Lado B
Estas aves del Ártico no están preparadas para combatir la crisis climática
La rápida subida de las temperaturas ha sorprendido al arao de pico ancho, protagonista del #Cienciaalobestia y adaptado al frío del Ártico donde habita. Al analizar su comportamiento fisiológico, un grupo de investigadores ha descubierto que esta especie tiene una tolerancia muy baja al calor y está ya sufriendo una elevada mortalidad
Por Agencia SINC @
18 de julio, 2021
Comparte
El Ártico se calienta a un ritmo más rápido que el resto del planeta y los daños indirectos que este aumento de las temperaturas genera sobre la vida silvestre están bien documentados. Sin embargo, pocos estudios han analizado qué efectos directos genera este calor sobre la fauna salvaje.
Martes.png

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Experimental Biology y dirigido por investigadores de la Universidad McGill (Canadá) se ha centrado en el arao de pico ancho (Uria lomvia), un ave distribuido por las costas árticas de Europa, Asia y Norteamérica. Los científicos han observado por primera vez una elevada mortalidad por calor mientras anidan en los acantilados expuestos al sol, en turnos de hasta 12 horas

Arao de pico ancho alimentando a sus crías. / Foto: Douglas Noblet | Agencia Sinc

Arao de pico ancho alimentando a sus crías. / Foto: Douglas Noblet | Agencia SINC

“Descubrimos que los araos tienen la eficiencia de enfriamiento más baja jamás reportada en aves, lo que significa que tienen una capacidad extremadamente baja para disipar o perder calor”, indica Emily Choy, autora principal y becaria postdoctoral en el departamento de Ciencias de Recursos Naturales de la Universidad McGill.

También puedes leer: Las aves migratorias dispersan las plantas en mala dirección con el cambio climático

Choy y su equipo caminaron por los acantilados de la bahía de Hudson, al norte de Canadá, para estudiar una colonia de 30 mil parejas reproductoras. Una vez localizadas, midieron varios parámetros vitales de las aves mientras aumentaba la temperatura del aire, como el flujo respiratorio, la tasa metabólica, la pérdida de agua o su capacidad de enfriamiento.

Continuar leyendo en Agencia SINC

*Foto de portada: Kyle Elliott

Comparte
Autor Lado B
Agencia SINC
Suscripcion