Lado B
México inició una ruta aérea para expulsar a miles de migrantes
Casi 20 mil personas fueron trasladadas en 140 vuelos desde ciudades como Reynosa, Nuevo Laredo, Juárez o Saltillo a Tapachula y Villahermosa. Desde esos puntos, el INM los trasladaba a la frontera con Guatemala
Por Animal Politico @Pajaropolitico
14 de noviembre, 2021
Comparte

Alberto Pradilla

El guatemalteco Fernando Monterroso fue expulsado de México junto a su mujer y su hijo de 1 año el pasado 8 de septiembre. Funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) los trasladaron desde el aeropuerto de Tapachula, Chiapas, hasta la frontera de Talismán, un paso remoto ubicado a una hora de Tecún Umán, el principal puente internacional entre México y Guatemala. Junto a ellos, millones de migrantes fueron deportados del país a través esta frontera: 150 personas originarias de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Todos formaban parte de un grupo más grande que fue capturado en una nave de Cadereyta, Nuevo León, el 31 de agosto.

Lunes.png

En total, el INM anunció el “rescate” de 327 personas, de los que 120 serían niños, niñas y adolescentes, aunque documentos obtenidos por Animal Político señalan que, finalmente, fueron contabilizados 270. El instituto que dirige Francisco Garduño no explicó qué ocurrió con los 57 restantes.

“Estábamos esperando a que nos levantasen para ir a Reynosa. De repente, llegó la policía y nos agarró por sorpresa. Se sintió mal, lloramos todos. Vas buscando el sueño americano y que ellos te lo corten se siente feo”, explicó Monterroso.

También puedes leer: Gobierno ha convertido repatriación de restos de migrantes en espectáculo

El caso fue utilizado por el canciller Marcelo Ebrard para denunciar las malas condiciones en las que los migrantes son deportados, llegando a caer en las redes de tráfico de personas. Sin embargo, ninguno de ellos tuvo oportunidad de quedarse en México. Todos fueron detenidos, encerrados y expulsados del país, a pesar de que la Ley de Migración no permite que los menores de edad ni los familiares que los acompañan sean detenidos.

Su expulsión también está en un limbo, ya que no fueron registrados por las autoridades de Guatemala como deportados. Animal Político quiso saber cuál es la base legal para estas devoluciones, pero al cierre de la edición el INM no había dado una respuesta.

El viaje de Monterroso y su familia es ejemplo de un formato de expulsión que lleva funcionando desde el mes de mayo. Aviones fletados por el INM trasladan a migrantes centroamericanos desde poblaciones del norte como Reynosa, Tamaulipas, Juárez, Chihuahua, o Saltillo, Coahuila, hasta Tapachula, Chiapas, y Villahermosa, Tabasco. Allí son recibidos por funcionarios migratorios que los trasladan por carretera hasta la frontera, donde los obligan a dirigirse a Guatemala.

Según datos obtenidos por Animal Político a través de solicitudes de transparencia, entre el 25 de mayo (fecha en la que salieron los primeros vuelos desde Reynosa y Juárez) hasta el 30 de agosto, un total de 18 mil 965 personas fueron trasladadas a través de esta ruta aérea.

Entre las personas expulsadas había migrantes que fueron detenidos por las autoridades mexicanas, como Monterroso y su familia, y también otros interceptados por la Border Patrol de EU, devueltos a México en aplicación del Título 42, que permite las expulsiones exprés con la excusa de la COVID-19, y de ahí retornados a Guatemala.

*Foto de portada: Foto: @INAMI_mx | Twitter
Comparte
Autor Lado B
Animal Politico
Suscripcion