Lado B
Los notarios fantasmas de Puebla
Conoce a los notarios que más empresas fraudulentas constituyeron y la lista de aspirantes al Sistema Estatal Anticorrupción.
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
29 de mayo, 2024
Comparte

No están ustedes para saberlo (ja), pero hace unas semanas viví prácticamente atado a la silla y al escritorio (terminando incluso tuve que hacer una visita a una quiropráctica para que me aflojara los músculos de la espalda que ya tenía rígidos, pero eso no viene al caso). Tuve la fortuna de ayudar a Miriam Ramírez (una gran reportera sinaloense, mazatleca para más señas) a construir una base de datos con las casi 2 mil empresas fantasmas que el SAT declaró como tales entre enero de 2020 y marzo de 2024.

Lo que se buscaba con esa base era detectar a las y los notarios que avalaron la constitución de las empresas que más tarde se usaron, en gran medida, para simular operaciones fiscales, evadir impuestos, lavar dinero y desviar recursos públicos.

También puedes leer: ¿Y la lucha anticorrupción en Puebla?

El uso de empresas fachada no es nuevo ni en México ni en el mundo, aunque en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto se vivió un boom de su uso especialmente, o al menos visiblemente, en el gobierno tanto el federal como en los locales.

Javier Duarte en Veracruz fue el maestro, pero Rafael Moreno Valle en Puebla también hizo lo suyo, tuvo empresas fantasma hasta en la campaña de su esposa, Martha Erika Alonso Hidalgo. Luego Rosario Robles y Emilio Zabadúa vivieron su época dorada primero en Sedesol y más tarde en Sedatu.

El periodismo hizo su trabajo de poner luz en esos rincones oscuros y conocimos, gracias al trabajo de reporteros de portal Animal Político, de las empresas fantasmas de Duarte y de la Estafa Maestra. En el camino otros reporteros y reporteras aprendimos el caminito, o encontramos otras rutas, pero también hicimos el trabajo de levantar la alfombra y mostrar el polvo que escondían a esas falsas y fraudulentas empresas que solo existían en el papel.

Pero esa fue la justificación de las y los funcionarios públicos al verse descubiertos con los dedos en el quicio de la puerta: todo es legal, las empresas son legales, tienen una constitución en forma, están registradas en el SAT y en los Registros Públicos, y las obras y los servicios se hicieron.

Y en algo tenían razón, las empresas eran legales en tanto estaban constituidas y reconocidas por las autoridades fiscales y económicas, pero que no tuvieran personal, y que su dirección registrada fuese un lote baldío era, al parecer, peccata minuta.

Mientras seguíamos engolosinados, desde el periodismo, en el señalamiento del uso fraudulento de las empresas ficticias por parte de las autoridades, y es, sin duda, el gran tema como nos lo recordó hace unos días Nayeli Roldán al publicar una investigación sobre empresas fantasmas en el gobierno de Veracruz, ahora del morenista Cuitláhuac García, para contratar y pagar obras que ni siquiera se hicieron.

ueno, como les decía, mientras estábamos cazando fantasmas, dejamos un poco en el tintero a las personas que hacen legal la existencia de esas empresas de papel: las y los notarios. Una figura polémica cuyo poder de “fe pública” vuelve legal o al menos certeras algunas acciones de vida que pueden tener un referente legal.

Y sobre las y los notarios hay mucho que decir, empezando por que el cargo se ha vuelto en la práctica una especie de beca gubernamental para funcionarios que terminan un cargo, pues se entregan al final del sexenio y las otorga el gobernador en turno, y muchas veces las entregan a sus cuates.

También hay muchas historias de notarios que se apropian de terrenos y casas, o ayudan a otros y otras apropiarse de ellos (por ejemplo: Casa Alhambra, la casa que se robó un vivo e intentó vender un muerto).

Miriam decidió que era momento de mirar a las y los notarios. Digo, a cualquiera que ejerza la fe pública se le puede pasar que sin saberlo constituya una empresa que más tarde se usará para defraudar. O dos. O tres. ¿O cuatro? ¿O cinco? ¿Cuándo empieza a ser un hecho fortuito y comienza a volverse un patrón?

En la búsqueda periodística de cazar empresas fantasmas nos hemos topado con decenas de personas que no saben que son dueños de empresas que han ganado millones de pesos en contratos, que un día fueron a pedir el apoyo de una silla de ruedas al DIF y luego, años después, se enteraron que sus datos se usaron para constituir una falsa empresa, como fue el caso de Guillermo Cuenca.

