Lado B
No hemos logrado generar un mercado importante del arte
El crítico de arte Luis Rius reconoce que en México se deben “crear coleccionistas de arte más cotidianos”
Por Lado B @ladobemx
05 de diciembre, 2012
Comparte
el-mundo-magico-de-los-mayas-450x198.png

Pintura surrealista de Leonora Carrington.

Xavier Rosas

@wachangel

“Dije ‘yo participo, yo tengo que decir algo de ese mural’”, recuerda el crítico de arte Luis Rius Caso, al hablar de la obra “El Mundo Mágico de los Mayas” de la pintora y escritora, Leonora Carrington.

Fue en 1982 que obtuvo el premio Luis Cardoza y Aragón por su ensayo sobre la obra de la pintora surrealista nacida en el pueblo de Chorley, en Lancashire, Inglaterra.

“Participé y tuve la suerte de ganar. Entonces ya de ahí me metí a la crítica del arte, dejé la historia social y la historia del arte prehispánico».

-¿Fue ahí el enamoramiento?-

-Exactamente, sí.

En entrevista para Lado B, Rius Caso, conferencista  de la 3ra edición de Estudios Abiertos,  recuerda que fue en el Departamento de Historia del Arte de la UNAM, bajo la tutela de los maestros Teresa del Conde y  Jorge Alberto Manrique, que aprendió que el historiador del arte también debía ser un crítico: “por esto de saber del pasado y ser un crítico del presente”.

Egresado de la carrera de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, a sus 54 años, reconoce que en México se deben “crear coleccionistas de arte más cotidianos”, ante la  necesidad de “generar un mercado” para las obras de artistas independientes.

“El coleccionista ideal sería aquel que tiene y consume arte contemporáneo, no necesariamente muy caro, pero sí con una determinada constancia”, Luis Rius Caso.

“El arte está demasiado mediatizado, entonces dependemos del gusto de las galerías, del gusto de los curadores que estén en el poder, del gusto de los museos que estén también en el poder, y lo que en realidad vemos no es el trabajo de los artistas, mucho menos si es en comunidad, vemos gustos particulares”, resalta.

Asimismo, considera  que “vemos siempre lo mismo, vemos el mismo circuito de artistas y no conocemos nuevos horizontes. Que siempre el arte se conoce a partir de dos o tres o cuatro espacios, que por lo general suelen coincidir en gustos; ahí es donde veo el problema, es donde veo el embudo y donde veo una centralidad muy peligrosa”.

Y agrega: “veo filtros que debemos romper, que deben terminar ya, y este tipo de dinámicas como Estudios Abiertos, nos permiten ir rompiendo”.

– ¿Cuál es su opinión de Estudios Abiertos?

– Me parece un proyecto muy interesante que estoy completamente seguro que tendrá éxito y que al mismo tiempo siento que es el futuro del arte en México y en general, en la medida en que se descentralice el proceso de circulación y difusión del arte, y que se genera la posibilidad de crear nuevos públicos y de ampliar la posibilidad de promoción artística.

Todo lo que sea romper la centralidad de la galería o el museo, o el espacio específico privilegiado, digamos, se me hace muy bueno, y el planteamiento de Estudios Abiertos se me hace excelente, se me hace la posibilidad más concreta y más interesante de conocer el arte y a los artistas.

¿Qué espera de este proyecto?

– Aprender de los artistas, porque se aprende muchísimo de los jóvenes que están en el arte. Conocer cómo se están moviendo, qué expectativas tienen y por mi parte invitarlos a darse cuenta de lo difícil que es el mercado de arte en México.

Yo voy a hablar de la historia del público de arte en México, que es una historia triste. Todos los críticos quejándose de que casi no hay mercado del arte. Al mismo tiempo será invitarlos a que ellos mismos generen sus propios públicos y contadores de arte, y recomendarles que esperen poco de las instituciones.

Es invitarlos a un ejercicio en el cual su producción como artista no termine en la obra, sino que siga y que sea construir mercados del arte.

– ¿A las instituciones en México les interesa el arte?

– Poco. Sí les interesa el arte desde un perfil político. Es decir, sí les interesa que a cada exposición vaya Cuevas, o impulsar a Tamayo en el caso de que viviera. El problema es que no alcanzan las instituciones, aunque incluso tengan un muy buen proyecto, siempre va a ser insuficiente.

Es decir, las instituciones han funcionado muy bien en muchas cosas: hay muy buenos artistas, hay curadores, museógrafos, exposiciones itinerantes, prácticamente todo; lo único que no hay y que no hemos logrado es generar un mercado del arte que sea importante. Eso creo que ha sido un fracaso estrepitoso.

Con motivo de la 3ra edición del proyecto «Estudios Abiertos«, este Jueves 6 de Diciembre, el crítico de arte e historiador Luis Rius Caso impartirá la conferencia «Coleccionismo de arte en México» en el  Museo Amparo a las 18 horas. La entrada es libre.

Consulta aquí la cartelera completa de Estudios Abiertos

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion