Lado B
El caldo gordo
 
Por Lado B @ladobemx
15 de octubre, 2012
Comparte

Hugo León Zenteno*

@hugoleonz

Que si era, que si no era; que si medía tanto o que alzaba otro tanto más; que si unos lo pescaron u otros lo perdieron; que si los indicios o los despistes; que si fue un gran golpe o más bien un gran fiasco. Palabrería insulsa a más no poder, verborrea inútil y discusiones sobradamente estériles, por cuanto el rumbo del país no se modifica un ápice con el mentado hecho que ocupó una buena parte del tiempo, los debates, los titulares y los mensajes de la semana pasada. Las conclusiones son las de siempre y el avance es nulo, el dispendio de tiempo, de tinta y de caracteres es monumental y al final del día todo sigue igual.

¿Acaso no hemos aprendido nada? ¿Será que nos gusta pecar de ingenuos? ¿Quizá preferimos las controversias superficiales a los temas torales? ¿Cuántos chupacabras, pseudovidentes, bombas en latas de jugo y montajes televisivos son necesarios para convencernos de la perversidad de las maquinaciones mediático-políticas que nos pretenden endilgar? Noam Chomsky, el connotadísimo lingüista estadounidense lo puntualiza cruda y llanamente en su listado de las diez estrategias para la manipulación por parte de los medios de comunicación. La primera (estrategia) es la de la distracción: “Mantener la atención del público alejada de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real”.

Los resultados concretos de estos seis años avalan, además, la poca importancia de cualquier captura a cualquier mandamás criminal; por un lado, la tesitura de violencia en nuestro país permanece inalterable, y por otro, las frías cifras que precisa el destacado jurista Miguel Carbonell no dejan lugar a dudas: en 2011 y 2012 hubo casi 28 mil detenciones relacionadas con el crimen organizado, a partir de las cuales solamente se dictaron 103 sentencias (equivalente a un paupérrimo  0.36 % del total).

Ante este panorama, regodearnos con los “logros” y fracasos del actual gobierno, en cuestiones de seguridad nacional, es francamente hacerle el “caldo gordo” y contribuir a que la opinión pública se enzarce en falsos debates y se aparte de la discusión de lo verdaderamente trascendental para el desarrollo de México. No hay que olvidar que la teoría de la Agenda setting (ya comentada previamente en este espacio) nos explica como, con plena intencionalidad, instancias gubernamentales y medios de comunicación suben unos pocos temas a la palestra a fin de que predominen en el imaginario colectivo. Lo más nefando del asunto es que el mencionado contubernio también aplica al discurso dominante del actual sexenio, énfasis que ha llegado al exasperante grado de ser totalmente monotemático: todos los problemas sociales, y por ende los dichos presidenciales, tienen alguna vinculación con su mentada (e inventada) guerra. La cual, por cierto, discurre en concordancia con el decálogo chomskyano ya mencionado, toda vez que la segunda estrategia lo dice claramente, “crea problemas y después ofrece sus soluciones”.

La conclusión que se desprende de lo comentado se plantearía en dos vertientes. Una que apunta al refinamiento y depuración de las líneas y políticas editoriales de la mayoría de los medios noticiosos mexicanos, de manera que no necesariamente prioricen todo lo procedente de la casa presidencial (sobre todo cuando el primer mandatario, como en este caso, decide erigirse en su propio vocero). Y la otra, referente al cultivo y perfeccionamiento de la recepción crítica de noticias, ya que no basta señalar las torpezas de quienes generan los hechos, hay también que cuestionar la miopía de quienes los relatan e interpretan.

22c3f15.jpg*Académico en las áreas de Periodismo y Comunicación. Actualmente es profesor en la Escuela de Periodismo de la UPAEP y en la Universidad de las Américas Puebla. Sus áreas de interés profesional son: recepción crítica de medios, hipermedios y noticias; análisis del mensaje periodístico en diarios nacionales e internacionales; ciberperiodismo; análisis y consultoría sobre arquitectura de información, usabilidad y calidad semántica en websites. Vive en la ciudad de Puebla; gusta del arte, el beisbol, el chocolate y la lluvia. Correo Electrónico: [email protected]

Columnas Anteriores

[display-posts category=»interlectura» posts_per_page=»-1″ include_date=»true» order=»ASC» orderby=»date»]

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : [email protected]
Suscripcion