Busca El Jacal Gráfico trasladar el grabado al arte contemporáneo
Este estudio abrirá sus puertas el sábado 18 y el domingo 19 de abril de 11 a 18 horas, ofrecerán además habrá un taller de grabado para niños de cuatro a doce años el sábado al mediodía
Por Josué Cantorán @josuedcv
15 de abril, 2015
Comparte
Jacal Gráfico. Foto: Ambar Barrera

Jacal Gráfico. Foto: Ámbar Barrera

Josué Cantorán

@josuedcv

Justo afuera de las instalaciones de El Jacal Gráfico, un taller de artes gráficas abierto al público ubicado sobre la acera de la 11 Oriente, en pleno centro histórico, cortaron un árbol que estorbaba el paso del transporte público. La huella que éste dejó inspiró a la artista poblana Mónica Muñoz Cid a iniciar “Huellas de los desaparecidos”, su proyecto más reciente.

La obra, que se mostrará por primera vez al público este fin de semana como parte de Estudios Abiertos, consiste en un mapeo de los árboles que han sido cortados recientemente en la ciudad, además de su impresión en grabado sobre playeras.

–Me sorprendió –explica la artista en entrevista con Lado B– con qué facilidad quitan esas esculturas vivas que, aparte de adornar las calles, detienen el ruido, recargan mantos acuíferos, todos los beneficios que te da un árbol. Entonces empecé a hacer un mapeo para elaborar un archivo visual de estos árboles, porque son muchísimos. Me planteé hacer 400 y ya terminé porque hay una gran cantidad.

Además de un archivo visual que puede consultarse en las redes sociales del proyecto, elaborado a partir de un apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA), la pieza podrá viajar de un lugar a otro desde las playeras que los públicos compren, pues, a decir de Mónica, éstas podrán estimular conversaciones y reflexiones sobre esta problemática ambiental.

Y así como funciona este proyecto, donde se utiliza como soporte el grabado, una de las técnicas artísticas con mayor tradición en Puebla, pero se utilizan también herramientas del arte conceptual o contemporáneo, son todas las creaciones que se realizan en El Jacal Gráfico.

Este taller estará abierto al público de 11 a 18 horas los días 18 y 19 de abril como parte de Estudios Abiertos, el proyecto donde 24 artistas de Puebla y Cholula abrirán las puertas de sus espacios de trabajo con la finalidad de tener una relación más cercana con sus públicos y fortalecer la integración del gremio de las artes visuales a nivel local.

El taller

En sus seis años de existencia, El Jacal Gráfico, gestionado por Mónica Muñoz Cid y Ariel Hernández Palafox, ha funcionado como un taller abierto a artistas gráficos que carezcan de un taller propio y busquen dónde producir su obra. Desde entonces, El Jacal Gráfico ha recibido al menos a 30 artistas de Puebla, el Distrito Federal y Tlaxcala, como José Bayro, Alejandro Teutli, Fernando Albisua, Rosa Borrás o María Eugenia Jiménez.

De igual forma, en el taller se han dado talleres de gráfica para niños y se vislumbra la posibilidad de ofrecer también talleres de dibujo.

Una de las particularidades de El Jacal Gráfico es que es el único taller donde se cuenta con una prensa de tórculo de gran tamaño donde se puede trabajar con placas de 1.20 por 2.40 metros, lo que permite a los artistas trabajar con piezas de gran formato.

[quote_box_right]La reproductibilidad y la multiplicidad de las matrices –considera la artista gráfica– te da muchas opciones, sobre todo por el tamaño de la prensa, para hacer instalación. En este taller hemos trabajado mucho en eso, en la instalación gráfica, hemos estado seleccionados en los encuentros de arte contemporáneo, haciendo mucha labor de conservar las tradiciones, enseñando.[/quote_box_right]

–Normalmente la gráfica que se ve se hace en pequeños formatos –expone Mónica Muñoz Cid– pero en esa prensa está la posibilidad de hacer grandes formatos en cualquier técnica, aunque generalmente se trabaja calcografía y relieve, es madera, xilografía, linóleo.