¿Cómo fue entonces que Leonardo Adolfo Molina Yano, el corredor público que constituyó la empresa, dio el aval para la creación de la compañía Mantenimiento de Obras y Proyectos Cuenca si Guillermo Cuenca nunca estuvo en sus oficinas para firmar los documentos?

Luego de construir la base de información, Miriam, junto con el equipo de datos de la Unidad de Investigación del diario El Universal, creó un semáforo para valorar el nivel de, digamos reincidencia, o responsabilidad en la constitución de empresas fantasmas.

Miriam explica cómo funciona ese semáforo: “La herramienta mide tres criterios: la reincidencia del notario al formalizar empresas que posteriormente son detectadas como fantasmas; la temporalidad en la que se constituyen las sociedades, es decir, si múltiples compañías son formalizadas en un mismo día o en días y meses consecutivos, así como la vinculación de los accionistas en diversas empresas.

“La metodología fue consultada con tres especialistas anticorrupción que analizaron y emitieron recomendaciones para definir los criterios de riesgo y los puntajes de cada categoría. La calificación ubica al notario en un riesgo bajo si obtiene de tres a ocho puntos; riesgo medio si suma de nueve a 23, y en un riesgo alto cuando su índice es mayor a 23, de un máximo posible de 63 puntos”.

Y agrega: “De los 562 notarios, 34 se ubicaron en el nivel de riesgo más alto, la mitad de ellos tienen sus notarías en Jalisco y Oaxaca. Estos fedatarios validaron entre cinco y 17 empresas fachada cada uno, lo que representa una tercera parte del total”.

En ese nivel alto el semáforo detectó a un fedatario poblano: Manuel Enrique Díaz y Pérez, quien falleció en agosto del año pasado. En su haber estuvo la constitución de empresas que se usaron en el morenovallismo para simular obra en el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE).

En el nivel medio de riesgo están los siguientes notarios y notarias en orden descendente por su puntaje. En la lista está quien fuera secretario de Gobernación en el sexenio del priista Mario Marín:

Mario Alberto Montero Serrano     15        medio
Jorge Bedolla González                   12        medio
José Hugo Zurita Mercado              11        medio
Hilda Sánchez Valerio                      10        medio
Waldo Arellano Espíndola               9        medio
Enrique Camarillo Domínguez       9        medio
María Emilia Sesma Téllez               9        medio

Ojo, la investigación que realizó Miriam Ramírez solo consideró las empresas que el SAT detectó y declaró empresas fantasmas entre 2020 y marzo del 2024, pero claro que no son todos los casos posibles, es tan sólo una muestra representativa.

Acá está la nota completa en la página de El Universal.
***

Entre hoy y mañana la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción realizará las entrevistas de las 15 personas que cumplieron todos los requisitos para ser elegibles.

Entre los nombres de las personas que se postularon resaltan varias que aunque buscan un espacio en el Comité de Participación Ciudadana actualmente son trabajadores de gobierno o tienen alguna relación cercana con Morena como Sergio Díaz Sáenz, Laura Elisa Morales Villagrán, Héctor Enrique Reyes Pacheco, Manuel Alejandro Tadeo Reyes, y Maritza Méndez Cabrera.

Acá el listado completo:

Otras historias del lado oscuro

La estafa de la estafa: FGR y auditores negociaron sobornos para sabotear casos… Testimonios, un audio y miles de documentos revelan las mecánicas de extorsión, encubrimientos, y tráfico de influencias que dejaron impune al principal operador de la Estafa Maestra pese al cúmulo de evidencia. Uno de los fiscales, separado por sospecha de corrupción, es ahora un director de Justicia en la Segob.

Votar entre Balas: la guerra entre cárteles silencia la democracia en territorios de Jalisco… La guerra entre los cárteles de Jalisco y Michoacán impide que haya candidatos en algunas comunidades y los que sí se postulan prefieren no hacer campaña. Además, los habitantes temen salir a votar, si es que se instalan las casillas.

Gobiernos de MC contrataron a empresario vinculado con el CJNG… Un empresario, a quien gobiernos extranjeros le seguían los pasos por supuestos vínculos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), recibió contratos por más de 50 millones de pesos de gobiernos municipales de Movimiento Ciudadano.

Y un podcast: Una vida por otra… Este podcast es el viaje del escocés Matthew Bremner, un periodista de investigación, para encontrar la verdad detrás de un violento asesinato ocurrido en el año 2000, en un pueblo del Estado de México. Esta investigación deja al descubierto los vicios, la corrupción y muchas otras problemáticas del sistema judicial mexicano, mientras relata la lucha de un hombre por obtener justicia.

Comparte
Autor Lado B
Ernesto Aroche Aguilar
Suscripcion