Lado B
Nuevo sensor con nanotubos de carbono para detectar el COVID-19
Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE UU) han desarrollado un dispositivo capaz de identificar proteínas del SARS-CoV-2 mediante polímeros asociados a nanotubos de carbono. Se trata de una técnica rápida que no requiere usar anticuerpos u otros reactivos
Por Agencia SINC @
26 de octubre, 2021
Comparte

Utilizando nanotubos de carbono especializados, ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han diseñado un nuevo sensor que puede detectar el SARS-CoV-2 sin necesidad de anticuerpos y en cuestión de minutos.

Martes.png

Según los investigadores, su sensor se basa en una tecnología que también podría usarse para generar diagnósticos rápidos y efectivos no solo para la covid-19, también para otras enfermedades epidémicas. Los resultados se publican en Analytical Chemistry.

“Una prueba rápida significa que se pueden abrir los viajes mucho antes en una futura pandemia. Puedes realizar análisis a los viajeros al bajarse del avión y determinar si deben ponerse en cuarentena o no. También podría realizarse en otros sitios, como en el lugar de trabajo”, explica el coautor Michael Strano, profesor de ingeniería química en el MIT, quien reconoce: “Todavía no tenemos la tecnología que permita desarrollar y usar estos sensores de manera rápida, de tal forma que se pueda prevenir la pérdida económica”.

También puedes leer: Así ha ayudado la hematología al tratamiento contra el COVID-19

El dispositivo diagnóstico se basa en una tecnología que usa nanotubos de carbono creada en laboratorio del profesor Strano, por lo que cuando los investigadores empezaron a diseñar un sensor para detectar el virus de la covid-19, les llevó solo diez días encontrar y probar una molécula de carbono modificada que fuera capaz de detectar y seleccionar las proteínas virales que estaban buscando, e incorporarla posteriormente a un prototipo funcional.

Este nuevo enfoque elimina la necesidad de usar anticuerpos u otros agentes químicos que cuesta tiempo generar y purificar.

También puedes leer: Tratamientos para personas hospitalizadas por COVID son poco efectivos: estudio de la OMS

Aprovechar la fluorescencia del material

La técnica del equipo de Strano se basa en los nanotubos de carbono, unos cilindros huecos de un grosor nanométrico hechos de carbono, que se vuelven fluorescentes de forma natural cuando se exponen a la luz láser.

Sus investigaciones han descubierto que envolviendo estos tubos en diferentes polímeros, pueden crear sensores que respondan a moléculas específicas reconociéndolas químicamente.

El método, conocido como Reconocimiento Molecular de Corona en Fase (CoPhMoRe), aprovecha un fenómeno que se produce cuando ciertos tipos de polímeros se unen a una nanopartícula.

También puedes leer: La COVID-19 desnuda la deficiente protección social en América Latina

Los llamados polímeros anfifílicos son moléculas que tienen regiones hidrofóbicas, que se adhieren a los tubos como anclas, y regiones hidrofílicas, que forman una serie de bucles por fuera, formando la corona que rodea al nanotubo.

Dependiendo de la disposición de los bucles, pueden encajarse diferentes tipos de moléculas objetivo en los espacios que quedan entre ellos.

La unión de la molécula altera la intensidad o la longitud de onda del pico de fluorescencia producido por el nanotubo de carbono, lo que pueden ser aprovechado para realizar el diagnóstico.

 

Continuar leyendo en Agencia SINC

*Foto de portada: El dispositivo se basa en nanotubos de carbono, unos cilindros huecos de un grosor nanométrico que se vuelven fluorescentes de forma natural cuando se exponen a la luz láser. / Agencia SINC | Adobe Stock

Comparte
Autor Lado B
Agencia SINC
Suscripcion