Este estudio ha logrado llenar un vacío institucional, pues es un espacio abierto para los artistas que gusten de trabajar ahí. Si bien hay otros talleres independientes de grabado, e incluso hay uno público (el Museo Taller Erasto Cortés, que depende del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes), este último se ha caracterizado en algunas administraciones anteriores por los obstáculos burocráticos para permitir el ingreso de los artistas.

Llevar el grabado a los lenguajes del arte contemporáneo

Otra de las particularidades de El Jacal Gráfico es su esfuerzo por llevar la técnica del grabado, una de las más tradicionales a nivel local, a lenguajes más contemporáneos. Ese ha sido el caso de la obra de Mónica Muñoz Cid, quien ha explotado la posibilidad de reproductibilidad de la estampa para hacer instalaciones.

La reproductibilidad y la multiplicidad de las matrices –considera la artista gráfica– te da muchas opciones, sobre todo por el tamaño de la prensa, para hacer instalación. En este taller hemos trabajado mucho en eso, en la instalación gráfica, hemos estado seleccionados en los encuentros de arte contemporáneo, haciendo mucha labor de conservar las tradiciones, enseñando.

Foto: Ámbar Barrera

Foto: Ámbar Barrera

Para poner un ejemplo se podría mencionar la pieza “Explosión demográfica”, ganadora en 2011 del Premio Nacional de Grabado José Guadalupe Posada y que consiste en la estampa de tres momentos de la ciudad en tres piezas de tela diferente. Al colocarlas de manera superpuesta, tomando en cuenta la transparencia de la tela, se puede ver el crecimiento desordenado de la metrópoli.

Otros ejemplos serían la pieza “Chilakillers”, recientemente expuesta en la galería del Palacio Municipal, en la que Mónica Muñoz Cid imprimió los rostros de narcotraficantes sobre tortillas, o también una instalación donde la artista abordó el tema de las personas desaparecidas en México, con la finalidad de recuperar el gran carácter político que la gráfica ha tenido en el país al menos desde los años 60.

Si bien la tradición del grabado en Puebla se remonta a los grandes nombres como Erasto Cortés o Fernando Ramírez Osorio, para Mónica Muñoz Cid es momento de llevar esta tradición al arte contemporáneo. En su caso, su formación como ingeniera química la llevó a comprender con mayor facilidad los procesos químicos de que dependen las impresiones, y su búsqueda final no ha sido sólo generar imágenes de belleza estética, sino hablar de temas importantes con su obra.

–A mí se me facilitó mucho y logré dominarlo bien –cuenta la artista–. Entonces pensé que eso ya estaba superado y creo que hay muchas posibilidades de que esto pueda ser más contemporáneo, de que empieces a mostrar estampa no nada más por la cualidad de una imagen, sino utilizar la reproductibilidad de una estampa como una herramienta para decir algo. En mi trabajo, sobre todo, he buscado que el fin último no sea producir una imagen sino hablar de algún tema por medio de la herramienta que es la gráfica.

En Estudios Abiertos

A decir de Mónica Muñoz Cid, Estudios Abiertos es un esfuerzo muy loable al que todos los artistas locales deberían sumarse. Por esa razón, El Jacal Gráfico es uno de los talleres que han participado en cada una de las cinco ediciones que lleva el proyecto.

Yo veo –dice al respecto– que es una colectividad de los artistas y veo que el comité organizador trabaja muchísimo por nosotros, por mejorar nuestra relación con los públicos, por crear lugares donde se puedan ver cosas fuera de la institución. Eso me parece una labor muy loable que los artistas debemos apoyar, porque se está haciendo un trabajo en colectivo para todos. Nuestra mínima obligación es participar en algo que se está haciendo por el bien común, tanto por los artistas como la sociedad en general.

El Jacal Gráfico abrirá sus puertas el sábado 18 y el domingo 19 de abril de 11 a 18 horas. Además de exposición y venta de gráfica, habrá un taller de grabado para niños de cuatro a doce años el sábado al mediodía.

Comparte
Josué Cantorán