Lado B
Sentencia reconoce a Comité del Agua de Atlihuetzian como autoridad competente en la gestión del agua
Este proceso crea un precedente útil para otros casos, en el que la autoridad judicial reconoce la figura del Comité del Agua Potable como el que tiene el derecho y la mejor información para autorizar o no factibilidad en los servicios de agua.
Por Lado B @ladobemx
04 de junio, 2024
Comparte

Escenario Tlaxcala

 

De acuerdo con el análisis de Daniel Hernández Hernández, investigador del Colegio de Tlaxcala y ,conforme a datos del INEGI, del 2012 hasta el 2018 se han construido 109 fraccionamientos en el municipio de Yauhquemehcan: 66 en Santa Úrsula Zimatepec, 22 en San José Tetel, 11 en San Benito Xaltocan, 5 en Huacaltzingo, 3 en San Dionisio y 2 en Santa María Atlihuetzian –aunque el Comité comunitario del agua, de 2018 a la fecha, ha registrado la construcción de 10 fraccionamientos.

Ese total de 109 fraccionamientos ocupa 2,110.34 hectáreas del municipio, incluyendo áreas de vocación agrícola.

Desde  el año de 2007 se elaboró y publicó en el Periódico Oficial el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de la comunidad de Santa María Atlihuetzian, en el que se define el uso de suelo: sólo se puede construir un 30% y el otro 70% debe conservarse como área verde o agrícola.

También puedes leer: La sed embotellada de Puebla

En el Plan Parcial se prevé el crecimiento natural de la población y se establecen desde entonces las zonas urbanizables y las de preservación.

El crecimiento acelerado de los fraccionamientos en áreas con vocación agrícola está ocasionando el agotamiento de la disponibilidad hídrica, tanto superficial como subterránea, con la sobreexplotación de los pozos, lo que trae en consecuencia la falta de agua para la población.

Esto se agravará en la comunidad de Atlihuetzian, en la que sólo hay dos pozos que surten el agua cada tres días por semana durante dos horas a las localidades que conforman la comunidad.

Los constructores y las autoridades municipales son las principales responsables de este problema, ya que los primeros presionan y las últimas son quienes otorgan los permisos de construcción las constancias de uso de suelo y los permisos para los fraccionamientos, violentando la norma establecida.

Otro de los problemas a los que se contribuye es a la contaminación del río Zahuapan, ya que los constructores sólo hacen fraccionamientos sin importar hacia dónde se descargan las aguas negras.

Muchos de estos fraccionamientos no cuentan con plantas de tratamiento como se estipula en el reglamento de construcción.

Para construir en Santa María Atlihuetzian se debe de contar con la constancia de factibilidad en los servicios dada por el Comité del Agua y la constancia de autorización de conexión al drenaje dada por la Presidencia de comunidad, como parte de los requisitos señalados en el artículo 21 de la ley para la construcción del Estado de Tlaxcala.

Podría interesarte: Aumentan los riesgos y el sufrimiento por agua en el mundo

En febrero de 2023 en el cerro de Tepenacasco, perteneciente a la comunidad de Atlihuetzian, se pretendía construir un fraccionamiento con 15 casas en un terreno de 4000 m2, a pesar de que el actual programa parcial de ordenamiento territorial de Atlihuetzian sólo permite una vivienda por cada 1000 m2, por ser área agrícola.

La forma de operar de estos fraccionamientos es pedir una toma de agua para hacer la barda y entonces construir más casas de lo permitido, intentando que los vecinos no nos demos cuenta de ello.

El Comité del Agua se negó a otorgarle la factibilidad de servicios al dueño por no cumplir la norma. El 24 de mayo el dueño interpuso una demanda de amparo contra el Comité, argumentando que se le estaban violentando su derecho humano al agua consagrados en los artículos 4, 8 y 16 de nuestra Constitución.

El 10 de julio del 2023 presentó una ampliación de demanda donde señala que el municipio ya le había concedido el permiso para construir la barda perimetral, así como el contrato para suministrar el servicio de agua potable de tipo residencial.

El 30 de abril del presente año, Carlos Alberto Ávila Muñoz, Juez Tercero de Distrito del estado de Tlaxcala, resuelve que la Justicia de la Unión no ampara ni protege al constructor contra el acto reclamado.

Por el contrario, la sentencia reconoce como autoridad competente al Comité de Agua Potable, para cuidar y gestionar de manera prioritaria el servicio de agua potable para quienes habitan la comunidad.

Este proceso nos enseña que con esta resolución se crea un precedente útil para otros casos, en el que la autoridad judicial reconoce la figura del Comité del Agua Potable como el que tiene el derecho y la mejor información para decidir si autorizar o no la constancia de factibilidad en los servicios, bajo el argumento jurídico de la norma establecida.

Nos enseña también que, al haber un Plan Parcial de Ordenamiento Urbano, el Comité del Agua puede sustentar su decisión en éste para determinar la factibilidad o no del servicio de agua potable.

Por otra parte, nos muestra que sí es posible enfrentar a los desarrolladores de vivienda que solo buscan la ganancia y no el cuidado de los territorios y particularmente del agua.Invitamos a la población tlaxcalteca a involucrarse en los procesos organizativos de sus comunidades, ya que solo así se pueden resolver los problemas que nos afectan.

Reconocemos este logro como fruto de la participación de la Mtra. Balbina Rodríguez Rodríguez quien asesoró y llevó a cabo la defensa jurídica del Comité, y del trabajo de los integrantes de dicho Comité, Alfonso Lozano Suárez, tesorero; Rubén Díaz Junco, secretario; Andrés Carmona Gutiérrez, presidente, y Luis Alberto Lobatón Lozano, vocal, que atendieron y dieron contestación a todas y cada una de las solicitudes de información, solicitudes de informes preliminares, y por su incansable lucha en defensa del agua y en contra de los abusos de los desarrolladores de vivienda.

También a la asesoría del Dr. Rodrigo Gutiérrez Rivas del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el Dr. Sergio Salgado Román y la Dra. Yacotzin Bravo Espinosa del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, así como al Centro Fray Julián Garcés que también nos ha apoyado en esta defensa del agua y del territorio.

Comparte
Autor Lado B
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx
Suscripcion