Rojo sobre rojo, porque no son cifras
 
Por Lado B @ladobemx
29 de julio, 2015
Comparte

Joyce_bordado

Elissabetta Balasso

Joyce Wakiuru Waweru
tu nombre, letra por letra
bordado con mi torpe caligrafía
de cadeneta. Cada puntada
sostiene la anterior. Hundo
la aguja forzando la entrada
en el tejido, tela, carne.

Rojo: sangre que pronto se hace negra
coagulándose en el aire, Joyce sobre rojo
el hilo rojo se enreda
en nudos imposibles de seguir.
Con la tijera de la partera
corto el hilo como el cordón
de quien recién llega
a la vida.

Vuelta a ensartar Wakiuru
por el ojo pasa el hilo que te llama
un punto tras otro, letra a letra
Waweru hilé, tejí, bordé
por ti y cada uno de los ciento
cuarenta no sólo un número
y siete no sólo un nombre.


Mi aporte para el proyecto convocado por Rosa BorrásBordamos sus nombres, porque no son cifras. ‪#‎147NotJustaNumber‬.

Escogí bordar rojo sobre rojo, igual que en mi proyecto Rubedo: Kluiverth, porque hay un grado de invisibilidad, de indiferencia hacia esos nombres que pasan a ser estadística, periódico de ayer, recuerdo vago, nombres lejanos, poco familiares, que no logramos recordar.

Un rojo casi desvanecido, casi desaparecido, sostenido en un marco al que no logro darle alegría porque la ocasión no le da lugar.

No es un gesto nimio, porque cada uno de los 147 no es solamente un cuerpo más arrancado a la vida con violencia inútil, sino una luz indispensable en la tela de la que todos, todos, todos somos parte.

No es un gesto inútil, porque somos 147 bordando, y cada puntada es sutura en el tejido rasgado. Por leve que sea, un gesto prueba a salvarnos de la nada.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion