Lado B
Miedo al COVID y abandono escolar minan el regreso a clases
De los 32 millones de estudiantes, este lunes regresaron a la escuela sólo 1.5 millones. En las aulas, los alumnos reportan una asistencia del 20 por ciento, por el sistema escalonado y el temor de algunos padres ante la COVID. En otras escuelas el abandono de más de un año en las instalaciones retrasó el retorno. Sin embargo, fue evidente el entusiasmo de niñas y niños que volvieron
Por Pie de Página @
08 de junio, 2021
Comparte

Arturo Contreras Camero

La calle de Trigo no veía esta algarabía desde hace 14 meses. Al mediodía, decenas de niños dejan las instalaciones del número 100, de la escuela primaria Ignacio Zaragoza, una de las pocas que retomaron actividades este 7 de junio en Ciudad de México: mil 103 planteles de preescolar, primaria y secundaria, tanto públicas como privadas. La escena es un gozo, los niños platican entre ellos, sonríen al ver a sus abuelas que van a recogerlos y les cuentan de lo mucho que los hizo escribir la maestra. Sin embargo, esta experiencia llega a una mínima parte de los estudiantes.Lunes.png

El regreso a clases no solo se llevó a cabo en Ciudad de México, sino en otros 15 estados del país. (Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz). Sin embargo, la afluencia fue bajísima. Según datos de la SEP, hoy regresaron a clases un millón 631 mil 235 alumnos, en el país. Hasta diciembre de 2020 se calculaban unos 36.6 millones de estudiantes.

Es probable que la cifra de estudiantes que se encontraron con sus maestros hoy sea mucho menor, porque las medidas de sana distancia obligan a que los grupos se dividan.

“Yo creo que de los 34 compañeros que quería ver, hoy solo vi a unos 9”, dice con una sonrisa Fernanda Amairani, del grupo 3o-A. A diferencia de lo que se anunció, ella no va a regresar a ver a sus compañeros el miércoles, sino hasta el otro lunes, y así por las siguientes cuatro semanas, que es lo que le resta al ciclo escolar.

Mónica Carranza, abuela de Fernanda, acepta su nerviosismo antes de traerla, pero confía en que las instrucciones de cuidado sanitario que le dio a su nieta hayan funcionado. “Me sentí bien, porque ella se moría de ganas de regresar, lo que hicimos fue hablar con ella, de que tenía que usar el cubrebocas, estarse lavando las manos, usar su gel y no prestar nada de sus artículos de protección”.

Mónica es una de las madres de familia más involucradas en los procesos de renovación en esta primaria, asegura que desde hace un par de semanas empezaron a limpiar la escuela entre los padres y a contactar a otras familias para planear el regreso.

También puedes leer:  Investigación sobre vacunas COVID para niños y niñas arroja buenos resultados

“Lo más importante es que los otros papás y mamás sean responsables y no mientan si sus hijos están enfermos, que sean conscientes y que no los traigan”, acota Mónica. Ese paso, de hecho, es el primero de los filtros de seguridad de las escuelas, el que viene de casa, de la corresponsabilidad. El segundo es un filtro sanitario sencillo, con toma de temperatura y gel antibacterial a la entrada de los colegios; y el tercero parece novedoso en la Ciudad, aunque quienes lo realizan dicen que llevan un rato haciéndolo.

“El tercer filtro consiste en ir a los salones, recorrerlos uno por uno y preguntarle a los alumnos si alguno se siente mal; es en caso de que se nos vaya alguno en los otros dos filtros”. El que habla es el doctor César Gustavo Dávalos, de los servicios de salud de la alcaldía Iztacalco. Este tipo de células, a las que él pertenece, estarán haciendo revisiones en las escuelas y remitiendo a los niños que lo necesiten al centro de salud más cercano.

Continuar leyendo en Pie de Página

 

*Foto de portada: En las escuelas oficiales de la Ciudad de México el retorno a clases es voluntario. En la escuela primaria General Ignacio Zaragoza aproximadamente llegaron la mitad de los niños y niñas que conforman cada uno de los salones / Foto: María Fernanda Ruíz | Pie de Página

Comparte
Autor Lado B
Pie de Página
Suscripcion