cuales se tienen altos índices de violencia e inseguridad.

Estos datos fueron tomados del reporte de resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2015 que realizó el Instituto Nacional Electoral (INE) durante la elección del pasado 7 de junio, cuando se colocaron casillas especiales para que los menores de edad contestaran una serie de preguntas sobre la realidad en la que viven.

Los resultados son desglosados con base a los rangos de edades de los participantes, lo cual además da un panorama del cambio en las perspectivas de los niños y su entorno. Por ejemplo, en el caso de Puebla, 71.3 por ciento de los niños de 6 a 9 años dijeron no sentirse seguros en la calle, mientras que sólo el 56.2 por ciento de los de 10 a 13 años coincidieron en esta idea.

Sin embargo, al llegar a la adolescencia el sentimiento de inseguridad regresa, pues 72 por ciento de los jóvenes que cursan preparatoria, es decir casi tres de cada cuatro, no se sienten seguros en la calle, lo cual se relaciona con el hecho de que 27.3 por ciento de los jóvenes de 14 a 17 años dijeron que en alguna ocasión un conocido les había ofrecido consumir drogas; además, uno de cada siete de los niños menores de 14 años señalaron la presencia de drogas en su escuela o en los lugares donde viven.

Violencia en las escuelas

Los niños y jóvenes que participaron en la consulta se encuentran todavía en edad estudiantil, por lo que la mayor parte de su tiempo se encuentran en la escuela, y es en estos espacios en donde son objeto de violencia de diferente tipo.

El fenómeno empieza desde los más pequeños, pues los niños que cursan entre Primero y Cuarto de Primaria no se sienten en condiciones correctas en sus escuelas, ya que uno de cada seis señaló que no cuenta con lo necesario para aprender en sus salones de clases. Adicional a esto, 12.3 por ciento dijo que sus maestros los ofende.

maltrato_infantil_unicefCon el avance de edad, también avanza el tipo de violencia, pues los niños entre 10 y 13 años no sólo son ofendidos por sus maestros. Sin que se tenga el detalle de quién los agrede, 3.4 por ciento de los encuestados de este rango de edad dijeron haber sufrido violencia sexual en sus escuelas, siendo Puebla el octavo estado a nivel nacional con mayor incidencia en este aspecto.

Pero la violencia no queda ahí, ya que uno de cada cuatro dijo ser agredido verbalmente en sus escuelas y otro 15.1 por ciento aceptó ser objeto de violencia física dentro de los planteles educativos. Incluso tres de cada 10 niños reconocieron haber sido testigos de un acto de agresión en contra de algún compañero.

Esto deja una tendencia persistente entre los adolescentes de preparatoria, pues una tercera parte no se siente seguro en sus escuelas, sin embargo en el reporte no se incluye el tipo de violencia que sufre en estos espacios.

En el caso de los adolescentes más grandes, sólo se indica de manera generalizada que 19.3 por ciento ha sufrido violencia, es decir uno de cada cinco, siendo las más comunes la verbal y la física. La tasa de agresiones sexuales es menor, al representar el 7.4 por ciento, y aunque es una de las tasas más bajas a nivel nacional, es importante tenerlo en cuenta.

Sin confianza en el gobierno

En todos los rangos de edad, la figura en la que más confianza tienen los menores de edad es su familia, mientras que la tendencia de desconfianza va hacia las instancias de gobierno e incluso otras personas cercanas.

[quote_box_right]Uno de cada cuatro dijo ser agredido verbalmente en sus escuelas y otro 15.1 por ciento aceptó ser objeto de violencia física dentro de los planteles educativos. Incluso tres de cada 10 niños reconocieron haber sido testigos de un acto de agresión en contra de algún compañero.[/quote_box_right]

Como ya se mencionó anteriormente, los niños más chicos manifestaron una alta desconfianza hacia la policía, aunque el sentimiento se expande hasta el ejército, pues el 18.8 por ciento dijo no confiar en las figuras castrenses.

La tendencia cambia en los niños de los primeros grados de primaria, pues en este caso más de la mitad -el 53.7 por ciento-, dijo desconfiar de los gobernantes, mientras que una cuarta parte tiene este sentimiento hacia el ejército. Pero en este caso lo que vale la pena resaltar es que el 50.6 por ciento dijo que no tiene confianza de sus propios vecinos.

Para los adolescentes los gobernantes siguen siendo una figura no grata, pues sólo el 4.9 dijo confiar en ellos, aunque esto los pone en mejores condiciones que los partidos políticos, pues en este caso sólo 4.5 de 100 se manifestaron positivamente.

Después de estos dos, la tercera figura en que menos confianza genera a los jóvenes son sus vecinos, pues uno de cada cinco dijo que no siente cercanía con ellos, tasa casi similar a la desconfianza hacia los policías que fue de 21.7 por ciento.

No ven futuro prometedor

Entre los jóvenes más grandes también se hicieron cuestionamientos más relacionados con la vida diaria y las expectativas que tienen sobre su futuro.

Resalta que el 55 por ciento dijo que no considera que la situación en México en general vaya a mejorar en los próximos años, idea que podría estar relacionada con la desconfianza hacia los gobernantes y partidos políticos.

También se les preguntó qué es lo que consideran que más falta hace en los lugares donde viven, siendo las principales necesidades becas y escuelas para continuar los estudios, centros recreativos, opciones culturales y artísticas, e incluso opciones de empleo para los jóvenes.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion